Bolsa, mercados y cotizaciones

Las bolsas de Europa tienen 'a tiro de piedra' sus primeros obstáculos alcistas

Las bolsas de Europa pueden consolidar antes de seguir al alza
Madrid

Calma chicha en los mercados a la espera de conocer los resultados de las elecciones de medio mandato en EEUU. Las bolsas occidentales consolidan posiciones ante los comicios que hoy tendrán lugar en EEUU, y que históricamente han demostrado tener un efecto positivo en Wall Street

Las tímidas ganancias de comienzo de semana que se vieron este lunes en la jornada bursátil sirvieron, eso sí, para acercar a los principales selectivos continentales a niveles de cierta relevancia técnica que podrían empezar a frenar la voluptuosidad de las alzas de las últimas sesiones.

Se trata de los primeros objetivos de subida, cuyo alcance no sería de extrañar que provoque cierto vértigo. "No me sorprendería que entre los 3.730 y los 3,820 puntos del EuroStoxx 50, que son los máximos de agosto y origen del último impulso bajista, se frene el rebote y antes de asistir a una continuidad del mismo se desarrolle una consolidación", advierte Joan Cabrero, analista técnico y estratega de Ecotrader 

"Hasta ahora hemos vivido lo que se podría decir que ha sido el camino fácil del rebote. A partir de ahora las dificultades podrían ser mayores", destaca el experto mientras señala que esta consolidación es la que sugiere esperar antes de realizar nuevas compras en bolsa europea.

Y es que, según la Teoría oriental de Velas Japonesa lo ideal para comprar es esperar a que haya un recorte hasta el 50% del cuerpo real de la vela de octubre. En este sentido, una corrección de ese calibre llevaría al EuroStoxx 50 a la zona de los 3.440/3.470 puntos.

"En ese entorno de soporte teórico la ecuación rentabilidad/riesgo sería atractiva ya que compras realizadas asumirían un riesgo hasta los mínimos de octubre en los 3.250 puntos de un 6%, mientras que la distancia hacia el objetivo a buscar en los 4.000/4.050 puntos sería del 16%.

El Ibex 35, en una posición similar

En el caso del Ibex 35, el nivel que ha frenado a los alcistas es el de los 8.100 puntos. "Es algo normal ya que por ahí discurre la tangencia con la directriz bajista que surge de unir los máximos de mayo y de agosto", explica el analista técnico mientras asegura que para que pueda hablar de fortaleza es necesario que supere esa directriz bajista y luego que se rompan los máximos de septiembre en los 8.235 puntos.

"Lo que considero más probable es que el Ibex 35 pueda tener recorrido hasta esas resistencias de 8.100/8.235 puntos y que desde ahí opte por formar una consolidación más amplia del rebote que inició en los 7.200 puntos, que la vería como una oportunidad de compra si alcanza los 7.650 puntos", sentencia Cabrero.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments