Bolsa, mercados y cotizaciones

El gran descubrimiento de petróleo que ya revoluciona este país de África sin haber extraído una gota de crudo

  • Es el mayor descubrimiento de petróleo de la historia en aguas profundas
  • No se ha extraído crudo aún, pero la economía ya se está transformando
  • La actividad de exploración y los viajes de negocios impulsan el PIB de Namibia
 

En los últimos años, los descubrimientos importantes de petróleo se están produciendo en países remotos, poco poblados y que hasta la fecha no estaban en el radar de las grandes petroleras. Esta circunstancia está generando historias curiosas, protagonizadas por economía que la mayoría de la gente no sabría ni situar en un mapa, pero que, gracias al petróleo, suenan cada vez con más fuerza. Este es el caso de Namibia, un enorme país (casi todo desierto) en términos de superficie, pero que solo tiene 2,6 millones de habitantes. En este país caben una España y media, además de tener un desierto más grande que Andalucía entera. Con estos datos, cualquier apostaría a que su gran descubrimiento de petróleo se ha realizado en tierra o en el desierto… sin embargo, Namibia se está haciendo 'famosa' porque es la protagonista del mayo descubrimiento de petróleo de aguas profundas de todo el mundo. Por ahora, todo son promesas y expectativas, puesto que no se ha extraído petróleo comerciable. Sin embargo, este hallazgo de crudo ya ha comenzado a cambiar la economía del país.

En un reportaje publicado por la agencia Bloomberg, los expertos (directivos de aerolíneas y economistas) ponen de relieve el cambio que ha comenzado en el país. Poco a poco, Namibia está virando desde un modelo basado en el turismo y el ocio hacia otro más enfocado en los negocios. "Los descubrimientos de petróleo y gas en Namibia están transformando a la nación, convirtiendo a esta pequeña economía en un destino de viajes de negocios de alto nivel", señala el artículo.

Las petroleras TotalEnergies y Shell han encontrado reservas de petróleo estimadas en 11.000 millones de barriles en Namibia, lo que es hasta la fecha el mayor hallazgo jamás realizado en aguas profundas. No obstante, desde la industria y el propio país piden calma, puesto que aún no se ha extraído ni una gota de petróleo o gas.

"Entendemos que las cantidades son grandes, pero todavía tenemos que probar la viabilidad comercial con mayor seguridad", aseguraba el ministro de Finanzas, Ipumbu Shiimi, a Bloomberg en una entrevista en Washington el pasado mes de abril. "Esperamos que tomen una decisión final de inversión probablemente a finales de este año". El petróleo podría cambiar las reglas del juego para esta economía que tiene menos de 3 millones de habitantes, y donde muchos viven en la pobreza. "No queremos contar los polluelos antes de que los huevos eclosionen, pero si el descubrimiento es sustancial, definitivamente cambiará la base de la economía Namibia", afirmó.

Pese a que la extracción de crudo o gas no ha comenzado, los viajes de directivos y otros trabajadores de la industria de exploración para las grandes petroleras están empezando a cambiar el país, según fuentes Airlink, una aerolínea sudafricana que ha entrado en el negocio de aéreo de Namibia.

El petróleo bajo el mar, los negocios en el aire

Aunque Namibia es rica tierra y su petróleo está en el mar, los negocios llegan desde el aire. "Es cierto que Namibia ya era un gran destino de ocio, pero el descubrimiento y la pronta comercialización de petróleo y gas, así como del hidrógeno verde, lo está transformando en un destino de viajes de negocios por aire", asegura el director ejecutivo de Airlink, Rodger Foster, en una entrevista de Bloomberg TV esta misma semana. "Muchos de nuestros viajes son viajes de negocios de alto nivel que no son tan sensibles ni tan volátiles como otros viajes aéreos".

Airlink ha incrementado sus vuelos a Walvis Bay (una ciudad de Namibia con una población de unos 80.000 habitantes) y a la capital de Namibia, Windhoek, cuentan con 63 viajes de ida y vuelta a la semana desde Sudáfrica, el país que sigue siendo el hub financiero del continente. Airlink adquirió una participación del 40% en FlyNamibia hace dos años. La aerolínea ha visto como las rutas de viajes de negocios han brotado como las setas tras un año lluvioso. Estas rutas están plagadas de personas que trabajan en el sector del petróleo y el gas, y también en el sector de la minería, segura Foster.

Las actividades de exploración de petróleo y gas, junto al auge de la minería, están sumando al PIB de una forma importante. Namibia ha elevado sus previsiones de crecimiento económico para 2023 y 2024 y ha reducido una proyección de déficit presupuestario debido principalmente al fuerte crecimiento de estos dos sectores y todo lo que conllevan (industrias auxiliares, servicios…).

Ahora, el Gobierno cree que el crecimiento económico fue del 5,6% el año pasado y será del 4% este año, frente a las proyecciones del 3,5% y 2,9%, respectivamente, realizadas en octubre de 2023. Las revisiones al alza se producen al comprobar que todas estas actividades de exploración y negocios están ya influyendo en una economía cuyo PIB per cápita es de unos 11.000 dólares (menos de un tercio del PIB per cápita de España). Namibia se ha convertido en el punto caliente de la exploración petrolera de África, explican desde Reuters.

Con todo, Airlink, que opera en el continente desde hace 32 años, está considerando expandirse regionalmente, aprovechando el lucrativo negocio del petróleo y el gas. Para ello tendrán que adquirir aviones de mayor tamaño: "Si queremos hacer crecer el negocio donde no somos tan competitivos en este momento, necesitamos avanzar hacia aviones más grandes, por ejemplo, y eso implicaría capital", comenta Foster, sin revelar cómo planea la compañía recaudar fondos. Airlink también tiene acuerdos interlínea con Qatar Airways y Emirates para brindar a los pasajeros conectividad a través de Ciudad del Cabo y Johannesburgo a destinos adicionales dentro del sur de África.

Qatar Airways planea invertir en una aerolínea no identificada con base en el sur de África, según reveló la propia aerolínea en mayo. Foster se negó a decir si Airlink era el socio y aseguró que "tenemos esas conversaciones, pero no firmamos ningún acuerdo vinculante irrevocable con ninguno de nuestros socios en este momento".

¿Qué hacer con tanto petróleo?

Mientras tanto, el Gobierno de Namibia ya ha comenzado a debatir cómo se debería gestionar el dinero que se obtenga del crudo. Por ahora se está redactando un proyecto de ley para regular cuántos ingresos del petróleo se destinarán a un futuro fondo soberano, cuánto se puede retirar y cómo se invertirá, aseguraba Shiimi. El plan es presentarlo a los legisladores a finales de este año.

"Debido a que los ingresos van a ser significativos, tenemos que encontrar una manera de recaudarlos y también implementarlos de tal manera que estén disponibles para una generación futura", aseguró el político. El banco central de Namibia administrará el fondo inicialmente, pero si crece lo suficiente, podría constituirse como una entidad independiente.

El ministro ha explicado que se considerará más adelante si unirse a la OPEP+ cuando el petróleo comience a fluir, pero no se llevarán a cabo discusiones formales hasta que la viabilidad comercial del descubrimiento esté clara, comentó hace unos meses Shiimi. "Es algo que estamos analizando, pero sobre lo que no hemos tomado una decisión firme".

Se una o no a la OPEP+, Namibia se ha convertido en uno de los países con mayor proyección económica para los próximos años. Se estima que el petróleo no comenzará a fluir de forma clara y notable hasta finales de esta década, pero la transformación de la economía ya ha comenzado. Esta economía africana se unirá así, si todo lo previsto se cumple, a otros países como Guyana, cuya economía se ha disparado gracias a los recientes descubrimientos de petróleo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud