Opinión

Indultos con vaselina

Escasas críticas internas en el PSOE a los indultos que Pedro Sánchez prepara

Este gobierno de la propaganda y el engaño que tanto recurre a la memoria histórica, se olvida y tergiversa la memoria reciente para responsabilizar ahora sin escrúpulos al gobierno de Mariano Rajoy del golpe de Estado del 1-O en Cataluña, con el doble objetivo de blanquear a los golpistas y de justificar unos indultos injustificables que, como reflejan las encuestas, rechazan más del 61 por ciento de los españoles, muchos de ellos votantes y afiliados socialistas que se sienten traicionados y humillados las claudicaciones de Sánchez y el sanchismo ante los que quieren destruir España, a cambio únicamente del puñado de votos que le permiten mantenerse en La Moncloa.

Claro que lo que piensen los españoles y los socialistas a Sánchez ni le interesa ni le importa. Ya hemos visto lo que ha tardado el presidente del Gobierno en responder a la propuesta de militantes y dirigentes del PSOE de someter la decisión de indultar a los golpistas catalanes del 1-O. Ni 24 horas pasaron para que les recordara que la decisión de indultar es competencia del Gobierno y que, faltaría más, en Moncloa y en el partido se hace lo que se le antoja a su sancha voluntad, previa consulta con el colega barranquista Iván Redondo.

Una demostración más de cesarismo dictatorial, ante la que los piantes barones harán exactamente lo mismo que ya hicieron cuando el caudillo monclovita decidió unir sus destinos a Pablo Iglesias y Podemos. Como ahora con los indultos, Sánchez ni consultó a la Ejecutiva, en teoría el máximo órgano de dirección del partido, "que Sánchez ha convertido en un ente sumiso e inoperante", ni tampoco a los barones regionales hoy, como entonces, siguen en el secreto de lo que se está negociando con ERC, bajo qué condiciones y a qué precio. Todos salvo Miquel Iceta, porque "en este asunto como en casi todo, el PSC manda y el PSOE obedece".

Una decisión esta de indultar que, el ex presidente del Gobierno, Felipe González ha sido rotundo al afirmar que "en estas condiciones no lo haría" y que, como ha señalado acertadamente el que fuera su vicepresidente, Alfonso Guerra, "políticamente es completamente indeseable y jurídicamente es ilegal" porque no hay arrepentimiento ni tampoco interés general que lo justifique. Al contrario. Por mucho que quieran disfrazarlo de naturalidad y de normalidad democrática, el único objetivo de esos pretendidos indultos no es otro que la supervivencia de Pedro Sánchez y su gobierno.

Decía Emiliano García-Page en diciembre de 2019 que no quería vaselina para Reyes. Pues hoy, como entonces, falta le va a hacer. A él y al resto de los barones del PSOE, que en privado critican y no paran al secretario general mientras que en público solo algunos se pronuncian para luego acatar sumisos, consentidores y sin intenciones de moverse decisiones como esta de los indultos contrarias al sentir de sus votantes y a sus propias convicciones e intereses.

Por mucho que les espanten los indultos y lo que se temen viene después, porque detrás de los indultos vendrán la Mesa de Negociación con Junqueras de cuerpo presente, el referéndum pactado y las nuevas cesiones al PNV, ni García-Page, ni Lambán, ni Fernández Vara van a moverse y de Tximo Puig ni hablamos porque sabido es que habla por su amo. Y eso, a pesar de que son conscientes de que van a pagar los arrebatos de su jefe en los próximos comicios autonómicos.

Y como prueba sólo ver que, hasta el momento, ninguno de ellos ha liderado ese escrito de militantes de hasta seis federaciones regionales del PSOE a la Comisión de Garantías en el que exigen a Pedro Sánchez que no se salte los Estatutos del partido y no impulse ni conceda los indultos a los condenados del Procés. Escrito que se amplía con la amenaza de llevar el caso a los tribunales de justicia en dos semanas si el Presidente del Gobierno y secretario general del partido socialista se mantiene en sus trece y la citada Comisión de Garantías no le obliga a lo contrario.

En este PSOE del sanchismo, la hora de los valientes ni está ni se la espera. Se fue con Rubalcaba y con Javier Fernández, y entre lo que queda falta la materia prima. Callan como los corderos, pese a la pérdida de crédito político y de votos que van a tener que afrontar en sus comunidades respectivas". Pues eso, vaselina y para todos.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

mi
A Favor
En Contra

Lo peor esta por venir, los indultos que hacen crujir las leyes y resoluciones de TS no es mas que el principio _.Del Fin?._, Pues que van a negociar de estado catalan a estadillo español en la mesa de reunion, porque si, se comeran un buen jamos serrano que diria pedro sanchez, y beberan un buen vino, pero en la mesa lo unico que esta encima es la indepenedencia catalana. Posiblemente empezaran por trasmitir a catalufos la agencia tributaria, cuyo fin es tener todas las competencias necesarias para la independencia, que vendra despues via referendum o no, que mas da. Y estas actuaciones por ahora presuntas, conllevan consecuencias juridicas, politicas, y penales?

Puntuación 0
#1
NANO
A Favor
En Contra

Lo que usted quiera, pero el robo fiscal a los catalanes ( indepes o no ) del estado español continúa

Puntuación -3
#2
Aquí apesta a facha ladron
A Favor
En Contra

Recordemos para quie lea esto que para esta gente poner unas urnas es un golpe de estado. Pero que aparezca un grupo militarizado coordinado de fuerzas militares y policiales, junto a políticos, a tiros en el Congreso y salgan tanques a la calle. No.

Esos eran merecedores de indultos, pagas y todo tipode loas y vítores. Ya se sabe que aquí amenazar de muerte y estar con entidades terroristas Gal. Es lícito el indulto. Al igual que cualquier tipo de dinero público por parte de políticos o Marido de María Rosa Quintana. Ahí se es merecedor de indulto e indemnizacion por ser grandes españoles en defensa de las instituciones adineradas..

Puntuación -3
#3
Facior
A Favor
En Contra

No se cansen señores comentaristas, cuando la preferencia personal sustituye a la lógica, verdad es lo que a cada cual le gusta. Para alguien muy importante ETA no mató nadie, ni siquiera a Ernest LLuch. Los independentistas solo quieren ser parcialmente independientes. Pretenden tener todas las ventajas de ser parte de España; pero sin ninguna obligación. ¿Por qué no piden que se les apliquen aranceles a los productos catalanes que se vendan en Aragón y otras partes de España. Eso establecería un escenario también parcialmente independiente; solo para vender; pero la independencia que pretenden es la contraria: Exportar sus productos como si no fueran independiente; pero serlo para aportar impuestos. Así cualquiera. Pidan que les les apliquen aranceles como a países independientes y verán como nadie se opone.

Puntuación 0
#4