Bolsa, mercados y cotizaciones

Las carteras abren una nueva 'mina' en materias primas después de años

No sólo el oro sube en 2016 entre los principales metales del mercado: los que se dedican a usos industriales también están dando señales alcistas y muchos ya suben en el año

Los últimos años están siendo un quebradero de cabeza para los inversores en metales. El superciclo de las materias primas terminó y no sólo el petróleo ha experimentado desplomes en los pasados ejercicios. Los metales, especialmente los pesados -aquellos que tienen usos industriales-, han sufrido importantes descensos, derivados de la caída de la demanda de China: el índice Bloomberg Base Metals Index -recoge y pondera los principales metales de este tipo que cotizan en el parqué- cae un 29,8 por ciento desde sus máximos del año 2014. En aquel momento, justo antes de que empezasen las caídas del petróleo que se contagiaron al resto de materias primas, cotizaba en los 206 puntos, y ahora se mantiene en el entorno de los 145 puntos.

La desaceleración económica de China supuso un frenazo en la demanda de estos recursos por parte del gigante asiático, el principal consumidor de materias primas del planeta. Además de esto, las subidas que ha experimentado el dólar estadounidense en los últimos años también han contribuido a los descensos de las materias, ya que todas ellas cotizan en dólares -incluso las del mercado londinense-, y un dólar más caro hace que sean menos atractivas para los inversores que las compran en otras monedas.

Sin embargo, las últimas semanas están suponiendo un alivio para los alcistas en recursos básicos, ya que se está empezando a vislumbrar un cambio en su comportamiento: el índice consigue rebotar casi un 14 por ciento desde sus mínimos del año -que se tocaron el 12 de enero-, y ya sube más de un 6 por ciento desde el 1 de enero.

El selectivo se pondera de la siguiente forma: el aluminio supone un 45 por ciento, el cobre un 25 por ciento, el zinc un 15 por ciento, el plomo un 12 por ciento, el níquel un 2 por ciento y el estaño un 1 por ciento. Todos estos metales están experimentando subidas llamativas durante las últimas semanas: desde los mínimos que han tocado este año, el Zinc sube casi un 24 por ciento, el estaño un 22 por ciento, el níquel y el plomo en torno a un 14 por ciento y el cobre y aluminio cerca de un 10 por ciento -ver gráfico-.

"Los mercados de materias primas no son financieros. Aunque lo parezcan en ocasiones. Con todo, espero que suban los precios aunque poco a poco", asegura José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi.

Javier Santacruz, profesor del IEB, explica que no se trata de un rebote basado en el aspecto fundamental de este mercado: "Se puede apreciar cómo algunos de los metales que más están subiendo son en los que más sobreoferta hay. Por eso, creo que se trata de un rebote técnico, en un momento en el que está cayendo la liquidez en este mercado".

A pesar de todo, este rebote ya ha dado alegrías a algunos inversores. Un ejemplo del acierto que ha sido apostar por los recursos básicos en este inicio de año es el fondo de renta variable internacional que gestiona azValor. Mantiene una exposición del 37 por ciento a materias primas, y sube en el año casi un 6,4 por ciento, frente al descenso del 7,2 por ciento que mantiene de media su categoría, según datos de Morningstar.

El idilio del oro con el mercado

Si hay un activo que vive un idilio en este inicio de año, ese es el oro. A pesar de la fuerte volatilidad vista en los primeros compases de 2016 el metal dorado ha logrado colocarse entre las commodities más alcistas en los dos primeros meses del ejercicio.

Su precio se ha elevado en más de un 16 por ciento desde el primero de enero y ya sólo el ganando bovino logra registrar un comportamiento más alcista en este periodo de tiempo. "Los inversores continúan recurriendo a la seguridad del oro, lo que lo llevó a ser el activo con un mayor volumen de capital captado durante la semana pasada", señalan desde ETF Securities.

En este sentido, los ETPs sobre oro físico captaron la semana pasada un total de 193 millones de dólares según afirman desde la gestora británica y ya van 1.200 millones en lo que va de año. E igual ocurre con el mercado de futuros, donde el optimismo se mantiene vigente, con "el posicionamiento neto largo habiéndose incrementado en más de un 20 por ciento durante la semana pasada", confirman los expertos de ETF Securities.

No es para menos. Al menos al calor del aspecto técnico que ofrece su curva de precios. "Lo más probable es que en próximas semanas podamos asistir a, cuando menos, un nuevo tramo al alza que lleve a su cotización a la zona de los 1.300 dólares", asegura Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader. "Y no descartamos objetivos en próximos meses en los 1.400 dólares".

Y es que, esta materia prima se ha convertido en el rey Midas del mercado en 2016 por méritos propios. No en vano, todos los productos financieros que tienen que ver con un comportamiento alcista de esta materia prima suman ganancias que en muchos casos superan las registradas por ella misma.

Es el caso por ejemplo de las mineras. Hasta un total de 6 de ellas (Anglo American, Randgold, Glencore, Fresnillo, Allegheny y Outokumpu) se cuelan en el inicio de año entre las 10 empresas más alcistas del Stoxx 600, el índice que reúne a las empresas más grandes del Viejo Continente. Y entre ellas Fresnillo y Randgold que operan con el metal dorado. De media, los casi 65 fondos que invierten en oro y metales preciosos logran una rentabilidad que ronda el 30 por ciento. Entre ellos destacan el Share Gold y el Deutsche Invest I Gold and PM Eqs LC que gestionan Bank Degroof y Deutsche Bank. Ambos obtienen un rendimiento que ronda el 37 por ciento desde el primero de enero tras acumular pérdidas que en 2015 ascendieron al 11 y al 19 por ciento, respectivamente.

Las mejores recomendaciones

En este sentido, la media de firmas de inversión ya ha señalado a sus principales favoritos para aprovechar el rebote que viven las compañías dedicadas a la minería. Boliden (Suecia) y, sobre todo, Rio Tinto (Reino Unido) son las empresas que más destacan en este sentido en Europa. En ambas se espera un notable crecimiento de su beneficio de cara a los siguientes años que hará a la londinense elevarlo un 35 por ciento en 2017 y a la sueca dejar atrás las pérdidas registradas en 2015.

"Rio Tinto ha sido la empresa que ha demostrado ser más defensiva en el segundo semestre de 2015 entre las grandes firmas del sector", señalan desde Citi, desde donde hacen alusión a cómo ha sabido recortar los costes de producción como ninguna otra. Se trata de una compañía que ya ha repuntado más de un 30 por ciento desde mínimos y que aún tiene un potencial alcista cercano al 15 por ciento de cara a los próximos 12 meses, según los expertos que recoge FactSet.

Por su parte, en EEUU es Nucor la que más llama la atención. Más 13.000 millones son los que capitaliza la firma. Una cifra que podría verse elevada a un alto ritmo si consigue multiplicar por 2,5 su beneficio neto en los próximos dos años como espera la media de analistas. Cameco, Acerinox, Bluescope, Aperam, y Nippon Steel (ver gráfico) son las otras opciones que represetan una oportunidad de compra fuera de los mercados más negociados del mundo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

J. PLATA
A Favor
En Contra

SI NOS GUIAMOS POR EL USO INDUSTRIAL Y POR LAS PREVISIONES FUTURAS. NO SERA EL ORO SINO LA PLATA LA QUE DUPLICARA O TRIPLICARA PRECIOS EN LOS PROXIMOS 10 AÑOS.

Puntuación -7
#1