Podcasts

¿Quién quiere recoger la aceituna? El campo no encuentra mano de obra

  • La falta de trabajadores retrasa la campaña y reduce la calidad
  • La mecanización de los procesos de recogida es cada vez mayor
  • Los sindicatos piden mejores salarios y condiciones para los temporeros
Madridicon-related

Encontrar mano de obra para recoger la aceituna está siendo complicado en algunas zonas de España. Se trata de un fenómeno que enfrenta a los productores, que llevan años advirtiéndolo, con los sindicatos, que niegan la falta de personal y destacan la buena marcha de la campaña, que se desarrolla de octubre a febrero, más o menos.

Las cooperativas, que agrupan un 70% de la producción olivarera, llevan tiempo lidiando con una mayor necesidad de mano de obra y una menor disponibilidad. Sobre todo en algunas zonas de sierra, donde el trabajo es más estacional. Antes solucionaban este problema recurriendo a trabajadores extranjeros, pero los cambios en la normativa laboral lo han vuelto imposible, según denuncian las cooperativas.

Por ejemplo, en la provincia de Córdoba llegaban a contratarse hasta a 4.000 trabajadores extranjeros para la campaña, que cuando terminaba regresaban a sus países de origen.

¿En qué se traducen estos problemas para contratar? En que las empresas no pueden recoger la aceituna todo lo temprano que querrían, lo que conlleva retrasos en la campaña, pérdida de calidad y peores precios en la liquidación, aseguran, en declaraciones recogidas por EFE.

En este sentido, el gerente de Asaja en Ciudad Real, Agustín Miranda, apunta que el principal problema ahora mismo es que se tarda en formar las cuadrillas al principio de la campaña. También destaca que antes era más habitual que acudieran más temporeros de otros países, muchos del este de Europa, pero con la pandemia este proceso se ha complicado.

Desde COAG coinciden en que hay menos gente que otros años, pero no creen que sea una limitación, porque la cosecha es mucho más corta. E insisten en que la campaña se está desarrollando con normalidad, salvo en el caso de algunas cuadrillas que ha costado completar, e incluso han quedado incompletas.

También advierte de que el olivar se encuentra en un proceso de mecanización forzada, ya que cada año cuesta más contar con los temporeros necesarios, algo que arrastran desde hace años.

Incluso en zonas como la provincia de Jaén, en la Sierra de Segura, donde el sistema sigue siendo el tradicional, con lugareños, familias o temporeros habituales de otros pueblos de Andalucía, se han implantado empresas de recogida que ofrecen maquinaria especializada y que agilizan la recolección. Una opción a la que recurren cada vez más pequeños y medianos empresarios.

Los sindicatos piden mejores salarios y también mejores condiciones para los temporeros

En este sentido, desde UGT afirman que la maquinaria está marcando el tiempo de trabajo en los campos. Lo que denuncian es que la recogida va bien, pero que los epresarios quieren recoger antes la aceituna, reducir los tiempos a la mitad, y que por eso dicen que les falta mano de obra.

Por último, desde Comisiones Obreras le dicen a los empresarios que si los trabajadores no acuden a lla llamada del campo es por los bajos salarios y por el poco futuro que le ven al sector con tanta precariedad. Y piden mejorar la remuneración de los temporeros y sus condiciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud