Bolsa, mercados y cotizaciones

El miedo a una crisis bancaria continúa: dos bancos regionales de EEUU sufren caídas superiores al 15%

  • La banca de EEUU se hunde un 4% y arrastra a las entidades europeas y a Wall Street mientras la volatilidad se incrementa
Madrid icon-related

Parecía que Wall Street había esquivado con maestría el nuevo hundimiento de un banco, el tercero en menos de dos meses, tras la quiebra de Silicon Valley Bank y Signature Bank. Pero, pese al buen arranque de los índices norteamericanos en mayo -el S&P 500 incluso alcanzó a nivel intradía nuevos máximos del ejercicio en los 4.186 puntos- el golpe de la banca se asestó este martes. "Los estándares de préstamo se están endureciendo; puede avecinarse una crisis crediticia. Los préstamos se han desplomado", advertían desde Bloomberg.

La liquidación de First Republic Bank, tras perder prácticamente todo su valor bursátil, condujo este martes al sector financiero a pérdidas medias que rozaban el 4% a cierre de la sesión europea. Solo JP Morgan, quien se ha encargado de comprar a First Republic, se salvaba de retrocesos por encima del 2%. El resto de entidades estadounidenses cedían por encima de esta cota e incluso alcanzaban caídas superiores al 10% en el caso de Zions y Comerica. Pese a ello, algunos bancos regionales más medianos, como PacWest o Western Alliance, sufrieron retrocesos aún más importantes, por encima del 15% en ambos casos y que alcanzaron el 24% en el de PacWest. 

Con este entorno, el índice de la volatilidad escalaba más de un 20%. El S&P 500 y el Nasdaq 100 superaban el 1,5% de pérdidas a cierre europeo y ya colocaban su saldo de estas dos jornadas de mayo en negativo. En la renta fija, las compras se imponían sobre el bono estadounidense con vencimiento a 10 años, cuya rentabilidad caía sobre 13 puntos básicos, situándose en el entorno del 3,4%. Todo ello sucedía en la jornada previa a la reunión de la Reserva Federal de EEUU que concluirá este mismo miércoles y para la que se espera una nueva subida de tipos de 25 puntos básicos.

La bolsa europea, que arrancó mayo una jornada más tarde por el festivo del pasado lunes, no logró evitar la preocupación de los inversores al clima que se respira en el sector financiero. El EuroStoxx 50 se dejó ayer un 1,48% aunque las pérdidas del Ibex 35 fueron incluso mayores, del 1,72%, y cede los 9.100 puntos.

Por su parte, la banca española se dejaba en la jornada un 3%, con Bankinter y BBVA como las entidades más castigadas, con desplomes del 4,66% y el 3,7% respectivamente. La entidad vasca se situaba, además, entre las más bajistas del EuroStoxx, y solo BNP Paribas se acercaba del sector europeo a sus perdidas, con un retroceso propio del 2,78% este martes.

No obstante, de momento, la liquidación de First Republic Bank no está alcanzando de los desplomes que se vivieron con Silicon Valley o Signature Bank. Tampoco reaccionan como con Credit Suisse antes de quedar integrada en UBS. Pero es un elemento más que levanta la preocupación sobre el sector financiero que, cuanto menos, va a contribuir a frenar el crecimiento. "Apenas estamos empezando a ver las implicaciones para la economía", explica el gestor jefe de PGIM, David Hunt.

Aunque los resultados del primer trimestre están batiendo las previsiones del mercado tanto en el S&P 500 como en el Stoxx 600, apenas se ve un reflejo de ellos en estos índices. "El mercado puede encaminarse hacia un verano más bien lateral hasta que una mejora en los resultados empresariales se aviste a partir de tercer trimestre y acabe por apagarse el ruido en los bancos regionales americanos", explican desde Bankinter.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud