Motor

La supresión del margen de 20km/h para adelantar recibe la crítica de las asociaciones

La mayoría de nuevas normas y modificaciones aprobadas tras la entrada en vigor de la reforma de la Ley sobre Tráfico cuentan con el visto bueno de la población. Sin embargo, la supresión del margen de 20 km/h para adelantar en carreteras convencionales ha generado críticas entre diversas plataformas y colectivos.

Para los detractores de la medida, esta supone un riesgo extra para los conductores, ya que implicará que los adelantamientos conlleven más tiempo. Tiempo en el que el vehículo permanece ocupando el carril contrario, con el riesgo asociado que implica.

En este sentido, el presidente de los Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, ha rechazado la eliminación del margen de 20 Km/h para adelantar. Ha argumentado que "ni existe normativa europea al respecto", ni se ha aportado ningún informe técnico que avale la medida, ni el coste económico de su implementación.

En la misma línea, la portavoz de la Plataforma de Motoristas por la Seguridad Vial, María José Alonso, ha tachado de "barbaridad" esta decisión. "Creo que no están bien informados porque se ha hecho mucha presión también desde las asociaciones de víctimas", ha declarado, al tiempo que ha indicado que es una "locura" prolongar en el tiempo "una de las maniobras más arriesgadas que hay".

La portavoz considera que esta medida conllevará "más sanciones porque entre susto y muerte, la gente va a elegir susto para el bolsillo". "Se ha hecho con fin recaudatorio para que los radares de tramo no puedan ser recurridos y se recaude más dinero. No es funcional, no es bueno. Va a ser negativo, no está fundamentado en ningún informe técnico", ha recalcado.

Ignacio Fernández, director de la Fundación RACE, ha explicado que la eliminación del margen para adelantar en vías convencionales "no está comprobado que efectivamente sea una medida que contribuya a la reducción de los siniestros viales", sino que "se aumenta el tiempo para ejecutar la maniobra y la distancia para la misma".

Argumentos a favor

La reforma también cuenta con defensores, quienes ven con buenos ojos la reforma sobre el adelantamiento.

A juicio del presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, la eliminación de este margen "no es ningún problema para la seguridad vial". De hecho, ha añadido que "se está utilizando para generar una alarma" sobre el tema de las sanciones "totalmente injustificada", porque "realmente es casi imposible poder sancionar en un adelantamiento".

Asimismo, Canes ha justificado que el principal objetivo de esta medida es evitar que se sobrepasen los límites de velocidad allí donde se ubican los radares de tramo. "Esto va a tener muy poca incidencia en las sanciones a los conductores", ha insistido, para después agregar que la asociación cree que las medidas incluidas en esta última reforma son "bastante acertadas" y que "es una Ley que está bastante bien hecha".

La presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella, opina que es una iniciativa "nada popular", pero ha recordado que "esa permisividad de 20 kilómetros por encima hacía que la gente corriera más de lo normal y arriesgara a la hora de adelantar a otro vehículo de la vía".

"Choques frontales ha habido muchísimos como consecuencia de ello y salidas de vía, incluso. Con lo cual, nosotros estamos a favor de ello. Es una medida nada nueva en Europa. En el resto de Europa está implantada desde hace mucho tiempo", ha remachado Novella.

Desde la Fundación Mapfre, el director de Prevención y Seguridad Vial, Jesús Monclús, ha puesto de relieve que eliminar el margen permite la utilización de los radares de tramo, "una medida claramente prometedora". A este respecto, llama a tener "paciencia" y no querer hacer un adelantamiento inmediatamente a un vehículo que circula a 80 o 90 km/h, debido a que sólo podrá hacerse en secciones de vía más despejadas.

Un año para evaluar su eficacia

A pesar de que ya está en funcionamiento, desde la Dirección General de Tráfico contemplan la retirada de la medida en el caso de que, finalmente, no funcione. Así lo anunció recientemente el director general del ente, Pere Navarro, en un desayuno informativo organizado por Europa Press, justificando esta medida en que la velocidad también es una de las principales causas de accidentes de tráfico y en que tres de cada cuatro siniestros tienen lugar en este tipo de carreteras.

"Somos conscientes de que hay un gran debate abierto sobre los 20 km/h; déjennos un año para ver cómo evoluciona; los datos nos darán la respuesta", avanzó Navarro. Según recordó, al año se suceden unos 239 muertos por choque frontal en este tipo de vías.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin