Bolsa, mercados y cotizaciones

La renta fija global, cerca de vivir su peor año de pérdidas desde 2005

  • La deuda de los mercados emergentes en dólares retrocede un 4% este año
Foto: Dreamstime.

Ganar dinero en bolsa no está siendo nada sencillo en 2018. Salvo el tecnológico Nasdaq, pocos índices bursátiles aguantan claramente en positivo. Pero tampoco en renta fija. Y aquí ni siquiera se salva Estados Unidos. En general, el precio de la deuda emitida por todo el planeta está retrocediendo este año. Unas políticas menos laxas de bancos centrales como la Reserva Federal (Fed) o el Banco Central Europeo (BCE) y el entorno macro están presionando a los bonos, hasta el punto de que este puede ser el peor año para la deuda global con grado de inversión desde 2005.

El Bloomberg Barclays Global Aggregate Bond, uno de los índices de renta fija más seguidos que trata de reflejar el mercado mundial de deuda con grado de inversión con títulos de 24 países, tanto desarrollados como emergentes, acumula pérdidas del 3,16% en el año, y durante el mes de noviembre llegó a caer un 3,7%. Pese a que la bomba de la renta fija amenazaba con explosionar, tras muchos ejercicios artificialmente sostenida por la liquidez inyectada por los bancos centrales, lo cierto es que los dos últimos años este índice acabó en positivo, después de perder un 3,15% en 2015.

A principios de 2018 la situación era bien distinta a la actual. Hasta el mes de abril, la renta fija daba más alegrías que sustos. Se ganaba dinero con las carteras de bonos. Pero los factores en contra se han ido sumando: menos optimismo en el crecimiento económico que no ha impedido a los bancos centrales seguir normalizando sus políticas monetarias, las preocupaciones por los emergentes, la guerra comercial, los problemas en Italia, el Brexit...

¿Y qué puede ocurrir el próximo año? Los gestores temen que la situación para la renta fija no mejore. Al menos así se desprende de la última encuesta de Bank of America Merrill Lynch, realizada este mes, en la que al preguntarles a los gestores de fondos cuál es el activo que peor puede comportarse en 2019 respondieron que los bonos corporativos, en primer lugar, y los de gobierno, en segundo.

La deuda corporativa de empresas y bancos es de los activos de renta fija que más sufre este año, con caídas superiores al 4,5% por precio, frente al 2,9% de la soberana. En la zona euro, buena parte de este descenso responde a que el que se había convertido en un gran comprador, el BCE, ha reducido sensiblemente el dinero destinado a su programa de compras, para eliminarlo en diciembre -aunque no por completo, porque seguirá reinvirtiendo lo que obtenga de los cupones y los vencimientos-. Gracias a estas compras, hasta ahora, los bonos tanto públicos como privados estaban cotizando a rentabilidades muy bajas -a precios muy altos-.

"En general, seguimos siendo cautos sobre la deuda de los países periféricos al considerarla cara", apuntan desde AndBank. Mientras, en MoraBanc AM creen que "el incremento de la presión inflacionista es inevitable", pese a que el BCE pueda ser cauteloso, por lo que están "negativos en la deuda core", aunque en su caso "positivos" con la deuda periférica. Desde Axa son aún más pesimistas. "Las semillas de un futuro mercado bajista de bonos pueden comenzar a sembrarse en el próximo año", sostiene Chris Iggo, director de inversiones y responsable de renta fija de Axa IM, quien explica que "en una desaceleración global y en respuesta al populismo, los políticos gastarán y eso significa que los gobiernos se endeudarán más. La desaceleración cíclica podría ser bastante positiva para los bonos en 2019, pero la respuesta a eso podría ser una importante fuente bajista desde una perspectiva un poco más a largo plazo".

EEUU y los emergentes

No todas las caídas en renta fija se están produciendo en la zona euro. De hecho, uno de los grandes protagonistas del año ha sido el bono estadounidense a 10 años, cuya rentabilidad escaló por encima del 3% en abril por primera vez desde 2013. Es más, la deuda global en dólares está comportándose mucho peor, ya que sufre caídas cercanas al 2%, mientras en euros el descenso se limita al 0,78%.

La deuda emergente también está viviendo un año complicado, al retroceder un 4% (esta caída es de la emitida en dólares). Ignacio Torre, economista jefe de Arcano, ve peligro de que haya una crisis de deuda doméstica en algunos países emergentes, y de ser así considera que "el epicentro estaría en la deuda corporativa".

Sin embargo, desde Amundi confían en que volverá la calma a la deuda emergente a partir del segundo semestre del año que viene. "Después de un año difícil, creemos que las condiciones mejorarán progresivamente, especialmente en la segunda mitad de 2019. En deuda en moneda local, consideramos que las valoraciones no son particularmente atractivas", explican, por lo que prefieren la deuda de estos países en dólares.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
ROALZI
A Favor
En Contra

SE DE GENTE QUE ESTA VENDIENDO COMO LOCA, PARA NO TENER MAS PERDIDAS EN SUS FONDOS DE INVERSION. DENTRO DE 4 O 5 MESES, EN 2019, YA ESTARAN LOS BUITRES COMPRANDO CON SUS ESPECIALISTAS EN BOLSA, Y CHUPANDO DE LAS PERDIDAS DEL INVERSOR DE A PIE.... NADA NUEVO BAJO EL SOL

Puntuación 0
#1
Usuario validado en Facebook
Antonio Ballesteros
A Favor
En Contra

Los fondos pueden ofrecer rentabilidades o no porque dependen de las variaciones del mercado y del valor de las participaciones. Yo nunca fui partidario de ellos.

Puntuación 0
#2