Nacional

Enrique Ruiz Escudero: "El Gobierno está ausente en muchos momentos y busca el conflicto con Madrid"

  • "En marzo y abril se ingresaban al 80% o 90% de contagiados, ahora el 10%"
  • "El asintomático no debe olvidar que un PCR que da negativo luego puede positivizar"
  • "Hay que tratar de no hacer reuniones familiares, sobre todo donde hay varias generaciones"
Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Fotografía: eE.

Natural de Madrid, médico de formación, Enrique Ruiz Escudero es el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, una de las regiones más golpeadas por la pandemia del coronavirus. Sereno, tranquilo, con espaldas para recibir críticas por el número y la procedencia de los rastreadores, por la gestión de las residencias, con amenazas de huelgas y solicitudes de dimisión por parte de la izquierda madrileña y de sindicatos afines, Ruiz Escudero se aparta de la polémica y asevera que su objetivo es la lucha contra el virus y los mecanismos y actuaciones para mantener el control asistencial de la Comunidad de Madrid y dar respuesta a los contagiados. Sin alarmismos, apela a la capacidad que la responsabilidad individual tiene en una lucha, que, hoy por hoy, tiene dos enemigos: la movilidad y la concentración de personas. De momento, solo la vacuna cambiará esta nueva normalidad. Y sobre ella tiene algo claro, que debe regir el principio de equidad, por lo que "es vital que la vacuna se pueda utilizar igual en todas las comunidades autónomas".

La foto fija de la Comunidad de Madrid da bastante respeto

Madrid sigue un ascenso en cuanto a número de casos, aunque por suerte no es el que se produjo en marzo y los primeros días de abril. Es un ascenso más mantenido, más homogéneo, y con una repercusión asistencial -ahora mismo estamos en 1.800 ingresados, de los cuales, 1.600 están en hospitalización, y 180 en UCI-. Pero también han cambiado los tiempos de hospitalización: son un poquito menores. Eso no quita para que nosotros estemos con mucha cautela, aunque es verdad que asistencialmente la situación está controlada, que es lo que realmente tensiona esta pandemia.

¿Con qué baremo se mide la gravedad de la situación?

Donde realmente medimos el coronavirus es por las camas de hospitalización y las de UCI. Y lo cierto es que estamos muy preparados para establecer una monotorización muy clara de cómo se está comportando la pandemia en la región, ya que ha cambiado de una transmisión comunitaria -excepto algunos puntos-, y ahora sí vamos a zonas de salud donde detectamos ese aumento de casos, o lo que esa incidencia acumulada suma. Y luego el comportamiento que tienen en nuestra red de la atención primaria. Ahí hemos aumentado mucho nuestra capacidad diagnóstica y, sobre todo, dónde están los hospitales que en peor situación están, y que son tres. Principalmente, el que más tiene es el 12 de Octubre, que tiene ingresadas unas 200 personas de los 1.800; el Gregorio Marañón y el Infanta Leonor. Esto se traduce con las zonas básicas donde tenemos más incidencia, y que son los distritos de Villaverde, Carabanchel, Puente de Vallecas y Usera.

¿Es el sur de Madrid la zona más duramente castigada?

Sí, efectivamente. Es verdad que empezó en Móstoles. Pero en Móstoles ya estamos detectando que tenemos más altas que ingresos, tanto a nivel hospitalario como de la red de epidemiología. Así que tenemos cierta esperanza de que en algún momento empezaremos a notar esa disminución. Pero también es cierto que el comportamiento es distinto. La clave es cuántos ingresan. En marzo y abril, el 80% o el 90% ingresaban, y ahora los diagnósticos están entre un 10% y un 8%. Yo siempre digo que lo que nos mide cómo está funcionando esta pandemia -todo es importante-, es que asistencialmente tú tengas respuesta para tus contagiados.

Hace unos días, usted recomendó el confinamiento voluntario

Sí. Lo que establecimos es, más que una reflexión, una recomendación. Pero hablábamos más de la zona donde hicimos los test, los muestreos de PCR, en las zonas básicas de salud donde tenemos una mayor incidencia. La recomendación es tratar de parar la propagación del virus. Hay dos maneras de hacerlo -sin vacunas, y sin tratamientos que todavía no son específicos del coronavirus, que ayudan, pero no curan-: restringiendo la movilidad o restringiendo la concentración de personas.

No hay que olvidar que la mayor parte de los contagios se producen en el entorno familiar, que es donde relajamos todas las medidas de utilización de mascarillas, distanciamiento social, uso de hidrogeles, que es lo que nos marca esa responsabilidad individual. Y eso es en lo que pretendemos insistir, en esas medidas de responsabilidad individual de marcar distancias, y además evitar, en la medida de lo posible, la movilidad y la concentración de personas.

¿Se portan bien los asintomáticos?

Las PCR se hacen para ir al diagnóstico del asintomático, que es el realmente preocupante para nosotros. El asintomático está dentro de tu red asistencial, ya sea primaria u hospitalaria, y tu estableces esos mecanismos de control. Por eso aumentamos nuestros controles, porque nos preocupa que contagien, ya que ellos no son conscientes de que tienen la enfermedad. Y repito, hay dos maneras, si tienes a todo el mundo confinado, está claro que paras el virus. Pero hay una escala de grises entre el confinamiento total y la libertad total. Y en esa escala tienes que encontrar ese punto de equilibrio para volver a la actividad total, y al tiempo contener la pandemia. Y por eso el asintomático tiene que guardar cuarentena. Las PCR tienen un periodo de ventana que te puede dar negativo, pero puede positivizar. No es capricho respetar los tiempos.

Usted sabe que, desde algunos ámbitos, a la Comunidad de Madrid se le acusa de borrar los datos de asintomáticos

Pero eso es rotundamente falso. Se han basado en un informe que fue corregido, porque a veces también se cometen errores con esos datos. Mire, esta pandemia se mide desde el punto de vista asistencial. Y como base, sería imposible entender que, con la capacidad diagnóstica que tiene Madrid, y con el número de ingresados, no tenemos asintomáticos. Es que ingresamos un 8% de los que tenemos, pero salen muchas PCR positivas de asintomáticos, que no entran dentro de la red, porque no es necesario. Ahora mismo, dependiendo de la semana, estamos entre un 60% y un 70%. Y es muy bueno que tengamos esta cifra tan alta detectada, de cara a la contención, de acotar la cadena de transmisibilidad del virus. Así pues, es rotundamente falso que en Madrid se haya detectado un 15% de asintomáticos, porque, si fuera así, los ingresos se habrían cuadriplicado.

Señor consejero, ¿qué pasa con el aeropuerto de Barajas? Personajes televisivos como Belén Esteban han puesto el grito en el cielo por la falta de control de aeropuerto internacional de Madrid

Desde que se volvió a abrir el aeropuerto de Barajas, la Comunidad de Madrid ha hecho una petición al Ministerio, de manera insistente, en todos los consejos interterritoriales, porque hemos detectado, a través de nuestra red asistencial, 135 personas que han llegado enfermos de su país de origen, vía Barajas. Lo cual quiere decir que si trasladamos esta cifra de sintomáticos, por la de asintomáticos, tenemos que multiplicarlo por cuatro.

¿Cree que hubiera sido necesario cerrar fronteras o tomar otro tipo de medidas?

Todo llega por no cuidar las fronteras. Los países de la Unión Europea, cada vez más, exigen que haya PCR en origen de españoles que vayan a esos países. Y yo creo que un perfil de reciprocidad también hay que exigirlo en una crisis sanitaria. Hay que tener las herramientas sanitarias para controlarlo. No olvidemos cómo vino esto. El virus vino de China. Y de China a España entraba por el aeropuerto de Barajas, a través de Milán. Es tan sencillo como tener un poco de visión, y analizar qué pasó en aquel sitio para no volver a repetirlo.

Dado el momento epidemiológico que vive Madrid, ¿qué tiene que hacer un madrileño que está de vacaciones o que se va el 1 septiembre? ¿Tiene que volver corriendo o no irse?

Uno tiene que volver, pero con naturalidad. Y se puede ir, con naturalidad. Si uno está dentro de esa área de seguridad que te da tener responsabilidad individual; es decir, mascarilla, distanciamiento social, tomar todas las precauciones, yo creo que la vuelta tiene que realizarse con total naturalidad. Es fundamental que convivamos con el virus, pero de una manera totalmente distinta a lo que hicimos en marzo. Y mientras nuestro sistema sanitario esté dando respuesta, como está dando hasta ahora, yo creo que hay que actuar con normalidad. Además, hoy se va monotorizando día a día. Y ahora la situación que tenemos pasa por marcar distancias, seguir las recomendaciones. Tenemos medidas de las CCAA frente a la concentración de personas y la movilidad descontrolada. Se han tomado con los locales de ocio, la ocupación en las terrazas. Pero donde es más difícil es en el entorno familiar.

Parece difícil negarle un beso a un padre, a una madre...

Claro. Y sobre todo dar besos en las reuniones familiares donde hay varias generaciones. Esas reuniones, en la medida de lo posible, hay que tratar de evitarlas. Establecemos un número de recomendación en cualquier tipo de reunión que no pase de 10 personas. Hay que estar muy atentos, y todo lo que sea evitable tratar de no hacerlo.

¿El Gobierno podría haber dotado de más herramientas a las CCAA?

El Gobierno podría haber hecho bastante más. Nosotros ya hemos dicho que podría haber tocado la Ley General de Sanidad, la Ley de Salud Pública y la Ley de Cohesión del Sistema Sanitario, que son tres leyes que, con pequeñas modificaciones hubiese permitido tener las herramientas, puesto que nunca se había vivido una pandemia en el último siglo. Las decisiones tienen que ser mucho más ágiles, y por tanto tienen que ser mucho más rápidas, y establecer un marco legislativo para poder actuar.

Un profesor de la Universidad de Colorado, experto en aerosoles, ha dicho que la vuelta al cole es una bomba de relojería si se ignora que el coronavirus tiene transmisión aérea

Hemos tenido en cuenta todas las vueltas al colegio de los países que han publicado las normas. Hay uno que es Israel, que volvió al colegio al 100%, y que sí tuvo un repunte de manera casi inmediata. Y luego hemos analizado 15 países de la UE, más Reino Unido, y de ellos 10 han vuelto con relativa normalidad. Y ha habido seis que han tenido algún brote, pero bastante limitado, y nunca con contagios entre alumnos de más del 10%, y en profesores de más del 15%.

La vuelta al cole conlleva logística

Por eso hemos sido tan críticos con hacer esta reunión con el Ministerio tan tarde. En la Comunidad de Madrid llevamos trabajando desde junio, porque son muchas decisiones de carácter organizativo, relacionado con las compras para tener clases semipresenciales, con limpieza, con todo. Son muchas decisiones. Y por parte del Gobierno nos parece muy tarde y poco ambiciosa la determinación que se ha tomado.

¿Cuándo se contempla el cierre de un colegio?

Nosotros lo que hemos hecho es buscar la figura del coordinador Covid, que trabajará en cada colegio. Forma parte de la comunidad educativa y que estará directamente en comunicación con responsables de Salud Pública. A partir de ahí, se tiene que dar verificación de lo que es caso sospecho, caso probable, caso confirmado. Y ahí se toman una serie de decisiones. Hemos ido a un nuevo modelo que pasa por crear una burbuja dentro del propio colegio, para que si uno detecta un caso, las decisiones no tengan que afectar a la totalidad del colegio. Se hará un estudio de caso a caso, para analizar en qué entorno se ha producido. Esta actuación tiene que ser homogénea en toda la comunidad. Imaginemos un niño que tiene fiebre, habrá que determinar si la tiene o no por coronavirus.

Los colegios del sur de Madrid, ¿tienen que tener más miedo que el resto de colegios de la comunidad?

No. Yo creo que las precauciones se tienen que tomar igual en toda la comunidad educativa, tanto los colegios públicos, privados o concertados. Eso sí, con especial cuidado a los colegios de educación especial (con 5.000 personas entre niños y alumnos). Yo creo que no hay que tener especial cuidado, sino un cuidado especial en todo.

Su gobierno ha sido criticado por la izquierda por la gestión de las residencias, y, supuestamente, por impedir el traslado de ancianos a los hospitales

Eso no es verdad. Los traslados que había que hacer se han realizado. En marzo, abril y mayo habíamos realizado 12.000 traslados. Pero es que, además, la Comunidad de Madrid es la que tiene la tasa más baja de fallecidos, precisamente por las actuaciones realizadas en las residencias. Se medicalizaron casi 250 residencias.

Esta misma izquierda es la que se está movilizando para llegar a una moción de censura contra Díaz Ayuso. ¿Son conscientes de ello?

Absolutamente. Solo hay que ver al delegado del Gobierno en Madrid, que más bien parece el delegado del PSOE en Madrid. El delegado del Gobierno -José Manuel Franco- hablaba, con el mayor descaro del mundo, de retorcer las actuaciones en las residencias.

¿Eso no le da miedo a su gobierno?

Lo importante es la percepción que tienen los ciudadanos de cómo se ha gestionado esta pandemia. Y desde luego no es la percepción que tienen ellos, la izquierda madrileña, que por desgracia, una vez más, no ha estado a la altura. Todo ha sido buscar el conflicto y con un Gobierno de España que ha estado ausente en muchos momentos y con una falta de liderazgo que por desgracia reconoce toda Europa. Por eso, nosotros tenemos que seguir pensando en parar el coronavirus, dar la respuesta que debemos dar a todos los niveles, y sobre todo, salir de esto cuanto antes, para recuperar esa normalidad que queremos todos.

¿Cómo valora que el presidente les invite a pedir el estado de alarma?

Bueno. Primero, justo se produce la rueda de prensa del presidente cuando la presidenta de Madrid estaba explicando su plan de vuelta al cole. Parece que siempre tenemos contraprogramación por parte del Gobierno de España. Y una vez dicho esto, el mensaje no puede ser más que un mensaje de gran falta de liderazgo. Parece que, cuando ya tiene las elecciones y vende que ha superado el coronavirus, ahora cuando peor se ponen las busca las responsabilidades de las CCAA. Así es el mensaje de Sánchez, absolutamente perverso: deja que las comunidades declaren el estado de alarma. Y las CCAA necesitamos coordinación, y no a un Sánchez que se quite el problema y lo traslade a las CCAA, después de tres meses de vacaciones y un bronceado insultante.

Señor consejero, si hay vacunas, ¿cómo va a ser el reparto?

Esta es una pregunta que le he hecho personalmente al ministro. Hay que pensar que las vacunas no presentan el mismo grado de inmunización, según qué tipo. Entonces, según lo que me comentó, y según los ministros de Sanidad de toda la UE, que se han sumado a esa compra centralizada, se va a tomar una decisión a nivel europeo, y se va a abordar a qué tipo de pacientes, y en qué situaciones se utiliza qué tipo de vacuna. Ahí será fundamental la equidad, y es vital, al menos en España, que esas vacunas se utilicen de la misma manera en todas las comunidades autónomas.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Curuca
A Favor
En Contra

Vale, aceptamos pulpo como animal.

Puntuación -7
#1
Juan
A Favor
En Contra

Los trabajadores de la sanidad madrileña ven perplejos como el resto de servicios de salud han cobrado una extra por la epidemia, otros países incluidos, mientras ellos se han comido lo peor de la epidemia. Ven perplejos como la comunidad se gasta 50 millones en un hospital que no va a estar preparado para el segundo brote, mientras piden voluntarios para rastreadores. La comunidad de Madrid debería saber que los que curan son los médicos, las enfermeras y no los edificios ni los apartos.

Puntuación 0
#2
OJO
A Favor
En Contra

Un veterinario advierte de que las vacunas contra coronavirus "no suelen funcionar bien".

https://www.elimparcial.es/noticia/216262/sociedad/un-veterinario-advierte-de-que-las-vacunas-contra-coronavirus-no-suelen-funcionar-bien.html

Puntuación 1
#3
Carla
A Favor
En Contra

¿Cómo es que se ve tan poco por no decir casi nada, a los Veterinarios hablar sobre el coronavirus y la vacuna, y no se les está empleando como epidemiólogos para su control?

¿Que tienen que decir los Veterinarios?

Puntuación 3
#4
LAS VERDADES DUELEN
A Favor
En Contra

El Gobierno socialcomunista siempre ha estado ausente. Desde el minuto cero. Ya que siempre ha estado de vacaciones. Le da igual los muertos a causa del "coronachinus".

Puntuación 3
#5
Paco
A Favor
En Contra

¡Esa vacunilla!...¡que se la ponga Illa!...¡y toda su camarilla!

Puntuación 1
#6