Opinión

El tiovivo de la reforma de las pensiones

Urge acometer una reforma de las pensiones que asegura su viabilidad futura

No hay semana en que el tema de las pensiones no esté en el candelero. Si se reforma por acá, por allá o por acullá. Que los acuerdos del Pacto de Toledo van en serio. Que si se posponen. Que si aquí decidimos una cosa y luego vendrán los amigos de Bruselas y marcarán otros derroteros sobre las pensiones. Que, si éstas se revalorizan según el Índice de Precios de Consumo, que electoralmente tiene su encanto, o no. En fin, un auténtico tiovivo de noticias al respecto en el que, a decir verdad, nadie tiene claro cuál será el futuro. Con todo, algo sí parece indiscutible: se trata de demorar la edad de jubilación para que la efectiva coincida con la legalmente establecida, incentivar la demora en la jubilación y penalizar la anticipada, así como ampliar el período de cómputo para calcular la pensión que en 2022 será de 25 años, y promover ese fondo público para animar los planes de pensiones con especial incidencia en los autónomos y las pymes.

El apremiante asunto del sistema de pensiones no es, desde luego, algo nuevo. Llevamos años con esa cantinela. Se han dado pasos adelante, luego se ha rectificado por la reacción de la sociedad y la voz reivindicativa de los pensionistas, que con tantos millones de votos pueden hacer decantar los resultados electorales en una u otra dirección, y entre una cosa y otra, la casa sigue sin barrer.

Los pasos adelante  se rectifican por la importancia de los millones de votos de los pensionistas

El quid arranca de las consecuencias demográficas y la incidencia en el sistema de pensiones. Más longevidad y el envejecimiento de la población que si hoy los mayores de 67 años no llegan al 20%, a partir de 2040 representarán el 30%; el descenso de la tasa de natalidad, cayendo los nacimientos por cada mil habitantes, y la evolución de las rentas del trabajo que durante los últimos años disminuyen y que, además, hasta cierto punto, andan amenazadas por los avances tecnológicos, la globalización, la propia crisis, los robots trabajando…

Se van proponiendo medidas, como actuaciones indirectas: reducción de la economía sumergida y aumentar la recaudación tributaria; medidas estructurales consistente en la mejora del crecimiento potencial de nuestra economía a través de un mercado laboral más eficiente y un capital humano cualificado; tasas de empleo más altas y, cómo no, la calidad del modelo económico-productivo de España. Se confía igualmente en el papel de los inmigrantes, a modo de salvavidas.

Urge plantear soluciones a largo plazo pensado en la sostenibilidad futura del sistema

Y se proponen actuaciones directas: retraso en la edad efectiva de jubilación, aludiendo a que gozamos de más años de vida y una mejor calidad que permiten posponer la edad de jubilación y los cambios tecnológicos que conllevan menos esfuerzos físicos y menor desgaste; ajustes automáticos para la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones y la flexibilización entre vida activa y jubilación. Entretanto, hay pensiones que superan a los salarios y todo el proceso de automatización que entraña la revolución tecnológica apeará a un buen número de trabajadores en activo. Así que más que parchear cada año el problema de las pensiones, con sus consiguientes revalorizaciones, en parte, insistimos, para ganarse la fidelidad del voto de los pensionistas, hay que plantear soluciones a medio y largo plazo pensando no solo en la suficiencia de las pensiones, sino en su sostenibilidad futura. Uno de los ejes del estado del bienestar está amenazado.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Jose
A Favor
En Contra

José María, sabes tan bien como yo que la bomba de relojería acabará estallando. Jugar a los jueguecitos electorales con dinero alemán es peligroso José María. Hazme caso. A veces se enfadan. Y si hay inflación y se mofan de ellos, se ponen muy nerviosos. Ya no queda margen para comprar elecciones con el dinero de otros. Y cavar más honda la tumba de los niños no está bien. Yo al menos creo que no es muy democrático, pero bueno, igual es una impresión personal mía, de otros tiempos. Hoy se lleva ser muy progresista y guay, pero con recursos de otros, claro. No tenemos solución ninguna, ninguna, ninguna. 40 años lavando cerebros da para que la sociedad crea tener derecho a exigir lo que la caja no puede pagar. Y eso es muy muy peligroso, pero es el castillito que decidieron construir sobre pies de barro, y se va a caer.

Puntuación 40
#1
bassinger51
A Favor
En Contra

El diagnóstico hace años que lo sabemos...pero las soluciones no se acaban de concretar....Escrivá intenta medidas pero deberian tener el consenso de todos, olvidándose de tácticas electorales.Los Pactos de Toledo originarios tuvieron consenso....los de ahora....cada partido sigue su táctica.

Puntuación 17
#2
Prof Gay, por favor, vuelva a exigir la INTERVENCIÓN DE ESPAÑA.
A Favor
En Contra

Prof Gay, este desgobierno comunista está haciendo todo lo necesario, siguiendo la hoja de ruta de Soros, para sacar a España del Euro; podría Vd por favor volver a pedir la intervención de España ya por la UE ? ya lo hizo Vd en un artículo anterior, hágalo otra vez, por favor, pero con más fuerza, en Bruselas parecen no darse cuenta de la catástrofe española, tienen que intervenir YA !. Dentro de poco será tarde.

Puntuación 14
#3
alf
A Favor
En Contra

No "hay pensiones que superan a los salarios", es que la pensión media ya es más que el salario medio. Es ESPAÑA resumida en una frase: "Se gana más dinero sin trabajar que trabajando, porque da votos". Es la principal partida de gasto público, mayor que todas las demás juntas. El que diga que puede arreglar el déficit, sin eliminar las pensiones, y sin subir (todos los años) los impuestos, sencillamente miente, o es tan ignorante que lo cree de verdad. Hay algunos que dicen que con las TV autonómicas y el Senado no hace falta bajar las pensiones ni subir los impuestos jajajajaja cuantisima cultura financiera falta.

Puntuación 6
#4
Nicaso
A Favor
En Contra

Si las pensiones no fueran un instrumento político de captación de votos otro gallo nos cantara. Cualquier empresa de seguros tendría solucinado el problema pero el Estado generó un sistema de reparto donde prima la solidaridad por encima de la contribución.

La realidad es que es un tema sin solución alguna. Años llevan mareando la perdiz y solución definitiva ninguna. Esto me recuerda el tema del aborto que lleva pendiente de decisión por lo menos 9 años. Supongo que es una patata caliente y nadie quiere tomar decisiones, así que a dormir el sueño de los justos esperando, digo yo, a que lo declaren un derecho humano y quitarse, nunca mejor dicho, el muerto de encima.

Sr. profesor, esta es nuestra España que por no llegar ni llega cañí. Que lejos queda la España que cantó Cecilia, esta España empieza a no ser nuestra.

Puntuación 9
#5
Usuario validado en Google+
Barrunta Ranchos
A Favor
En Contra

No hay que ser un premio Nobel para saber que si cotizamos en torno al 25% de nuestra base durante 40 años (muchos pensionistas han cotizado menos) hemos cotizado para cobrar durante 10 años, y la media de cobro actual es de 20 AÑOS. Por populismo electoralista no ha habido ningún partido que se haya atrevido a explicar algo tan sencillo a los actuales pensionistas. Todos saben que será Bruselas quien obligará a una Grecia 2.0, con RECORTE de las pensiones ACTUALES. Sin eso no hay solución posible. Recortar un 3% adicional a los futuros pensionistas sus pensiones además de injusto no soluciona nada de nada. La alternativa, como en Grecia, es salir del euro y volver a la peseta (y perder un 35% de poder adquisitivo los señores pensionistas y funcionarios).

Puntuación 5
#6