Opinión

Consecuencias económicas del bloqueo del Canal de Suez

El Ever Given, el carguero que ha puesto en vilo el comercio mundial

Con una eslora de 400 metros y una manga de 59 metros, el Ever Given es uno de los buques portacontenedores más grandes del mundo. Podemos imaginar las implicaciones de que un buque de semejantes características haya bloqueado el Canal de Suez, causando un enorme atasco en una de las arterias marítimas más transitadas del mundo.

El Canal de Suez conecta el Mediterráneo con el Mar Rojo permitiendo acortar hasta un 88% la ruta marítima entre Europa y el sur de Asia, evitando rodear el continente africano y ahorrando costes y semanas de navegación.

La construcción de los 72 km del nuevo Canal, que fluye paralelo al antiguo, permitió maximizar los beneficios reduciendo el tiempo de tránsito y de espera de los buques mientras aumentaba el tráfico marítimo diario, pasando de 49 buques actuales a una previsión de 97 en el año 2023. Ello permitirá incrementar los ingresos hasta un 259%, impactando positivamente en las finanzas del Gobierno egipcio.

El impacto para Europa es aún mayor por su dependencia a los productos de Asia

Más del 80% del total de mercancías transportadas a nivel mundial lo hace por vía marítima, ya que es el medio de transporte más barato. Esto da una idea de las repercusiones económicas a escala global que tiene el bloqueo del Canal. Las implicaciones para Europa, además, serían mayores, ya que el Sur de Asia está considerado como la gran fábrica del mundo y el Canal de Suez es la principal vía de comunicación.

Hasta hace escasas horas ha estado bloqueada todo tipo de mercancía, como animales vivos, materia prima a granel, cereales, productos terminados, electrónica de alto valor, piezas para producción en fábricas, automóviles, incluso buques de guerra. Esta obstrucción, no obstante, puede causar una rotura de la cadena de suministro, lo que ocasionaría desabastecimiento y, por ende, una subida de los precios en bienes y servicios de todo tipo. Además de contemplar el retraso en la entrega de mercancías y los consiguientes sobrecostes del transporte marítimo. Muchas de esas mercancías son perecederas y otras llegarán fuera de plazo, ocasionando pérdidas de mercado a los destinatarios finales.

Sin duda, el impacto para el sector asegurador marítimo será enorme, aunque para dirimir responsabilidades es necesario saber qué ha ocurrido exactamente. Pero ¿cómo se transporta mercancía desde el punto vista del seguro marítimo? Normalmente se utiliza la figura de un transitario, un experto en proveer todos los servicios necesarios para el transporte desde origen a destino y el primero en la cadena de reclamación al tener relación contractual directa con su cliente.

Cabe señalar que los contratos de transporte suelen incorporar convenios internacionales como las Reglas de La Haya Visby, que implican una limitación de responsabilidad del porteador en caso de pérdida, daño o retraso en la entrega de la mercancía.

El seguro de mercancías asegura el valor total de la carga, si bien no es una póliza de responsabilidades, sino una póliza de daños que simplemente valorará el siniestro e indemnizará inmediatamente a quien ostente la titularidad del bien.

Siguiendo la cadena de responsabilidades llegaríamos a la naviera, en concreto a la póliza de P&I del buque, cubre las responsabilidades frente a la carga por pérdida, daño o retraso. Su alcance es mayor, ya que también cubrirá las responsabilidades derivadas de la colisión del buque con el Canal de Suez y de su obstrucción. Esto resultará en el pago de indemnizaciones al Canal, a los propietarios de otros buques afectados y a los propietarios de la carga.

La naviera y sus aseguradoras se enfrentan a reclamaciones millonarias

En paralelo, los buques que contrataron el tránsito a través del Canal de Suez reclamarán a dicho Canal, que responderá con su póliza de responsabilidad civil marítima, y que repercutirá contra el P&I del buque. El Canal también dispone de una póliza de daños materiales que igualmente repercutirá contra las pólizas del buque. Pero lo más importante es que dicha póliza de daños materiales podría disponer de una cobertura opcional de pérdida de beneficio a causa del bloqueo que le indemnizaría por la pérdida de ingresos derivada del incidente.

Y ¿cuáles son las consecuencias económicas? La naviera, sus aseguradores y reaseguradores se enfrentan a reclamaciones millonarias, incluso en el caso de que el buque hubiese sido reflotado con rapidez.

Los expertos en logística estiman que este incidente está afectando a mercancías en tránsito por valor de miles de millones -tengamos en cuenta que el 12% del comercio internacional de mercancías se hace a través del Canal de Suez-. En el año 2020 unos 19.000 buques atravesaron dicho canal, lo que da una media de 52 buques por día. Asimismo, el propio Canal ha visto mermados sus ingresos diarios por el bloqueo, que se estima habrá afectado a unos 165 buques.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin