Opinión

Afganistán: un reto para la Unión Europea

Los talibanes ya dominan en conjunto del país.

El regreso del dominio de los talibanes a Afganistán no sólo es un fracaso diplomático y militar. Las pérdidas económicas son también históricas, considerando los 2,26 billones que la reconstrucción del país absorbió desde 2002.

La mayor parte de esos recursos procedieron de EEUU, pero no debe minusvalorarse el impacto en la UE. No en vano Afganistán ha sido el principal beneficiario de la ayuda al desarrollo europea en las últimas dos décadas. Y, aún más importante, la Unión puede convertirse en el principal damnificado del nacimiento de este nuevo Estado fallido.

Afganistán constituye el principal territorio emisor de inmigrantes ilegales hacia la UE. Ese fenómeno amenaza con multiplicarse y generar una crisis migratoria de efectos impredecibles.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud