Bolsa, mercados y cotizaciones

Los analistas ponen en jaque el dividendo de Naturgy y Enagás

  • Los expertos esperan pagos inferiores a los suelos que han informado Enagás y Naturgy
  • La retribución media del sector es del 4,6% con cuatro dividendos que rentan un 5% o más 
Archivo
Madrid icon-related

Es posible que, tras vaticinarse este como el gran año de la renta fija, finalmente lo acabe siendo el próximo ejercicio. Sin embargo, más allá del atractivo que pueda presentar la inversión en deuda, no hay que alejar la mirada de la buena oportunidad que pueda ofrecer la renta variable. En concreto, la inversión en las utilities del Ibex ofrece una rentabilidad, solo por la vía del dividendo, del 4,7% a cuenta de 2023. De hecho, las retribuciones esperadas por los expertos para cuatro de las firmas de este sector, alcanzan rendimientos del 5% o más, frente a, por ejemplo, el 3,3% que ofreció en la última subasta la deuda a doce meses.

Durante el ejercicio han sido unas cuantas las energéticas del índice nacional que se han ido pronunciado sobre cuál será su política de dividendos el próximo ejercicio. En concreto, Enagás, Naturgy y Redeia incluso han definido cuál será el suelo de su retribución.

Ya en junio de 2022, con su Plan Estratégico 2022-2030, Enagás aclaraba que, tras aumentar la retribución este ejercicio hasta los 1,74 euros por acción, esta cifra se quedaría congelada hasta, como mínimo 2026, alegando que buscan una "priorización del plan de crecimiento a la distribución de dividendos".

Por el momento, estos 1,74 euros suponen el rendimiento más elevado de todo el Ibex 35, del 10,3%, aunque el consenso de analistas que recoge FactSet sitúa algo por debajo esta retribución y fija un dividendo un 3% inferior para el próximo año, de 1,69 euros. Pese a ello este pago sigue rentando un 10,2%. Lo cierto es que Enagás se enfrenta al obstáculo de una exigente política de dividendos con unas estimaciones de los expertos que apuntan a unas ganancias decrecientes. Así, el esfuerzo de Enagás para cumplir con su política de dividendos es el más alto de todo elIbex 35 y en 2024 deberá destinar el 100% de los beneficios de 2023 y un 40% más sólo al dividendo.

Tras reavivar el plan Géminis -consistente en la escisión de la compañía en dos grupos- en julio, Naturgy anunciaba una mejora del dividendo y situaba este en 1,40 euros como mínimo en los próximos ejercicios. La energética alegaba que, con este aumento, quiere compensar a sus accionistas por "la subida de los costes por tipos de interés e inflación". Sobre precios actuales, esta retribución ofrece una rentabilidad del 5,1%. Sin embargo, lo cierto es que pese a confirmar este suelo, el consenso de analistas que reúne FactSet, a cuenta de los beneficios de 2023 espera un dividendo algo menor, de 1,36 euros, que rentan casi un 5%.

Al contrario que ocurre con Enagás, para Naturgy las previsiones de los analistas para beneficio neto son crecientes y el esfuerzo de la energética presidida por Francisco Reynés será menor. En concreto, los expertos esperan que un 67% de las ganancias de la utility el próximo ejercicio se destinen a la retribución a sus inversores.

Redeia ha sido la última del sector español en establecer una retribución mínima para sus accionistas. En su Plan Estratégico 2021-2025 fijaba que, a partir de 2023 y hasta el final del plan, el suelo mínimo del dividendo se situará en 0,80 euros por acción. Actualmente, esta cantidad ofrece una rentabilidad del 5,3%. A diferencia de Enagás y Naturgy, sobre los beneficios de 2023, los expertos esperan una retribución superior a su suelo marcado, de 0,98 euros por acción, que ofrecen un rendimiento del 6,4%, sobre precios actuales, la segunda rentabilidad más elevada del sector.

Esta energética, anteriormente conocida como Red Eléctrica, sufre el mismo problema que Enagás. Las estimaciones de los analistas apuntan a un beneficio decreciente para los próximos ejercicios y el payout (el porcentaje de las ganancias que se destina al reparto de dividendos) en 2024 más de la última década, destinando el 88% de las ganancias a la retribución.

A partir de aquí, únicamente Iberdrola y Endesa han lanzado públicamente algún mensaje sobre su dividendo el próximo año. A raíz de los últimos resultados trimestrales, Iberdrola anunciaba que ya en enero realizará el primer pago con cargo a los beneficios de 2023. Este primer monto será de 0,2 euros y renta actualmente un 1,7%. Para optar a él, los inversores tienen que tener las acciones de Iberdrola en cartera antes del 8 de enero. Tradicionalmente, la que es la mayor energética de la bolsa española, ha realizado un segundo pago complementario que, en los últimos ejercicios, ha ido en aumento. Así, el consenso de analistas que recoge FactSet espera que la retribución total el año que viene alcance los 0,53 euros por acción que ofrecen un rendimiento del 4,7%. Cónsulte aquí el calendario de dividendos.

Endesa abonará incluso antes el primer pago con cargo a las ganancias que consiga en 2023. Para poder cobrar los 0,50 euros por acción confirmados por la compañía, habrá que tener acciones de Endesa antes del 28 de diciembre. Ya este primer pago renta un 2,6%, pero lo cierto es que los analistas esperan que el dividendo total alcance los 1,09 euros por acción que, sobre precios actuales, dan un rendimiento del 5,7%, el segundo más elevado tras el de Enagás.

Por su parte, guiándonos solo por las previsiones del consenso de expertos que agrupa FactSet, Acciona repartiría, a cuenta de los beneficios generados en 2023, un dividendo de 4,68 euros por acción, que ofrecen una rentabilidad del 3,5%. Su filial verde, Acciona Energía, distribuiría un dividendo de 0,57 euros por cada título que se posea. Este monto supone conseguir una rentabilidad del 2%. Ambas firmas presentan los menores payouts del sector, con porcentajes del 44% y el 37% respectivamente.

Comportamiento bursátil en 2023

En un ejercicio, en el que más del 80% del Ibex 35 registra ganancias y el propio índice se anota una revalorización de más del 20% anual, en bolsa el sector de las 'utilities' se lleva 'una de cal y otra de arena'. Las acciones de Naturgy y Endesa viven subidas en 2023 de más del 10%, mostrando saldos del 12,4% y 10,3% respectivamente. Por su parte, Enagás, Iberdrola y Solaria también colocan sus cuentas bursátiles en verde en este ejercicio y avanzan desde el primero de enero un 8,3%, 7,4% y 6% respectivamente. De todas estas firmas, solo Endesa, Iberdrola y Solaria cotizan, para los expertos, aún con potencial alcista. Al otro lado de la tabla, de las seis compañías que sufren pérdidas en 2023, tres corresponden a este sector: Redeia (-6,3%) y Acciona Energía y Acciona empatadas en su caída, del 22,8% en 2023.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud