Bolsa, mercados y cotizaciones

La rentabilidad de los dividendos y las recompras del Ibex suman un 6% al año

  • El selectivo brinda un retorno del 5% en pago al accionista
El bono a diez años ofrece una rentabilidad del 3,9%. Dreamstime.

Aunque el mercado de la renta fija ha copado titulares en las últimas jornadas con máximos de rendimiento de más de una década en bonos como el alemán, el español o el americano, la vía de la bolsa sigue siendo superior por rentabilidad, con un 6%, si se suma el retorno total del dividendo del Ibex 35 junto con las recompras de acciones que estima el consenso para este ejercicio.

Concretamente, el papel soberano español con vencimiento a diez años ofrece ahora una rentabilidad del 3,9%, una cota que se ha relajado en las últimas jornadas después de que el pasado 3 de octubre pulverizara la barrera del 4% (alcanzó el 4,06%), unos niveles que no veía desde 2013. En un año liderado por el alza de tipos, la rentabilidad de la deuda nacional aumenta en torno a 29 puntos básicos.

Un endurecimiento de la política monetaria que durará más de lo esperado, primero, así como el conflicto entre Israel y Palestina que estallaba después, ha pronunciado las caídas que la renta variable cosecha desde el mes de septiembre –aunque el martes hubo tregua en el parqué, con una subida del 2% para el Ibex–. Una corrección que, a su vez, ha sumado atractivo a la rentabilidad por dividendo que ofrece el índice, que supera la barrera del 5%, la más alta desde 2011.

Además, si se le añade el rendimiento de las recompras de acciones, una fórmula para compensar al accionista cada vez más popular entre las compañías del club de las 35, se suma un 1,3% más, que se obtiene con el total de buybacks que el consenso que recoge FactSet estima para el Ibex 35, entre la capitalización bursátil del índice. La estrategia de las recompras de acciones responde fundamentalmente a dos argumentos. Por un lado, si se piensa que la acción está infravalorada en bolsa, con esto se apoya la cotización y, por otro, se evita la imposición fiscal que los inversores deben afrontar tras el cobro de los dividendos brutos. Así, la referencia española ofrece actualmente un potencial del 22% para los próximos 12 meses hasta los 11.371 puntos, que es el precio objetivo más alto para el índice desde el año 2015. Dicho de otra manera, un buen momento para comprar y amortizar títulos propios.

Siguiendo la estela de Estados Unidos, donde la amortización de títulos propios está instaurada en las compañías desde hace años, en la bolsa española la recompra de acciones batió un récord en 2022. Con los datos del primer semestre encima de la mesa, esta fórmula ha seguido siendo tendencia entre las mismas y, según anunciaron en la presentación de resultados muchas de ellas, podría mantenerse hasta el final del año.

El gran atractivo que suman estas dos fórmulas de retribución depende en gran medida, según Diego Morín, analista de IG, del peso que tiene el sector de las utilities y el bancario dentro del selectivo español, ya que ambos dan un rendimiento por dividendo bastante atractivo a nivel europeo. "Por tanto, el momento de inversión por dividendo puede ser interesante para los inversores, y desde el segundo trimestre del año, cuando muchas entidades lo mejoraron, puede ser una alternativa", anota.

El peso de la banca

Entre las 12 compañías en las que se espera recompras de acciones para 2023, cuatro de ellas son bancos, uno de los pesos pesados del Ibex tanto en materia dividendos como en buybacks. El sector bancario ha sido el gran beneficiado desde que el Banco Central Europeo comenzara a subir los tipos de interés para hacer frente a la inflación, en julio del año pasado, ya que esta medida ensancha automáticamente su margen de interés.

Al calor de este endurecimiento monetario, las guías que los expertos manejan para las entidades han ido mejorando a lo largo del año, en línea con los beneficios de estas firmas. Entre los ejemplos más claros, el incremento que BBVA anunciaba en septiembre del 33% en el primer dividendo de este año con respecto el abono que realizó en octubre del año pasado, con un payout (porcentaje del beneficio destinado a dividendos) de entre el 40% y el 50% del beneficio. También Banco Santander comunicaba hace unas semanas que elevaría el payout desde el 40% actual hasta el 50% para el periodo entre 2023 y 2025.

De hecho, según las últimas previsiones del consenso, Banco Santander tomará la delantera en materia de recompras para 2024 en el sector bancario español, pero BBVA seguiría siendo el líder si se incluyen las dos formas retributivas (dividendo más recompras).

Al abrir el abanico al resto de compañías del Ibex 35 de las que se espera que amorticen sus títulos propios este año, y se añade el rendimiento que ofrecen sus respectivos dividendos para este curso, los dos primeros puestos los sigue ocupando la banca (BBVA y Banco Sabadell), con una retribución conjunta del 12,9% y del 11,7%, según pronósticos de FactSet.

Repsol ocuparía el tercer lugar, con una rentabilidad total del 11,4% que engorda gracias al buyback, con el más alto de esta lista, del 6,5% (1.210 millones). CaixaBank, ACS, Banco Santander, Rovi, ArcelorMittal y Acciona también ofrecen retornos totales de más del 5% para este año, según estas estimaciones.

Siete 'buybacks' en 2024

Para el próximo año, de momento sólo se estima la amortización de títulos propios para siete compañías. Entre estas, los cuatro bancos ya mencionados (Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell) y Amadeus, ACS y Repsol. En euros, Amadeus es la es la que más incrementa el buyback según esta previsión, hasta 414,5 millones de los 206 de este ejercicio. La siguiente es Banco Santander, un 52% más (hasta 2.653 millones). En Repsol se mantiene la misma cifra y para las otras cuatro, se esperan recortes.

No obstante, en la línea del dividendo, más de la mitad del Ibex (21 firmas) ofrecerán retornos que superan el 5% para 2024, con Enagás a la cabeza, con un 10,4%, seguida de CaixaBank, con un 8%, que ya este año lograba desbancar a BBVA con la rentabilidad más alta de la banca.

El mayor dividendo, tras el italiano

Por índices en el Viejo Continente sólo el Ftse Mib italiano ofrece mayor rentabilidad por dividendo que el Ibex para este año, con un rendimiento del 5,6%. El Dax alemán, el Cac francés y el EuroStoxx, por su parte, mantienen retornos del 3,5%.

Al otro lado del 'charco', la rentabilidad del S&P 500 desciende hasta el 1,6% en materia de dividendo, ya que, históricamente, las compañías americanas se decantan más por las recompras de acciones como forma de premiar al accionista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud