Opinión

Una solución inaceptable

El presidente Pedro Sánchez, favorable a los indultos para mantenerse en el poder

Así califica el Tribunal Supremo la intención de la factoría Sánchez&Redondo Producciones de indultar a los presos golpistas catalanes. Solución inaceptable porque no hay arrepentimiento ni tampoco interés general que lo justifique. Al contrario. Por mucho que quieran disfrazarlo de naturalidad y de normalidad democrática, el único objetivo de esos pretendidos indultos no es otro que la supervivencia de Pedro Sánchez y su gobierno. Algo que, como le recordó el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, no depende de su voluntad, depende de su necesidad, recordando que necesita imperiosamente el apoyo de los separatistas catalanes, de los nacionalistas del PNV, de los filoterroristas de EH Bildu y del resto de los "Frankestein" para permanecer al menos hasta el final de la legislatura.

La cesión de las competencias en prisiones al País Vasco, ha sido el primer pago del chantaje permanente a que se somete, mientras prepara las regalías del segundo en forma la prometida Mesa de Negociación con ERC y los puigdemones y los citados indultos a los condenados por malversación de fondos y la sedición del 1-O.

El Supremo, en un auto magistral, ha colocado a Sánchez ante el esperpento de sus demagogias y de sus servidumbres porque no se puede hablar de venganza cuando los condenados lo han sido en un juicio justo, con todas las garantías procesales y la máxima transparencia. No se puede hablar de revanchas cuando los propios condenados han reconocido los hechos de los que se les acusa que la justicia considera sedición. Y no se puede hablar de concordia cuando esos mismos condenados no sólo no se han retractado, sino que amenazan con volverlo a hacer.

En Moncloa ya nadie niega que los indultos están sobre la mesa, aunque matizan que deberán esperar al menos hasta que se celebren las primarias en Andalucía. Los había prometido para el 10 de junio, pero anunciarlos antes sería dar baza a Susana Díaz que esgrime como lema de campaña su independencia de Moncloa frente al sanchista y alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Indultos que además del rechazo del Supremo tienen también el informe contrario de la Fiscalía y que, de promulgarse podrían ser fraude ley puesto que, de acuerdo con la vigente Ley de 18 de junio de 1870, de Reglas para el ejercicio de la Gracia de indulto, los indultos deben ser individuales, no colectivos y atendiendo a las circunstancias de cada caso por razones de "justicia, equidad o utilidad pública, a juicio del Tribunal sentenciador" que no se dan en este caso.

Algo que debería conocer nuestro actual presidente del Gobierno de España, al que sostienen los enemigos de España, como también que esta misma Ley impide indultar a los reincidentes en la misma clase de delito, a no concurrir circunstancias especiales; "porque no son dignos de la gracia, que si se les otorgase produciría el funesto efecto de favorecer la impunidad y de alentar al delincuente en la senda del crimen. Y como reincidencia debe ser considerada la ausencia de arrepentimiento y la voluntad expresada de reincidir como han hecho los políticos presos de Cataluña

Hablar de que hay revancha y hay venganza en una sentencia que el propio Sánchez se comprometió en 2019 a acatar y respetar es también acusar indirectamente a los jueces del Tribunal Supremo de prevaricación, además alinearse de manera vergonzosa con el mensaje de los golpistas, cuando transmiten a los jueces y gobiernos europeos, quienes deben decidir la extradición de Puigdemont, que España no es una democracia plena en la que hay presos políticos, en lugar políticos convictos y confesos por delitos contra el Estado de Derecho y la Constitución.

Como me comentaba un ex diputado socialista, de los purgados precisamente por la mano vengativa del sanchismo, lo que hace ahora Sánchez, que es "rehén de los independentistas", y lo que lleva haciendo desde que ocupó la poltrona en La Moncloa "es vender a los más de tres millones de catalanes que se sienten españoles y mantenerse en el poder a costa de erosionar las instituciones y acabar con las libertades y el Estado de Derecho". Amén.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud