Opinión

Un ataque fuera de lugar a los empresarios

  • Sánchez insinuó que pueden darse ajustes encubiertos de plantillas
  • Las empresas son las mayores perjudicadas en crisis como ésta
El presidente Pedro Sánchez en un acto electoral del PSOE.

El presidente Sánchez compareció esta semana para adelantar medidas de su plan contra el coronavirus. Al hablar de las ayudas para propiciar la necesaria flexibilidad laboral, Sánchez hizo un añadido gratuito.

Se trató de una referencia alusiva a la "vigilancia" que se desplegará para que las empresas no hagan un "uso inadecuado" de ellas. Es una insinuación que crea malestar en el mundo empresarial. No en vano alimenta injustamente la sospecha de que los empresarios están deseosos de aprovechar situaciones como ésta para hacer ajustes encubiertos. Lejos de medrar con esta crisis, son ellos los que la sufren doblemente por causa de la caída de su actividad y por la merma de plantillas. El Gobierno debería recordar esta realidad antes de lanzar acusaciones veladas fuera de lugar.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin