Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Se acaba la gasolina en Wall Street? El mercado manda las primeras señales de alerta

  • Los 'insiders' huyen de las compañías y las small cap se quedan rezagadas
  • El inversor apenas tiene liquidez y puede verse atrapado

Durante los últimos años han sido muchos los expertos que han alertado sobre los síntomas de que el ciclo alcista de Wall Street podría estar tocando a su fin. La última advertencia ha sido la lanzada por el premio Nobel de Economía, Robert Shiller, quien detecta similitudes entre este mercado alcista y una de las mayores hecatombes bursátiles, el crash de 1929.

Sin embargo, Shiller también reconocía hace poco que el mercado podría subir mucho más antes de caer. Así las cosas, en lo que todos los economistas están de acuerdo es en que en algún momento el mercado entrará en un escenario bajista y en que lo más difícil es acertar con el momento. En este escenario, los analistas alertan sobre las primeras señales de alarma en el mercado. Ahora, lo complicado será saber si la bolsa seguirá tocando nuevos máximos antes de desinflarse definitivamente y, especialmente, cuál es el precio a pagar por perderse los últimos coletazos del ciclo o por no haber preparado su cartera antes de que empiece el terremoto. 

"Como todos sabemos, las valoraciones no tienen utilidad como una herramienta de timing y este año no ha sido una excepción: el mercado ha tocado nuevos máximos y las valoraciones han subido a nuevos niveles. Cuando en 2017 el PER de Shiller (una de las métricas de valoración bursátil más populares, que determina cuántas veces el beneficio está incluido en el precio de la acción) alcanzó niveles de 1929, el propio Shiller no solo compartió su preocupación sobre las valoraciones, también hizo una observación juiciosa: que los mercados podían seguir al alza los próximos años", señalan en Robeco. Así, ¿qué pistas está dando el mercado que apuntan a un posible agotamiento alcista?

Huida de los insiders

Los inversores que más conocen a las cotizadas vendieron durante el mes de septiembre acciones al ritmo más rápido en los registros. Según los datos de TrimTabs Investment Research, los insiders en Estados Unidos vendieron de media 400 millones de dólares al día en acciones, el nivel más alto para este mes en la serie histórica.

Esta es una tendencia que se ha visto a lo largo de todo este año, ya que, según señalan desde la consultora, "agosto ha sido uno de los únicos tres meses de los últimos siete años en el que los insiders han llegado a vender 10.000 millones de dólares". "Aunque estos inversores están vendiendo fuerte con su propio dinero, han comprometido la mayor cantidad dinero de la historia para sus accionistas para elevar los precios de las acciones", señala David Santschi, director de análisis de liquidez de la consultora.

Las small cap pierden fuelle

A pesar del escenario de incertidumbre por la escalada de la guerra comercial, el S&P 500 volvió a marcar durante el mes de septiembre nuevos máximos históricos. Sin embargo, las small caps de Estados Unidos fueron incapaces de sumarse a esta euforia, sufriendo una caída del 3,3% durante el mes, lo que les dejo 3,75 puntos porcentuales rezagados frente al selectivo de referencia. 

Según explica Jodie Gunzberg, directora de renta variable de EEUU de S&P Dow Jones Indices, esta ha sido la mayor diferencia entre ambos índices en 4 años. "En solo 24 de 297 meses el S&P Small Cap 600 sufrió pérdidas mientras el S&P 500 subía. Además, la divergencia entre ambos solo había sido mayor en 7 ocasiones en toda la historia y dos de estos casos precedieron a grandes caídas como las vividas entre el 2000 y 2002 y entre 2007 y 2009", señala Gunzberg.

Los inversores se la juegan

Otra de las medidas que preocupan a los analistas es la falta de liquidez que tienen los inversores en cartera. Según datos de Topdown Charts, los ETF apalancados de bolsa americana que apuestan por que el S&P siga subiendo tienen activos bajo gestión por 25.000 millones de dólares, marcando máximos histórico tras máximo histórico. Mientras, la protección ante un escenario bajista es mínima: los ETF apalancados que apuestan por una caída de Wall Street tienen bajo gestión apenas 5.000 millones de dólares, zona de mínimos de la última década.

Según explican desde la casa de análisis, esta es solo una pequeña muestra del "all-in" que han hecho los inversores, pero también hay otros datos que apuntan en la misma dirección. "La encuesta de la Asociación Americana de Inversores Individuales (AAII), la de The Investment Company Institute (una asociación mundial de fondos regulados) y la de la Fed muestran que el nivel de liquidez ha caído o bien a mínimos históricos o a mínimos del ciclo o al nivel más bajo desde la burbuja puntocom", apuntan.

De este modo, desde la firma de análisis aseguran que "cuando los niveles de liquidez están en este punto es algo completamente consistente con el tipo de señales que se ven cuando estás al final del ciclo económico, con valoraciones altas, una curva de tipos aplanada, una confianza del consumidor boyante o una Reserva Federal subiendo tipos".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ana27
A Favor
En Contra

Seguro, seguro que de aqui a 50 años, seguro que W.S. caerá y en 50 años seguro que caerá mas de una vez. Os mata ver que el Pres. Trump esta dejando a los sociatas mundiales sin argumentos y mas abajo que el piso.

Puntuación 4
#1