Retail

Las tierras en barbecho salen al rescate del aceite de girasol

  • En España hay actualmente 2,2 millones de hectáreas de barbecho
El rendimiento del girasol en secano es de 1.000 kilos por hect?rea
Valladolidicon-related

El sector agrario prevé que esta oleaginosa ocupe casi la totalidad de las 600.000 hectáreas que liberará la PAC, lo que podría reducir un 68% las importaciones de Ucrania.

La liberación de las tierras de barbecho para amortiguar la falta de materias primas provocada por la invasión de Ucrania aprobada por el Ministerio de Agricultura permitirá cubrir el 68% por ciento de las importaciones de aceite de girasol de ese país, pero tendrá un impacto nulo en el caso de cereales como el maíz y del trigo.

En España hay actualmente 2,2 millones de hectáreas de barbecho y superficies de interés ecológico (SIE) en las que en esta campaña se podrán sembrar trigo, girasol y maíz sin perder las ayudas de la PAC. Sin embargo, el presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, calcula que solamente se cultivarán unas 600.000 hectáreas, una cifra que manejan también en el Ministerio de Agricultura.

"Hay mucho terreno que es malo y se le deja descansar un año para que haya producción en la campaña siguiente", afirma el dirigente agrario. Como ejemplo, en Castilla y León Comunidad se dejan anualmente unas 500.000 hectáreas sin cultivar, pero solo 120.000 son obligatorias, mientras que el resto son voluntarias.

Donación Dujo explica que las 600.000 hectáreas que estima que se pondrán en producción irán fundamentalmente al cultivo del girasol "y algo a maíz", pero será nulo en el caso del trigo ya que ya no da tiempo a que se puedan sembrar por el ciclo agronómico de este cereal.

La siembra del girasol se verá fundamentalmente impulsada por los precios históricos que se están dando en esta oleaginosa. La pasada semana su cotización se situaba en 644 euros por tonelada, prácticamente el doble que la campaña anterior, un alza que crecerá todavía exponencialmente. De hecho, algunas comercializadoras están ofreciendo ya contratos de hasta 1.000 euros por tonelada para la producción de la campaña que ahora comienza.

Si tomamos como indicador esas 600.000 hectáreas con un rendimiento medio que Dujo sitúa en 1.000 kilos por hectárea en secano el incremento de la producción de girasol alcanzaría las 600.000 toneladas. Teniendo en cuenta que el aprovechamiento de las pipas de girasol es de un 42%, este aumento de producción permitiría generar 252.000 toneladas de aceite, un 67,7% de las 370.000 toneladas que importamos de Ucrania, país en el que la UE prohíbe comprar pipas y tortas -el material vegetal que queda una vez molturado y que se utiliza para alimentación animal-.

España produjo en 2020, según el MAPA, 878.000 toneladas de pipas de girasol, cantidad a la que hay que sumar importaciones de 993.000 toneladas, fundamentalmente de Rumania y Bulgaria.

En el caso del maíz, un cultivo de regadío, Dujo considera que la medida tendrá poco recorrido debido a que las necesidades de agua son muy elevadas y que el precio de la energía, gasoil o fertilizantes están disparados.

El presidente de Asaja Castilla y León considera que la posibilidad de aprovechar los barbechos es una medida "positiva y necesaria porque lo que se produce aquí no lo tendremos que traer de fuera pero lo que hace falta es que se mantenga en el tiempo porque ya hemos dicho que Europa lleva mal camino. Eso de no producir y comprar a terceros significa tener que pagarlo caro y estar en manos de otros. Que aprenda Europa".

El maíz retrocede

Desde Aragón, segunda provincia en España en superficie de maríz, Gerardo Torralba, técnico de la Asociación de Productores de Maíz, es menos optimista sobre los efectos que tendrá la medida sobre este cultivo. "En la provincia de Huesca no hay tradición de sembrar girasol en secano y con los agricultores que he hablado lo han rechazado porque al final se lo comen los jabalíes. En el caso del regadío el principal limitante que tenemos es el agua ya que este año no tenemos la suficiente", afirma.

En su opinión, aunque el maíz goza también de unas buenas cotizaciones -340 euros tonelada, un 40% más que en campañas anteriores-, este cultivo perderá terreno en regadío ya que muchos cultivadores de este cereal apostarán por el girasol "que necesita menos agua y fertilización, además de que las expectativas de precio son buenas". Explica en este sentido que "en Huesca mucha gente realiza doble cultivo, un cereal de invierno que cosecha lo antes posible y en mayo o junio siembra maíz. Muchos cultivadores habían ya decidido que parte de esa superficie se iba a destinar a girasol aunque puede que varíe la situación si las reservas hídricas aumentan en primavera, pero vamos es difícil".

El pasado año se produjeron en España 4.2 millones de toneladas de maíz con Castilla y León y Aragón como principales productoras. De Ucrania se importaron 2,45 millones de toneladas.

En el caso del trigo, nuetro país depende también de los mercados ruso y ucraniano para satisfacer su demanda. En este caso, el Ministerio de Agricultura ha optado por permitir la importación de países como Estados Unidos, Argentina y Brasil, pese a que incumplen los Límites Máximos de Residuos de productos fitosanitarios establecidos en la UE, una medida no ha gustado demasiado a la Comisión Europea.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud