Bolsa, mercados y cotizaciones

Jacobo Blanquer (Tressis Gestión): "Es un error usar al petróleo como baremo de la salud de la economía mundial"

  • Un 'café sin café' con Jacobo Blanquer, consejero delegado de Tressis Gestión

La OPEP y sus aliados se reúnen este jueves y viernes en Viena para barajar un recorte de la producción del petróleo el año que viene en un momento en el que su precio afronta la mayor caída mensual de la última década, en parte por una caída de la demanda que muchos achacan a la desaceleración de la economía. En opinión de Jacobo Blanquer, consejero delegado de Tressis Gestión, "es un error usar al petróleo como baremo de la salud de la economía mundial".

¿Ve posible un rally de fin de año?

Los rallys no se producen en los últimos quince días del año. La noticia de tregua en la guerra comercial entre China y Estados Unidos ayuda, pero no es un acuerdo como tal. Hay otra cita importante el próximo 11 de diciembre, con el tema del Brexit, en la que hay una casuística tremenda acerca de lo que puede pasar. Está descontado que salga el no y el mercado no se tomaría bien que saliera otra cosa. Después de dos meses tan fuertes de caídas podemos ver algunas subidas, pero no un rally.

¿Qué espera de la reunión de la OPEP? En caso de que se anuncie un recorte en la producción de petróleo, ¿lo vería como un catalizador para las bolsas?

No lo veo como un catalizador. Es un problema de exceso de oferta, que lleguen a un acuerdo de reducir la producción en 1,3 millones de barriles diarios o menos puede ayudar algo a corto plazo. Creo que sería un error usar al petróleo como baremo de la salud de la economía mundial, ya que con la entrada del fracking no es el mismo termómetro.

El mercado está descontando una desaceleración económica en 2019, ¿cuál es su escenario base?

El mercado ya ha descontado la desaceleración en los últimos meses de este año. No creo que estemos ante un mundo horrible, contemplo un crecimiento del 3,2%. Es verdad que 2019 será un año de muchas incertidumbres, pero para mí la principal es que los bancos centrales acabarán sus QE, menos Japón, y ante la ausencia de este comprador de bonos la clave es ver cómo se asume este papel y cómo se hace una digestión de QEs tan grandes, sobre todo los países más endeudados. La deuda corporativa estará muy presionada en cuanto a rendimientos, por lo que es probable que sus precios bajen.

En la cartera del fondo que gestiona figuran Santander y BBVA, ¿subirán los tipos de interés en Europa en 2019? ¿Cree que, por fin, será el año de la banca?

No creo que haya subida de tipos de interés en Europa en 2019, porque para que la hubiera deberíamos crecer más y el crecimiento actual es muy pírrico como para que se produzca un alza. Antes debe tocar la facilidad de depósito. Pero lo primero para que le vaya bien a los bancos es que la curva se mueva, y se alcancen tipo mayores y eso ocurrirá en la segunda parte del año.

También tiene exposición a Telefónica, ¿está su dividendo a salvo a pesar de su abultada deuda?

No contemplo cambios en su política de retribución en 2019. Telefónica ha mejorado mucho su generación de cash flow, está empezando a ganar dinero en España, reduciendo su deuda de forma orgánica, y además existe la posibilidad de que venda algún activo, como O2.

Una de sus principales posiciones es Renault, ¿ha aprovechado la corrección para comprar más acciones? 

Sí. Es una empresa con buenas ventas en Europa y en los mercados emergentes. Es cierto que sus dos catalizadores se han diluido un poco en el corto plazo debido al escándalo, pero por valoración está barata.

Además de en el automovilístico, ¿en qué otros sectores encuentra atractivo en estos momentos?

En el sector de los recursos básicos, que tiene a su favor el aumento de la demanda de minerales para crear las baterías de algunos coches eléctricos, además de la mayor demanda de infraestructuras de algunos países. Tanto este sector como el automovilístico serían los grandes beneficiados del acuerdo con China y Estados Unidos, que no sé en qué momento exacto llegará, pero en alguna parte de 2019 seguro porque Estados Unidos ya ha vivido en sus carnes que la guerra comercial no merece la pena.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.