Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street se beneficiará más que nadie del 'tesoro' billonario de los fondos monetarios

  • Los gestores de BofA creen la bolsa americana será la más beneficiada
  • El foco volverá a la Fed para que baje tipos: lo hará en septiembre
  • El miedo a la inflación se diluye y los gestores prevén 2 o 3 recortes en doce meses
Wall Street será el gran beneficiado de la rotación de activos desde los monetarios. Foto: Dreamstime
Madrid icon-related

Desde finales de 2018, los fondos de deuda de corto plazo han disparado su patrimonio. Estos fondos, también conocidos como 'monetarios', cerraron 2023 con 9,9 billones de dólares bajo gestión según los datos de Fitch, un récord histórico. Se trata de los vehículos que suelen utilizar los inversores para reducir su exposición a otros mercados de más riesgo, como la bolsa o la renta fija de duraciones más largas, y una de las grandes preguntas que se plantean ahora los expertos es hacia dónde fluirá esta enorme bolsa de capital en el futuro. Los resultados de la última encuesta de Bank of America a gestores de fondos apuntan a que será la bolsa estadounidense la que más se beneficie del movimiento de capital que se producirá desde estos fondos.

Los fondos monetarios han construido durante los últimos años una enorme bolsa de patrimonio, y se presupone que este capital irá entrando en otras clases de activos en el futuro. La gran pregunta es, ¿dónde? Los monetarios acaparan ya 9,9 billones de dólares bajo gestión, un 'tesoro' que acabará invertido, sobre todo, en Wall Street, según la opinión de los gestores de fondos encuestados por BofA. En la última encuesta, la del mes de junio, han participado 206 gestores, con 640.000 millones de dólares bajo gestión.

Para el 32% de los encuestados, el principal beneficiario de la reasignación de capital desde los fondos monetarios será la bolsa estadounidense, por delante de los bonos gubernamentales, los favoritos para el 25% de los encuestados. El 19% de los participantes cree que será la bolsa mundial, y no sólo la estadounidense, la que más gane con este movimiento de capital, mientras el 12% apunta a los bonos corporativos. Sólo un 4% de los encuestados cree que los grandes beneficiados serán el oro y el resto de materias primas.

La inflación cada vez asusta menos

Otra de las conclusiones que deja la última encuesta a gestores es cómo el miedo a que se produzca otro repunte de inflación está cayendo. Para los encuestados, la posibilidad de que vuelve a haber sustos por parte de la inflación sigue siendo el mayor peligro en este momento, pero son cada vez menos los que la sitúan como la gran amenaza. Si en abril y mayo era casi un 45% de los encuestados los que la señalaban como el principal riesgo para la economía y los mercados, ahora ya sólo es un 32% de los encuestados los que así lo perciben.

Hay otros riesgos que, poco a poco, van acercándose a la inflación, y si la tendencia continúa, terminarán adelantándola como el gran peligro a juicio de los encuestados. La geopolítica cada vez va ganando más peso en este sentido, y ya es un 22% de los gestores los que la colocan como el principal riesgo en este momento, frente al 17% que así lo veían en mayo. En tercer lugar, se mantienen las elecciones estadounidenses de este año, con el 16% de los gestores colocándola como el mayor peligro.

Sobre el impacto que tendrán las elecciones estadounidenses, otra de las cuestiones planteadas por Bank of America en la encuesta, la respuesta más repetida por los gestores apunta a que "el comercio" será el más afectado, con el 38% de los encuestados respondiendo en esta dirección. La geopolítica se mantiene en segundo lugar en este sentido, ya que el 20% de los gestores cree que será la que más se verá impactada por las elecciones. Por detrás quedan la inmigración, los impuestos, el gasto gubernamental y la energía, en ese orden.

Por último, otros peligros que destacan los encuestados son la posibilidad de que haya un aterrizaje duro de la economía (poco probable, ya que apenas un 5% de los encuestados cree que ocurrirá en los próximos 12 meses), que se produzca un evento sistémico de crédito, o que estalle la burbuja que se ha formado por las expectativas que está generando el desarrollo de la inteligencia artificial.

La Fed podrá empezar a bajar tipos en septiembre

Con la inflación cada vez preocupando menos a los gestores, las expectativas de ver recortes de tipos por parte de la Reserva Federal estadounidense (Fed) se mantienen. Los gestores tienen claro que la institución va a bajar los tipos en los próximos 12 meses, y 8 de cada 10 encuestados cree que habrá 2, 3 o más recortes de tipos en este periodo.

Es más, la reunión en la que los encuestados creen que empezará el recorte de tipos es la del próximo septiembre, con un 39% de los gestores esperando que la Fed baje tipos en esa fecha. Un 23% espera que lo haga en diciembre, y un 16% en el encuentro de noviembre. Apenas un 8% cree que no habrá ningún recorte de tipos en los próximos 12 meses.

El posicionamiento de las carteras

Los gestores siguen siendo optimistas en sus inversiones, en línea con sus expectativas macroeconómicas y a la espera de que la Fed recorte tipos, y también de que comience la rotación de activos desde los fondos monetarios hacia otros mercados. El indicador de sentimiento que elabora Bank of America con el posicionamiento de las carteras de los gestores sigue mostrando optimismo, hasta el punto de que es el más alcista que han visto desde noviembre de 2021. El peso de la liquidez en las carteras de los encuestados se mantiene como en mayo, en el 4%, el nivel más bajo que se había visto desde hace 3 años.

En el último mes, los gestores han optado por entrar, sobre todo, en bolsa de la zona euro. En segundo lugar, la entrada en el sector de las utilities ha sido la más agresiva, y en tercero, en fondos de activos inmobiliarios. Los bancos, el consumo cíclico y el sector asegurador también han recibido entradas netas de dinero por parte de los encuestados en el último mes.

Esta rotación se ha llevado a cabo a costa de las salidas que se han producido en el sector de los materiales, en primer lugar, en el de la energía, en segundo, y en Japón, en tercer lugar. La renta fija también ha bajado de peso en las carteras de los encuestados en el último mes, y ya tiene una situación de infraponderación neta en la cartera media de los gestores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud