Bolsa, mercados y cotizaciones

El 'tanteo' entre China y Estados Unidos deja a las bolsas en tierra de nadie

  • Europa se queda a una caída del 6,2% de su zona óptima de compra
  • EEUU cotiza casi plano y se sitúa a más de un 5% de los 2.720 puntos
Operadores en Wall Street. Foto: Efe.

El estallido de la guerra comercial durante el domingo 5 de mayo puso a las bolsas mundiales en jaque y durante las últimas cinco sesiones el tanteo entre Estados Unidos y China ha dejado a la renta variable en tierra de nadie. En concreto, en las últimas cinco sesiones el EuroStoxx 50 se ha apuntado una subida cercana al 2%, el Ibex se ha anotado un 1,8% y la bolsa de Estados Unidos ha cotizado prácticamente plana.

En esta situación, la renta variable se queda muy lejos de su zona de compra óptima. El índice de la eurozona se sitúa a una caída del 6,3% de los 3.210 puntos y el S&P 500 tendría que ceder más del 5% para alcanzar la zona de los 2.720 puntos. Por su parte, el Ibex 35 -que este viernes se dejó un 0,3%- se queda a un 6,2% de los 8.700 puntos. "Este rebote sigue encajando a la perfección con un escenario correctivo más amplio y que constaría, como suele ser muy habitual, de dos tramos bajistas antes de concluir. Por el momento hemos visto el primer tramo bajista, ahora estaríamos en pleno rebote y faltaría el segundo tramo bajista que podría dirigirse a la zona de soporte que sugerimos esperar antes de buscar una entrada en bolsa europea", explica Carlos Almarza, analista de Ecotrader.

Los principales protagonistas negativos de la semana en el Ibex 35 han sido ArcelorMittal y Ence, ambas con caídas superiores al 10%. Por contra, las mayores subidas han sido de Amadeus y Ferrovial, con casi un 6 y un 4%, en cada caso.

Así las cosas, los inversores han continuado su tendencia de salir de los fondos de bolsa para aumentar su exposición a la renta fija. Entre el 8 y el 15 de mayo, los productos de bolsa vieron salidas de 19.500 millones de dólares, frente a las entradas de 5.000 millones de los de deuda, según datos de EPFR.

"El miedo a un empeoramiento de las conversaciones entre China y EEUU ha golpeado a los fondos de bolsa, con salidas de casi 20.000 millones de dólares por segunda semana consecutiva y con los productos de bolsa emergente registrando su mayor salida desde finales de marzo", señalan desde la consultora. Para dilucidar el escenario de los mercados de renta variable, los inversores estarán muy pendientes del desarrollo del conflicto entre China y Estados Unidos, con Donald Trump dando una de cal y una de arena. Si el miércoles el dirigente se mostraba aperturista al decidir retrasar la decisión sobre los aranceles a los automóviles europeos -un extremo confirmado el viernes-, el jueves declaraba una emergencia nacional para prohibir a las compañías del país usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a EEUU, una medida dirigida a firmas como la china Huawei.

"Donald Trump ha demostrado que es bastante imprevisible. Desde luego que esto da sensación de déjà vu, de que ya lo hemos vivido. Después de tuits incluso más agresivos se acaba llegando a algún tipo de acuerdo, pero pensar que porque sucedió en el pasado va a suceder ahora puede ser demasiado optimista... Creo que la gente tiende a pensar que se acabará llegando a un trato", reflexiona Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4.

En este escenario, el bono español ha actuado como refugio, registrándose importantes compras que han llevado su rentabilidad a zona de mínimos históricos -ver información inferior-. Por su parte, el petróleo ha registrado una subida del 2,3%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.