Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex sufre cinco semanas seguidas a la baja y cede el 10% de subida en 2023

  • La renta variable global claudica por la incertidumbre del conflicto y el Ibex 35 se deja un 2%
  • Grifols se sitúa entre los diez peores valores de la semana del Stoxx 600
  • La volatilidad del precio del petróleo aumenta un 40%
Bolsa de Madrid. Foto: Dreamstime
madridicon-related

Vaya semana. La geopolítica dejó su huella en la renta variable global durante los últimos cinco días en los que ninguna de las grandes referencias del parqué escapó a las caídas. El índice EuroStoxx 50 se dejó un 2,6% desde el pasado lunes mientras que el Ibex 35 retrocede un 2,2% en las mismas fechas, sube menos de un 10% en el año. En ambos casos supone encadenar cinco sesiones consecutivas a la baja que marca la peor racha de la bolsa europea desde junio del año pasado.

La tensa situación geopolítica empujó a la renta variable a la baja. Sin embargo, también contribuyó el hecho de que el rendimiento de los bonos soberanos se mantiene al alza rozando nuevos máximos en referencias como el bono estadounidense a diez años.

Por otra parte, en la sesión del viernes se acumuló el vencimiento mensual de derivados de la mayor parte de índices (incluido el caso del Ibex 35) que sumó mayor volatilidad al mercado en plena presentación de resultados. La única buena noticia es que las recientes caídas en bolsa dejan a las referencias del parqué europeo y de Wall Street a punto de su zona óptima de compra, según las referencias del asesor técnico de Ecotrader, Joan Cabrero.

Dentro del selectivo español las caídas también fueron la tónica habitual. Solo seis valores cerraron el conjunto de las cinco últimas sesiones en positivo, aunque con tímidos ascensos como fue el caso de Repsol (avanzó un 0,6% gracias al repunte de los precios del petróleo). El sector bancario fue el ganador dentro del Ibex 35 con Bankinter como líder de la bolsa española al subir un 6% tras presentar unos resultados que batieron las expectativas del mercado tanto en ingresos como en beneficio por acción (0,295 euros en el tercer trimestre).

En el lado contrario tomó posiciones Grifols como el peor valor del selectivo español con una caída de casi un 11% que deja a la compañía que trabaja con hemoderivados entre las diez posiciones más bajistas del Stoxx 600 en la semana. No obstante, no es su peor periodo de cinco días en 2023, ya que es la tercera vez este año que Grifols se deja más de un 10% semanal y que fuerza a su acción a caer un 3% desde el primero de enero.

Cellnex, Laboratorios Rovi y Fluidra se apuntan a su vez caídas superiores al 5%. Y ArcelorMittal cede un 5,5% desde el lunes y profundiza en su mínimo anual al perforar los 20,5 euros por acción. Como Acernox, y el resto de acereras europeas, ArcelorMittal acusa el difícil panorama inmobiliario chino que recorta las previsiones de demanda de materiales de construcción global y afecta a su cotización.

Ante la incertidumbre que vive el mercado, con un conflicto en Oriente Medio que se tensa cada día un poco más, los inversores se están refugiando en los tradicionales activos que capean el temporal.

El activo refugio por excelencia, el oro, logra su segunda semana consecutiva de ganancias y se anota una revalorización sobre un 2,6%. Desde que se inició la guerra entre Israel y Gaza y tras quedarse a tan solo un 0,5% de distancia de los mínimos anuales, en los 1.811 dólares por onza, la cotización del metal dorado rebota casi un 9%. A media sesión, de hecho, la onza se situaba en el entorno de los 1.980 dólares, quedándose a menos de un 1% de los 2.000 dólares en los que no cotiza desde el pasado mayo.

Por su parte, el Brent -la cotización del petróleo de referencia en el Viejo Continente- también se suma a la estela alcista de esta semana. Aupado por los temores de los inversores a problemas de suministro que deriven en un shock de la oferta, esta semana su precio gana un 3,5% y a media sesión, el barril superaba los 93 dólares, acercándose a los actuales máximos del año, marcados a finales de septiembre en los 96,55 dólares y de los que se encuentra a un 3%. La volatilidad del crudo se ha disparado hasta un 40% desde que empezaron las nuevas tensiones geopolíticas.

El dólar, el otro gran activo refugio en estos tiempos, se acerca a máximos de 2023 frente a la cesta de las siguientes 10 divisas más negociadas. Pese a ello, esta semana pierde el pulso en su cruce principal, frente al euro. La divisa europea recupera un 0,8% de su valor frente al billete verde, estableciéndose el cambio este viernes en los 1,059 dólares.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud