Opinión

La importancia de apostar por el producto nacional en tiempos de Covid

La pandemia lleva al consumidor a apoyar más a las marcas locales y al pequeño comercio

Lamentablemente, España se encuentra entre uno de los países más afectados a causa del Covid a nivel mundial. Con esto, no nos referimos únicamente a los efectos en la salud, que también, sino a sus consecuencias y, entre ellas, las económicas.

Según datos recientes publicados por el Instituto Nacional de Estadística, el segundo trimestre de 2020 se cerró con una caída del PIB del 18,5%, el más grave de la historia de nuestro país. Los datos confirman que estas cifras superan, con creces, a las de la crisis de 2009, cuando en España, la caída del PIB fue de 3,9%. Los datos son realmente alarmantes y parece que esta situación necesitará mucho tiempo para recuperarse y solucionarse.

Durante el confinamiento y el Estado de Alarma provocados por el Coronavirus, vimos como la actividad comercial de nuestro país se paralizó prácticamente por completo. Esto se ha traducido en el cierre de pequeños y medianos negocios, en pérdidas millonarias para muchas empresas y en una ruina total para miles de empresarios y emprendedores. Otros, en cambio, siguen luchando contra viento y marea para poder seguir con sus negocios, reinventándose incluso, con el objetivo de poder salvar la situación. Durante este tiempo, uno de los sectores más afectados ha sido el de la hostelería, que tantos beneficios aporta a la economía de nuestro país.

El cierre de bares y restaurantes supuso una grandísima pérdida para muchos negocios directos, y también indirectos, ya que miles de proveedores vieron totalmente anulada su actividad. Uno de los casos es el del sector de los mixers y las bebidas espirituosas. En algunas ocasiones, hasta el 70% de su facturación depende del canal horeca, por lo que la situación de estos meses ha sido realmente complicada.

Todos estos puntos, entre otros muchos, han supuesto un gran cambio en muchas rutinas, costumbres y hábitos para, prácticamente, casi todos los españoles y, poco a poco, veremos cómo esta situación cambia por completo al consumidor final.

Por un lado, hace tiempo que nos encontramos ante la preocupación social de apostar por un consumo cada vez más responsable y en él, el factor cercanía juega un papel fundamental. Por otro, la situación vivida este año nos ha hecho plantearnos seriamente el consumo necesario en el pequeño comercio, cuando lo hemos visto realmente afectado, como consecuencia de la crisis sanitaria que atravesamos. Apostar por los pequeños comercios y por el producto nacional es ahora casi imprescindible a la hora de consumir y parece que, por suerte, nos estamos dando cuenta de ello.

La reinvención ha sido prácticamente necesaria durante estos meses. El e-commerce está jugando un papel fundamental y, por ello, muchos han visto la "obligación" de poner en marcha su propio canal de venta online. A esta tendencia, que se ha disparado en el primer semestre de 2020, se han sumado incluso pequeños comercios locales con el fin de poder "salvarse" de esta difícil situación. También ha pasado en pequeñas y medianas empresas que hasta el momento no habían sentido la necesidad de priorizar este canal y que ahora cuentan con que pueda convertirse en uno de los principales para su negocio.

El consumidor ha cambiado y está ayudando a reactivar la economía de los pequeños comercios

Ahora bien, ¿está todo el mundo concienciado con esta situación? Es difícil que las grandes superficies o marcas, aunque sean internacionales, dejen de ser prioridad para mucha gente, bien sea por comodidad o costumbre, pero también es cierto que estamos cambiando. De hecho, Mastercard realizaba recientemente un estudio en el que se concluye que el 79% de los españoles está gastando dinero en los comercios de su barrio de forma consciente. Con esto, se ayuda a reactivar la economía de los pequeños comercios. En el mismo estudio, además, un 46% de la población afirma haber descubierto, durante el confinamiento, nuevos comercios cerca de sus domicilios y el 73% de los encuestados afirma que lo seguirá haciendo incluso cuando la situación general mejore.

Está claro que esta tendencia ha llegado para quedarse, y menos mal. No cabe duda de que esta situación ha marcado un punto de inflexión en nuestra forma de consumir y, por supuesto, el perfil del consumidor final. Más responsable, más consciente y con más ganas de apostar por aquellas marcas que, ahora mismo, más lo necesitan.

De todos modos y para concluir, cabe destacar que en cualquier sector, y en especial en el de los mixers y las bebidas espirituosas, lucharemos para resurgir. Nos mantendremos al pie del cañón para seguir reinventándonos, como hemos hecho siempre. Y si, además, lo hacemos de la mano de una sociedad comprometida con el producto nacional, nada puede salir mal.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Así
A Favor
En Contra

Excepto el jamón ibérico, todo lo demás hecho en España es caro y malo ; que los alemanes compren las empresas españolas a precio cero y les enseñen a hacer las cosas.

Puntuación -3
#1