Bolsa, mercados y cotizaciones

El Dow Jones suma su octava semana consecutiva en positivo con los ojos de Wall Street puestos en el fin del rebote

  • China y EEUU dejan Wall Street a menos de un 1% de mirar de nuevo a máximos
  • Donald Trump declara el estado de emergencia en Estados Unidos
  • Jinping afirma que ambas potencias "han logrado un progreso importante"

La mejor semana del año. Las bolsas europeas se han contagiado esta semana de un mayor optimismo en torno a la posibilidad de que finalmente las negociaciones entre China y Estados Unidos lleguen a buen puerto, lo que también ha llevado a los mayores indicadores bursátiles de Estados Unidos a anotarse subidas del 1,7% en el caso del Dow Jones y del 1% para el S&P 500.

El Dow Jones encabeza los ascensos en el día, al alcanzar los 25.883 puntos, y también la semana, con un repunte del 3% con respecto a la anterior. De este modo, el índice más veterano de la bolsa estadounidense acumula una rentabilidad del 10,9% en lo que llevamos de año.

Por su parte, el S&P 500 ha alcanzado los 2.775,60 puntos al cierre de la sesión en Nueva York, lo que supone una subida cercana al 1% con respecto al jueves y del 2,5% en los últimos siete días. El índice se queda a una distancia inferior al 1% de los 2.800 puntos, nivel que marca el agotamiento del rebote que se inició en los mínimos de diciembre.

También en positivo ha terminado la jornada el Nasdaq 100, aunque con un ascenso más moderado que el de sus compañeros de fatigas. El indicador tecnológico pone fin a la sesión en los 7.055 puntos, lo que representa una subida del 0,47% en el día y el 2% en la semana. En lo que llevamos de año, la rentabilidad del Nasdaq 100 sube hasta el 11,46%.

Si en las últimas semanas los expertos de Ecotrader se mostraban cautos y recomendaban esperar una consolidación del rebote antes de plantearse volver al mercado, ahora vuelven a plantear la posibilidad de una vuelta a máximos históricos en el mercado norteamericano, "aunque sólo si el S&P 500 supera la resistencia que encuentra en los 2.815 puntos, de los que lo separan menos de 2 puntos porcentuales de subida", explica Joan Cabrero, jefe de estrategia del portal de ideas de inversión Ecotrader.

"Esta ruptura plantearía que antes de asistir a una corrección relevante, Wall Street podría buscar sus altos históricos", añade.



Asimismo, si esto ocurre, "se abre la puerta a que en Europa se pueda mirar más allá de los 3.300 puntos del EuroStoxx, que ya ha conseguido batir la resistencia que presentaba en los 3.210 y cuyo alcance provocó un giro bajista la semana pasada que incluso planteaba una vuelta a los mínimos de Navidad", explica el experto. "Pues bien, la superación de esta primera resistencia nos indica que ese rebote se mantiene vivo y que, de momento, no quiere dar su brazo a torcer", concluye Cabrero.

El petróleo gana un 7% en la semana

Los futuros del petróleo Brent avanzan casi un 3% este viernes, hasta la zona de los 66,4 dólares por barril, lo que supone una subida del 7% en los últimos siete días y una rentabilidad acumulada del 23% en lo que va de año. Por su parte, y en la misma línea, los futuros del West Texas repuntan un 2,4% con respecto al jueves, suben cerca de un 6% en la semana y ganan casi un 23% en el año también. El alcance de unos precios que no se veían desde hace casi tres meses ha puesto a trabajar a los perforadores estadounidenses, según informan desde Bloomberg.

Los acontecimientos que han impulsado al mercado

El Banco Central Europeo -BCE- ha admitido la posibilidad de cambiar el paso y llevar a cabo nuevas inyecciones de liquidez en la banca. El mercado siempre es agradecido con estas noticias, aunque no dejen de ser palabras que se las puede llevar el viento tan fácil como las ha traído.

En todo caso, el Viejo Continente ha demostrado estar loco por la música que llega desde las dos grandes potencias mundiales y lo ha celebrado con ascensos superiores al 1,8% en la jornada del viernes que dejan el balance semanal con un rebote del 3,3% en el caso del EuroStoxx 50. También por encima de los tres puntos porcentuales se han situado los indicadores de Francia y Alemania, aunque el más alcista de las últimas cinco jornadas fue el de Italia, que se anotó más de un 4,5% desde el lunes.

El Ibex, por su parte, que había estado aletargado en los últimos días a causa de la votación de los Presupuestos Generales, también se ha desperezado el viernes, coincidiendo la convocatoria de elecciones por parte de Sánchez, apuntándose casi un 2% y cerrando así la semana con un registro cercano al 3,1%, en la que ha sido su mejor semana del año y el mejor registro del índice en cuatro meses.

La próxima semana se volverán a poner en contacto China y Estados Unidos, según confirmó el presidente del país asiático, Xi Jinping, que además ha asegurado que las conversaciones entre ambas partes "han logrado un progreso importante". Y esto, a pocos días de que finalice la tregua comercial que, eso sí, podría prorrogarse otros 60 días, como se encargó de apuntar Trump el jueves, "si el acuerdo está cercano".

La otra gran palanca alcista la accionó el viernes el francés Benoit Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, al admitir que el organismo ya está debatiendo sobre la posibilidad de realizar una nueva inyección de liquidez en la banca ante el temor de que se agrave la situación macro en Europa, lo que llenó el parqué de órdenes de compra de títulos bancarios.

Más allá de estos dos factores, la semana había transcurrido con aparente normalidad tanto en Europa como en Estados Unidos, donde Donald Trump ha llegado a un acuerdo con los demócratas para evitar un nuevo cierre parcial de la administración (shutdown) al conseguir una cuantía de 1.375 millones de dólares para la construcción del muro, una cifra, eso sí, alejada de los 5.600 millones que requería el presidente. Para acceder a los fondos que le faltan ha declarado la emergencia nacional, alegando una crisis humanitaria en la frontera.

Por último, en cuanto a la agenda macro, hay que mencionar que la producción industrial estadounidense cayó en enero por primera vez en ocho meses mientras que la confianza del consumidor, elaborada por la Universidad de Michigan, ha crecido más de lo previsto en febrero.

Las divisas retroceden

El euro pierde un ligero 0,2% de su valor con respecto al viernes pasado, lo que deja la divisa en la zona de cambio de 1,13 dólares, depreciándose un 1,5% en 2019 frente al billete estadounidense. Del mismo modo, la libra esteerlina retrocede otro 0,2%, hasta los 1,14 euros, aunque se aprecia un 2,5% en lo que llevamos de año frente al euro. En cuanto a los metales, el oro avanza un 0,4% en la semana, alcanza un precio de 1.318,80 dólares por onza y se revaloriza un 3% en el año.

Apagón de las 'utilities'

De vuelta al parqué español, las firmas protagonistas de los últimos cinco días fueron, por el lado de las alzas, Banco Sabadell -que rebotó un 11% tras los mínimos históricos registrados durante la semana anterior-, Cie Automotive y Siemens Gamesa, que se anotaron más de un 8%.

Los bancos se recuperaron, ligeramente, tras el castigo bursátil de las últimas dos semanas, pero en el cómputo anual siguen siendo las únicas compañías del selectivo, junto a Red Eléctrica, que se dejan entre un 1,5% y un 5%.

Por otro lado, los valores energéticos pincharon en bloque por la amenaza de las nuevas regulaciones que quiere implementar la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). Eso sin contar con el nuevo proceso electoral que se abre España tras la convocatoria de elecciones -ver tema del día-, que añade más incertidumbre sobre estas compañías sensibles a los nuevos cambios regulatorios.

Así, la más compañía bajista fue Red Eléctrica, que retrocedió un 3,5%, seguida de Enagás, Naturgy y Endesa, con descensos entre un 0,8 y un 1,6%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0