Bolsa, mercados y cotizaciones

Las claves para construir una cartera en tiempos de desaceleración económica, según Legg Mason

  • El fondo de ClearBridge (filial de Legg Mason) sube cerca de un 20%
Margaret Vitrano, cogestora del fondo Legg Mason ClearBridge US Large Cap Growth Fund

En la última semana los datos macro procedentes de EEUU han seguido dando síntomas de desaceleración. Y el mercado, descontando que la Reserval Federal (Fed) bajará tipos en el segundo semestre del año con una probabilidad del 90%, ha reaccionado con subidas. La moderación del crecimiento que estamos viendo en la economía americana se debe, fundamentalmente, al momento del ciclo económico y no significa que nos dirijamos a una recesión mañana, según Margaret Vitrano, cogestora del fondo Legg Mason Clearbridge US Large Cap Growth.

La gestora, que este martes celebró un encuentro con inversores y periodistas en Madrid, restó importancia a los efectos de la guerra comercial, que ya ha impactado un 0,5% del PIB, y trabaja con el escenario de que EEUU y China alcanzarán finalmente un acuerdo pese a que reconoce que la tensión arancelaria enfriará de cara a futuro la relación entre ambas potencias económicas.

Desaceleración no significa baja rentabilidad

La gestora estima que con este contexto de fondo, el crecimiento de EEUU será de entorno a un 2,5% en el primer semestre del año y del 2% de cara a la segunda parte de 2019. "Si tendremos una recesión en los próximos 5 años, diría que sí, y probablemente en ese caso tenemos que empezar ya a pensar en preparar nuestra cartera y cuantificar y evaluar el riesgo de recesión como sucedió, por ejemplo, en 1992, y hablar con nuestros analistas  sobre cómo cree que se comportarán estas empresas en caso de recesión", apunta la experta.

No obstante, los síntomas de debilidad que muestra el gigante norteamericano a estas alturas de ciclo económico no está reñida con la rentabilidad, ya que ha sido precisamente en momentos de menor rendimiento cuando el fondo se ha comportado mejor que sus índices comparables. Basándose en una filosofía growth, el fondo Legg Mason ClearBridge US Large Cap Growth Fund invierte en empresas estadounidenses de gran capitalización y a día de hoy sube cerca de un 20% según los datos de Morningstar frente al 15% que se anotan en el mismo periodo el S&P 500 o el índice Russell 1000.

Su cartera se construye sobre valores "estables" que representan aproximadamente el 51%. Aquí aparecen nombres como Johnson&Johnson, Coca-Cola, Microsoft y Comcast, con balances de fuerte crecimiento en entornos de crecimiento del PIB del 2%, que tienden a hacerlo un poco mejor que el mercado en general y cuenta con características consistentes. En el otro lado también aparecen nombres como American Express, cuya acción se redujo un 35% y aprovecharon la caída para comprar.

"Si crees que la economía se desacelerará y la gente comprará menos automóviles nuevos, necesitarán reparar los viejos"

Les siguen compañías que arrojan un gran potencial de crecimiento pese a que estén caras por valoración (un 36%) y empresas cíclicas (11%). En concreto, las industrias más sobreponderadas son el de comunicaciones, materiales, energía y finanzas. Por el contrario, ha reducido su peso el sector industrial, consumo discrecional o salud.

Por otra parte, también se han interesado recientemente en compañías minoritarias de autocomponentes con sede en EEUU, que pueden ser un buen ejemplo de valor defensivo en el contexto actual. "Si crees que la economía se desacelerará y la gente comprará menos automóviles nuevos, necesitarán reparar los viejos".

Valores tecnológicos en el punto de mira

Pero la punta de lanza del fondo en los últimos años ha sido la tecnología y entre sus principales posiciones se encuentran gigante como Amazon, Facebook, Microsoft o Alphabet. "Uno de los grandes cambios que ha habido en los últimos años es que la mayoría de empresas tecnología es que han pasado del software de licencia al software de suscripción. Es irónico, una de las razones por las que la gente justificará su precio es que sus suscripciones actuales son altamente rentables y son muy buenas empresa. Pero si tiene una compañía basada en suscripciones que vende a la industria publicidad y entramos en recesión, las empresas publicitarias despedirán al 10% de la plantilla y reducirán el 10% de la suscripción".

Ante las perspectivas de regulación del sector, la experta considera que es demasiado pronto para realizar cambios pese a que se sabe Facebook ha estado bajo investigación y hay rumores de que se van a abrir nuevas líneas sobre Apple. "La suma del análisis de las partes de estas compañías están de acuerdo es que es demasiado pronto para decidir si cualquier tipo de investigación o regulación será positiva o negativa en este momento".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0