Bolsa, mercados y cotizaciones

Santander lanza la primera emisión de deuda subordinada en la banca desde la caída de Credit Suisse

  • Capta 1.500 millones con deuda T2, de menor riesgo que los Cocos
  • Hasta ahora las entidades han optado por emitir deuda más segura
Santander reabre el mercado de deuda subordinada con 1.500 millones.

El riesgo de impago en algunos instrumentos de deuda es real y lo ocurrido con Credit Suisse se encargó de recordarlo. El acuerdo para que UBS rescatase al banco suizo fue más allá, al valorar a cero los bonos contingentes convertibles (los de mayor riesgo, conocidos como Cocos o AT1) y no las acciones que son las que realmente están en último lugar en el orden de prelación en impagos. Esa resolución descolocó por un lado a los inversores y, por otro, frenó la programación de operaciones de los emisores. Banco Santander se atreve ahora a reabrir el mercado de bonos subordinados, situados por encima de los Cocos en situaciones de resolución.

La entidad española ha cerrado una colocación de deuda subordinada (considerada en este caso Tier 2) por 1.500 millones de euros tras recibir una demanda de en torno a 4.250 millones de euros, según datos de Bloomberg. Los tenedores de estos bonos recibirán un cupón anual del 5,75%, después de que la operación, colocada por el propio Santander, Barclays, BofA, BNPP, DB, Natixis, Nomura y JPM, se haya realizado con un diferencial de 285 puntos básicos sobre el tipo de referencia (mid swap), algo inferior a los 310 puntos de partida.

La última vez que Santander optó por este tipo de deuda fue el pasado mes de octubre y fuentes de mercado indican que esta emisión tiene como objetivo cumplir con el plan de financiación de híbridos de Santander y que está en línea con la estrategia de asegurar una ratio de capital total superior al 15%.

Hay que recordar que la deuda T2 permite fortalecer el capital de los bancos, elevando el colchón para absorber posibles pérdidas computando como recursos propios de nivel 2. En el orden de impago, esta deuda se encuentra justo por encima de los CoCos, que se consideran como recursos propios de nivel 1, ya que estos pueden ser amortizados o convertidos antes que los bonos subordinados Tier 2. En el caso de Credit Suisse, la deuda subordinada no se ha valorado a cero como sí ha ocurrido con la AT1.

Regreso de la confianza

Los expertos consultados por este medio esperaban semanas sin emisiones de deuda con alto riesgo tras el colapso del banco suizo confiando en que poco a poco se retomasen si las condiciones de mercado mejoraban optando mientras por renta fija considerada más segura. En España, CaixaBank, por ejemplo, colocó bonos sociales la semana pasada en formato senior no preferente y BBVA emitió deuda sénior preferente a principios de este mes y por primera vez en el año.

La confianza poco a poco está volviendo a los mercados a pesar de que Estados Unidos siguen produciéndose caídas importantes en algunos bancos regionales como PacWest. No obstante, el índice de CoCos de Barclays y Bloomberg recupera un 10% desde los mínimos del año sin llegar a regresar a los niveles previos a la crisis de Credit Suisse.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud