Bolsa, mercados y cotizaciones

Para volver a comprar bolsa hay que tener paciencia, pero la recompensa cada vez está más clara

Barcelona / Madridicon-related

Las rebajas que vimos en la primera mitad de agosto, que llevaron al Nasdaq 100 a buscar apoyo en la directriz alcista que viene guiando las subidas desde los mínimos de octubre del año pasado, fueron una oportunidad de compra o regalo de Navidad anticipado, pero todavía podríamos tener suerte si somos pacientes y finalmente asistimos a lo que podrían ser unas segundas rebajas o remate final.

Les vuelvo a insistir en esta posibilidad, de la cual ya les hablé la semana pasada, toda vez entiendo que todavía es pronto para descartar la hipótesis de que veamos otro susto, que lleve al S&P 500 a buscar la zona de soporte análoga a los 14.500/14.700 puntos del Nasdaq 100, que encuentra en torno a los 4.300 puntos.

Análisis técnico estratégico del Nasdaq 100
Análisis técnico estratégico del Nasdaq 100

Ahí está la tangencia con la directriz alcista que viene guiando las subidas de este importante índice estadounidense desde los mínimos del año pasado y la base del canal y posible bandera de continuidad alcista que podría estar acotando la consolidación que se inició a finales de julio en el mercado norteamericano.

Por tanto, si tienen paciencia y les aseguro que servidor la tiene, podrán obtener una recompensa u oportunidad para volver a comprar bolsa norteamericana, que es donde considero que hay más potencial al alza en próximas semanas o, cuando menos, es donde tengo más claros los objetivos a buscar.

En este sentido, aún a riesgo de ser una pesadilla, sigo insistiéndoles que me sorprendería muchísimo que los índices norteamericanos desarrollen una tendencia bajista sostenible a medio plazo sin antes alcanzar los altos históricos del año 2021, como son los 16.765 puntos del Nasdaq 100 o los 4.818 del S&P 500, lo que supondría recuperar toda la caída de la última fase bajista del mercado norteamericano.

Análisis técnico estratégico del S&P 500
Análisis técnico estratégico del S&P 500

Esto es, además, algo que los índices europeos ya lograron semanas atrás y cuyo alcance ha frenado las subidas en el EuroStoxx 50, que lleva cuatro meses lateral cotizando en torno a los 4.415 puntos, que son los altos de 2021 y 2022.

Operativamente, para nuevas compras entiendo que lo óptimo es esperar a que el S&P 500 alcance la zona de los 4.300 puntos, que se encuentra todavía a un 4% de distancia, sobre todo si su exposición a bolsa se encuentra en torno al 70-75%, que es la que recomiendo tener y que se encuentra en la parte superior del límite que suelo sugerir en el 80-85%.

Por otro lado, mi recomendación es no ponerse nerviosos mientras no se pierdan soportes como son los 4.300 puntos en el S&P 500 o los 4.000 puntos del EuroStoxx 50, que son los mínimos que la principal referencia europea marcó en marzo y que es la zona donde sería partidario de volver a comprar bolsa europea con una orientación de medio plazo.

Deben tener presente que si estos índices se dirigen a esos soportes y zonas óptimas de compra, los títulos que componen su cartera se verán afectados de forma temporal negativamente. Es por ello que entre líneas señalaba fechas atrás que si alguien no aceptaba ese riesgo comprendía que pudiera aprovechar el último rebote en Wall Street, que llevó al Nasdaq 100 a recuperar el 80% de toda la última caída, para reducir su exposición recogiendo parcialmente beneficios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud