Opinión

3,..., 1, 0 ¿la cuenta atrás para las empresas españolas?

Lecciones que las empresas tradicionales deben extraer de Ant Group, la plataforma de pagos de Alibaba

No hay equivocación en el título de este artículo. No se ha borrado el número "2" de esta particular cuenta. Lo entenderán si se animan a seguir leyendo y de paso conocerán la mayor startup de finanzas en el planeta.

Ant Group es su nombre. Y ha llegado a esta posición gracias a ser la plataforma de pago y de servicios de Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico. Sus resultados del año 2020 impresionan, unos ingresos de 71.985 millones de dólares que suponen un crecimiento del 62% frente al ejercicio anterior y un beneficio neto de 21.080 millones de dólares que mejora en un 85% el de 2019. Ant Group, con sede en Hangzhou, conocida como el Silicon Valley chino, controla el 70% del mercado de pagos móviles en su país y da servicio a un total de 960 millones de clientes, en el que dos de cada diez ya están fuera de China.

La ambición de convertirse en un supermercado financiero le ha llevado a abrirse camino internacionalmente a golpe de talonario. En 2018 pagó 880 millones de euros por MoneyGram, el líder americano de las remesas. También ha invertido en la india Paytm, la tailandesa Ascent Money y la surcoreana Kakao Pay. La guinda de esta estrategia corporativa iba a ser la salida a Bolsa a finales del pasado año, la más grande de la historia con un importe total de 270.000 millones de euros, pero se canceló por el gobierno chino que no veía con buenos ojos tanto poder en una única empresa. Abrumadoras cifras e intervenciones estatales aparte, es evidente que Ant Group es un buen ejemplo de la innovación que está sufriendo las finanzas con las conocidas como fintech, empresas de nueva creación en este sector que se apalancan sobre la tecnología.

Los pagos a través de Alipay son el negocio fundamental de Ant Group, sin embargo, la empresa está creciendo rápidamente con nuevos servicios que van desde la gestión de activos hasta los préstamos y seguros. Servicios como Ant Fortune (plataforma de gestión de patrimonio), Zhima Credit (sistema de calificación de riesgos o scoring financiero además de un programa de fidelización) o Ant Forest (aplicación que busca concienciar a los ciudadanos de llevar una vida más saludable y respetuosa con el medio ambiente) son una muestra de esta diversificación.

Pero para lo que nos ocupa aquí tenemos que destacar su servicio MyBank, un banco exclusivamente digital, muy enfocado a los autónomos y a las PYMES que desde su creación en 2015 ha concedido más de 290 billones de dólares en préstamos bajo el modelo 3-1-0. Una oferta imbatible que se resume en "3 minutos para solicitar el préstamo, 1 segundo para su aprobación y 0 intervención humana". En todo el proceso no precisan de personal alguno pues el big data y la inteligencia artificial hacen todo el trabajo. Además, la cantidad de información que Ant Group posee de sus clientes le permite además hacer gala del menor nivel de impagados del sector, un 1%. Por eso nos preguntamos si el slogan 3-1-0 puede ser la cuenta atrás para la desaparición de las entidades que no sean capaces de digitalizarse a la velocidad china.

A principios de este año Jack Ma, el fundador de este grupo, aseguró que los bancos tradicionales son dirigidos como "viejas casas de empeño". Más allá del exabrupto contra uno de sus competidores, es una realidad la debilidad de las empresas europeas de finanzas pero también del retail, y lo que es peor el desplome de sus valores bursátiles. Si las empresas incumbentes de esta parte del mundo quieren defender su cuota de mercado están obligados a innovar y prestar una atención excelente al cliente, dos áreas en las que destacan las fintech exitosas,

Por todo lo anterior se requiere una transformación completa y "enseñar a bailar a los elefantes como gacelas" que así resumieron los investigadores de CISE en su reciente informe sobre intraemprendimiento. En la búsqueda de mantener vivo el espíritu de innovación las grandes empresas se sienten torpes, su estructura paquidérmica les impide ser ágiles como las fintechs. Pero la música está sonando, y la pista de baile se está poblando con infinidad de gacelas bailonas, de hecho, se estima que actualmente hay ya más de 20.000 fintechs operando en los mercados financieros.

Este momento recuerda a un agujero negro, donde las leyes convencionales de espacio y tiempo no resultan aplicables. Las corporaciones tienen que "desaprender" la cultura de gran empresa para volver a sentir el ansia de innovación. Esperemos que la amenaza china del "3, …, 1, 0" junto con la oportunidad del emprendimiento corporativo lleven a muchas grandes empresas a aprender a bailar como estas gacelas fintech y así salvarse.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vio
A Favor
En Contra

Interesante constatar las inversiones millonarias que la empresa que se cita en el artículo, Ant Group ha hecho en numerosos sectores. Desde luego, si fuera una empresa española, Hacienda andaría detrás de ella como un lobo hambriento para succionarle la mayoría de sus beneficios. Me parece imposible que una empresa así pueda salir del paupérrimo tejido empresarial español, y por otra parte constatar que si el articulista pretende que la banca nacional siga sus pasos, aunque seguramente es lo que debería hacer, que va a ser de sus empleados, carrozas incapaces la mayoría de adaptarse a esa nueva gestión de grandes volúmenes de datos, si no es que directamente sobran. Toda la razón al articulista que sin duda debería poner de manifiesto el atraso europeo de todo tipo cuyos dirigentes están preocupados por numerosas cuestiones de medio ambiente, integración familiar y racial, bienestar inclusivo, etc., y que rápidamente está perdiendo el tren del desarrollo económico, científico, tecnológico y financiero de los países que van a ser punteros en el futuro. La vieja Europa lleva camino de convertirse en una momia.

Puntuación 2
#1
ja gm
A Favor
En Contra

Inquietante... los chinos nos van a "esclavizar" a todos... en realidad pueden automatizar tanto con BigData e IA con sus ciudadanos porque allí nadie quiere ni puede tener privacidad... pero que no se equivoquen eso no será igual fuera de allí y eso será insostenible...

Puntuación 2
#2