Bolsa, mercados y cotizaciones

Los mercados ven por primera vez a la Fed llevando los tipos por encima del 5% en 2023

  • La última lectura de IPC ha ido agravando estos días las expectativas
  • El presidente de la Fed de Filadelfia echó este jueves 'más leña' al fuego
  • El mercado empieza a descartar una pausa en las subidas tras diciembre
Foto: iStock

El mercado parece haber asimilado lo difícil que va a ser volver a domar la abrasadora inflación, pero el problema es el 'cuánto'. El nivel máximo de tipos de interés que alcance la Reserva Federal de EEUU en este ciclo es el dato que quiere conocer el mundo entero, porque de él dependerá en gran parte la evolución de la economía global. Buscando ponerse la 'tirita', los apostantes del mercado sitúan por primera vez en este ciclo esa tasa terminal por encima del 5%.

Según los mercados de futuros que rastrean el tipo de interés de los fondos federales, los operadores están descontando que el tipo de interés de referencia alcanzará el 5,022% en mayo de 2023, frente al 4,6% anterior a los últimos datos de inflación publicados a finales de la semana pasada.

El dato de IPC de septiembre, con el indicador general bajando una décima, pero manteniéndose sobre el 8% interanual, y el indicador subyacente escalando del 6,3% al 6,6% aquilató la cuarta subida seguida de tipos de 75 puntos básicos de la Fed para la reunión de principios de noviembre, dejando este alza los tipos en el rango 3,75%-4%.

Se empezaba a poner en duda la pausa en las subidas de tipos que los mercados barruntaban para después de diciembre. Desde el banco central se había insistido en que necesitaban ver pruebas sustanciales de que la inflación subyacente retrocedía hacia el objetivo del 2% y la lectura de septiembre arrojaba la lectura contraria.

Un repaso a los futuros evidencia que la expectativa de esa pausa en las subidas en el comienzo de 2023 empieza a difuminarse: las apuestas contemplan una subida hasta el 4,5% en diciembre, hasta el 4,9% en enero, hasta el 5% en marzo y muy ligeramente por encima del 5% en mayo. Para las reuniones de junio, julio y septiembre de 2023 el mercado sigue viendo los tipos en el 4,9%. Solo para diciembre del año que viene volverían al 4,7%.

Tras algunas modulaciones de tono desde la Fed, sugiriendo precisamente esa pausa en el corto plazo, este jueves fue el jefe de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, quien acaparó la mayor atención al declarar que el tipo de interés clave de la Fed se elevará "muy por encima" del 4% este año y se mantendrá en niveles restrictivos con la disposición a subir aún más, si es necesario.

La declaración impulsó el rendimiento del Tesoro a largo plazo (10 años), que subió nueve puntos básicos, hasta el 4,23%, niveles no vistos desde mediados de 2008, en plena Gran Crisis Financiera. "Con el tipo de interés efectivo de los fondos descontado ahora en el 5%, hay un camino para que la nota estadounidense a 10 años llegue al 4,5%", señalan los analistas de ING Padhraic Garvey y Antoine Bouvet en una nota.

"La tasa terminal, según los futuros de los fondos federales, acaba de subir por encima del 5%. Esto es una especie de hito. Creo que es más probable que no suba más. Pero el aumento ya de más de 400 puntos básicos en 18 meses es seguramente la mayor parte del aumento que veremos en este ciclo", valoraba ayer Larry Summers, exsecretario del Tesoro de EEUU con Bill Clinton de presidente.

ING: "Es poco probable que los datos a corto plazo disuadan a los mercados de seguir valorando una Fed de corte halagüeño"

Pero el miedo ya está en el cuerpo. "Es poco probable que los datos a corto plazo disuadan a los mercados de seguir valorando una Fed de corte halagüeño. Los datos del PIB del tercer trimestre, que se publicarán la semana que viene, deberían volver a mostrar un crecimiento positivo tras la recesión técnica del primer semestre del año. La medida de inflación preferida por la Reserva Federal, que se publicará la semana que viene, el PCE, debería reflejar la sorpresa al alza que ya se ha producido en los datos del IPC", adelantan los estrategas de ING.

Edward Al-Hussainy, estratega de tipos de interés de Columbia Threadneedle, advierte desde el Financial Times de que "estamos en una fase en la que la Fed puede correr el riesgo de no ser capaz de cumplir las expectativas del mercado", citando la preocupación por la estabilidad financiera.

El panorama no es alentador para los mercados. "De este modo se mantiene la elevada correlación que vienen mostrando desde hace meses los precios de los bonos y las bolsas, correlación que normalmente suele ser inversa y que, en esta ocasión, al no ser así, está provocando grandes pérdidas en los inversores más conservadores, que no tienen dónde 'refugiarse' salvo en la liquidez que, con la elevada inflación, también les penaliza", explican desde Link Securities. "Este entorno de tipos sigue arrojando dudas sobre la sostenibilidad de cualquier repunte de la renta variable, y las posibilidades de que el dólar reciba más flujos de refugio son elevadas", remachan desde ING.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments