Bolsa, mercados y cotizaciones

La bolsa europea no descarta el riesgo bajista con el resultado electoral en Francia

Bolsa de Frankfurt, bolsa europea. Dreamstime

La bolsa europea arrancó la semana con leves descensos entre las principales plazas europeas. Sin embargo, los principales índices bursátiles cambiaron su signo a medida que avanza la sesión del lunes y los inversores interiorizan el nuevo escenario que se plantea en Europa tras el resultado electoral en Francia. El EuroStoxx 50 supera los 5.000 puntos de nuevo al subir un 0,55% mientras que el Cac francés avanza casi un 0,5%. El Ibex 35 se queda algo rezagado aunque se mantiene sobre los 11.060 puntos, lo que implica un ascenso de casi un 0,4%.

El resultado electoral en Francia cotiza este lunes en el mercado europeo. Mientras se conforma la nueva Asamblea Nacional en Francia, los inversores estarán pendientes esta semana de los datos macroeconómicos que lleguen de Estados Unidos. Este jueves se publicará el dato del IPC de julio en el que se espera un repunte de la inflación de una décima, según Bloomberg, lo que implicaría un motivo más para quela Reserva Federal se replantee el retraso de los recortes de tipos en el país.

La movilización en Francia contra la extrema derecha de Le Pen permitió a la coalición de izquierdas, el Nuevo Frente Popular, hacerse con la victoria al alcanzar los 182 escaños. Sin embargo, ningún partido se hace con la mayoría absoluta y eso vuelve a sembrar dudas sobre el próximo gobierno y las políticas fiscales que se aplicarán en los próximos años. El euro retrocede frente al dólar en los primeros compases de este lunes hasta llegar a cambiarse por menos de 1,082 dólares.

Después de un mes de junio en el que los mercados franceses borraron millones de euros tanto en acciones como en bonos por la incertidumbre política en el país, el Cac francés apenas sube un 1,5% en lo que va de 2024 y su bono a diez años cotiza a una rentabilidad similar a la de otros países europeos como el portugués o el español. Los bonos franceses registran caídas de precio (incremento de rentabilidades) en los principales vencimientos ante la posibilidad de que el éxito de la izquierda implique un aumento del gasto público que incremente el déficit fiscal.

Por lo pronto, la deuda francesa mantiene un diferencial elevado respecto al rendimiento que ofrecen los bonos alemanes en el mercado secundario. Es decir, la prima de riesgo de los bonos franceses se mantiene por encima de los 65 puntos básicos aunque llegó a superar los 80 puntos básicos con el anuncio del adelanto electoral por parte de Emmanuel Macron.

Por su parte, el Ibex 35 amagó con perder el soporte de los 10.875 puntos en las últimas sesiones pare cerrar la pasada semana con alzas. Esto invita a pensar en que el selectivo español se aleja de su suelo dentro de la fase de corrección que empezó en los 11.470 puntos, según el asesor técnico de Ecotrader, Joan Cabrero. No obstante, el Ibex 35 aún no ha descartado todas las opciones bajistas. "Como he ido señalando desde hace días, para que podamos hablar de fortaleza y se pueda considerar un escenario más consolidativo que correctivo lo mínimo exigible es que el rebote se alargue sobre los 11.200 puntos", explicó Cabrero

Si el selectivo español alcanza esos 11.200 puntos se alejarían los riesgos de asistir a una caída al soporte de los 10.500 puntos. En el peor de los casos, la corrección podría llevar al Ibex 35 a una caída hasta los 9.830 puntos que son los mínimos del año. "Si eso sucediera, estaríamos ante un verdadero regalo de Navidad, pero ya en los 10.500 puntos soy partidario de volver a comprar bolsa española", argumenta el asesor de Ecotrader.

Las posiciones de los inversores a favor de un petróleo al alza llevan al Brent a cotizar sobre los 86,3 dólares por barril. No obstante, se espera que llegue más allá en los próximos meses por algo más que los riesgos geopolíticos y la recuperación del consumo que se espera durante el verano en el hemisferio norte. Los gestores están añadiendo posiciones largas en el petróleo por cuanta semana consecutiva, lo que representa la racha más alcista para el crudo desde abril, según Bloomberg. Y una tormenta que deriva en huracán en Estados Unidos tiene parte de la culpa.

Se espera que los inventarios de petróleo en Estados Unidos se vean resentidos durante el verano no solo por ese aumento de consumo, sino por elementos como el huracán Beryl, que dificulta la extracción de petróleo en el Golfo de México. "Si la producción de gas y crudo en alta mar está en riesgo, cuando la tormenta toque tierra el impacto potencial será en las refinerías", comentó Warren Patterson, jefe de estrategia en materias primas de ING Group. Esto también implica que se produzca una descorrelación de los precios entre el Barril Brent, de referencia europea, y el WTI Texas, más ligado al crudo estadounidense. Y es que mientras el Brent sube un 12% en el año el WTI Texas lo hace un 15,5%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud