Nacional

Qué objetos y hábitos contagian el coronavirus y cuáles no

  • Objetos de plástico, acero o cartón pueden tenerlo durante más de un día
  • Los alimentos no, pero se recomienda lavar sus recipientes por precaución
  • El aislamiento no tiene por qué ser peligroso si se siguen las indicaciones
Foto: Dreamstime.
Madridicon-related

Una de las máximas preocupaciones compartidas por todo el mundo en la crisis del coronavirus es extremar las precauciones para evitar contagios. Entre las medidas a tomar está la de esquivar en la medida de lo posible el contacto con objetos que puedan generar esa infección, pero lo cierto es que aún existe bastante incertidumbre al respecto. Coronavirus, última hora, en directo

¿Cuánto tiempo puede permanecer el coronavirus en la superficie de los objetos?

No hay una respuesta única. En su página web, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que "no se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive", aunque da un plazo estimado de entre unas pocas horas y varios días. Todo depende de condiciones como el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente.

Abierto un gran abanico de posibilidades, diferentes organismos e instituciones se han lanzado a estudiar el asunto desde varias perspectivas. Un reciente estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine analiza el tiempo de permanencia del virus en algunas superficies. El plástico se lleva la palma, ya que ahí el coronavirus sobrevive hasta 72 horas. En el caso del acero inoxidable esta supervivencia llega a las 48 horas. Para el cartón este umbral es de 24 horas y para el cobre (entrarían aquí las monedas) es de aproximadamente cuatro horas.

El Instituto Alemán de Evaluación de Riesgos, recomendado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, hace referencia a la ausencia de evidencias de casos de contagio de coronavirus tras el contacto por la manipulación de objetos o el consumo de alimentos. En este punto, calentar los alimentos reduce aún más el riesgo de infección, ya que el coronavirus es sensible al calor.

En todos los casos debe imperar la higiene. Se trata de un mantra repetido por todos los organismos, pasando por todos los niveles. Una correcta limpieza de las manos, y si es necesaria, de los objetos, elimina muchas opciones de contagio. Cobran especial importancia el agua y el jabón para las manos por encima de los geles desinfectantes y las soluciones por encima de un 70% de alcohol para los objetos.

¿Qué riesgo de contagio hay en mi rutina durante el aislamiento?

Por supuesto, este comportamiento de higiene debe respetarse a rajatabla mientras dure el aislamiento al que la población ha de plegarse en el estado de alarma decretado por el Gobierno. Un periodo de tiempo aún desconocido y en el que, a pesar del confinamiento, nos exponemos a ciertos riesgos, tal y como detalla el profesor de Estudios de Ciencias de la Salud de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) Salvador Macip.

"La mejor recomendación, al margen del aislamiento, es el alcohol de al menos 70%. Si a la muerte espontánea de los virus (de la que informaba The New England Journal) se añade esto, no hay problema", asegura Macip, que también recomienda el lavado con lejía de algunas partes de la casa (como los pomos de las puertas) susceptibles de ser focos de contagio. En todo caso, el experto asegura que, si se respetan las normas de aislamiento, con todos los integrantes de las casas en sus hogares, el riesgo se minimiza casi al completo.

El problema surge cuando las despensas de las casas se vacían y hay que hacer la compra. Problemas que, sin embargo, tienen solución. Para ir al supermercado, la receta que da Macip es sencilla: "Las precauciones son evitar el contacto con la gente porque el virus se transmite mal con el aire, pero si está cerca, sí hay riesgo. Minimizar el tiempo fuera y las superficies que se tocan, si se puede con guantes desechables, y lavarse las manos al volver a casa".

Ya de vuelta en el hogar, quedan dos asuntos pendientes: el posible riesgo de contagio derivado de los recipientes en los que llegan los alimentos y si hay transmisiones a la ropa y calzado que se hayan llevado al supermercado. Respecto a lo primero, la consigna es la de limpiar los recipientes con una solución adecuada de alcohol, aunque se trata de una medida más preventiva que necesaria, ya que el riesgo es menor.

En cuanto a la ropa, Macip lo tiene claro: "La cantidad de virus que puede entrar es mínima por su porosidad, la precaución que se puede tomar es dejarla fuera de casa porque al cabo de unas horas los virus no estarán ahí. Lavar la ropa cada vez que sales a pasear es excesivo si solo se sale a comprar. Estando confinados y evitando contactos, la ropa no es un factor de transmisión".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud