Bolsa, mercados y cotizaciones

La volatilidad reina en los mercados tras un Putin que echa el resto con una "movilización parcial" en Rusia para intensificar su ataque a Ucrania

  • El euro cae en picado contra el dólar y no resiste en los 0,99 centavos
  • El petróleo y el gas han cotizado con volatilidad: de las compras a las ventas
  • Podría movilizar 300.000 reservistas y amenaza con armamento nuclear

Este miércoles los mercados han vuelto a vivir momentos de caos tras el anuncio de Vladimir Putin de movilizar parcialmente a Rusia para que cientos de miles de reservistas puedan ir a la guerra de Ucrania. Las bolsas han cotizado con volatilidad y nerviosismo (la bolsa rusa ha llegado a caer cerca de un 6%), mientras que el euro ha optado por retroceder frente al dólar, perdiendo incluso los 0,99 centavos por unidad de la moneda europea. Mientras tanto, el petróleo ha subido con fuerza, rebasando por momentos los 93 dólares por barril en el caso del Brent, que al cierre europeo ha bajado a la zona de los 90 dólares. Hay que recordar que Rusia es el segundo mayor exportador de petróleo del mundo, solo por detrás de Arabia Saudí.

El precio del gas también se ha visto favorecido, en un primer momento, para después recortar los avances. Los futuros a un mes del gas natural holandés avanzaban a primera hora un 8% este miércoles para después dejarse un 6%. Putin anunció ayer la convocatoria de referéndums para anexionarse las zonas de Ucrania que mantiene bajo su control. Pese a que el gas volvió a situarse en la zona de los 200 euros por megavatio-hora, ha acabando recortando hasta la zona de los 180 euros.

La escalada de la guerra rusa probablemente repercutirá en los mercados, profundizando la crisis energética y alimentaria, según Charu Chanana, estratega de mercado de Saxo Bank. "El resultado esperado es un desplazamiento hacia refugios como el dólar, así como una mayor pérdida del euro", señala. "El petróleo, el trigo y el oro podrían ver algunas ganancias potenciales".

Las criptomonedas también empezaron cayendo con relativa intensidad. Como activos de riesgo, al igual que las acciones, los contextos de incertidumbre perjudican a estos activos sobremanera. El bitcoin bajaba hasta un 3%, volviendo a los 19.000 dólares, para después recuperarse y avanzar unas décimas. En el caso de ethereum, la 'cripto' cae en el entono del 1,5% y se sitúa en los 1.340 dólares.

Por el contrario, los inversores parecen buscar refugio en la deuda soberana, lo que está dando un alivio a las rentabilidades de los bonos europeos y de EEUU. El bono alemán a 10 años se sitúa en la zona del 1,87% de rentabilidad, mientras que el español ha caído por debajo del 3% de interés.

Este movimiento encarniza aún más si cabe una guerra que está poniendo contra las cuerdas a las economías occidentales y a la propia Rusia, generando una presión inflacionista que parece abocar al mundo a una nueva recesión.

Aunque las economías occidentales están sufriendo una desaceleración intensa del crecimiento, Rusia está siendo la gran víctima en términos económicos (obviamente después de Ucrania). La economía rusa se habría expandido entre un 5% y un 6% en 2022 si la guerra y las sanciones occidentales no hubieran existido. Ahora se espera que la economía rusa sufra durante años (con una recesión del 5% para este 2022), con un  un periodo de estancamiento tecnológico, según ha revelado a Reuters el veterano experto ruso en economía Oleg Vyugin.

Vyugin sostiene que, pese a todo, no se ha producido una catástrofe, ya que las amplias sanciones impuestas contra Moscú por el conflicto en Ucrania solo han sido efectivas en un 30%-40%, puesto que Rusia ha encontrado formas de superar las restricciones (además, la fortaleza del rublo está rebajando el impacto de la inflación), pero advirtió de graves problemas en caso de que los crecientes ingresos por exportaciones de Rusia cayeran.

"Si no hubiera sanciones, la economía rusa podría haber crecido un 6% este año", comentó a Reuters en una entrevista Vyugin, que fue viceministro de Finanzas y vicegobernador del Banco Central durante su carrera antes de retirarse de un puesto en la bolsa de Moscú este año.

No obstante, a falta de ver el impacto de la decisión de Vladímir Putin, se espera que el gran catalizador para los mercados este miércoles sea la reunión de la Reserva Federal de EEUU. La Fed anunciará, presumiblemente, una subida de los tipos de interés de 0,75 puntos. Los mercados prestarán mucha atención a las palabras de Jerome Powell, que podrían marcar el devenir para las bolsas y los mercados en general. Un Powell más duro de lo previsto podría provocar nuevas caídas en las bolsas y un mayor fortalecimiento del dólar.

La operación Putin arranca ya

Volviendo a Rusia, Putin ha explicado que las actividades relativas a esta movilización arrancarán este mismo miércoles y ha resaltado que solo los reservistas, principalmente aquellos con experiencia, serán llamados a filas, según ha informado la agencia rusa de noticias TASS. Antes de ser enviados a sus unidades, recibirán entrenamiento adicional.

Tropas rusas avanzando hacia Ucrania. Foto de Reuters
Tropas rusas avanzando hacia Ucrania. Foto de Reuters

"Le digo a Occidente: tenemos muchas armas para responder, más modernas que las de la OTAN, y si la seguridad de Rusia peligra, emplearemos todos los medios para resolver el problema. Utilizaremos todos los medios, repito, todos los medios y esto no es un bluff. Occidente ha ido demasiado lejos en sus agresiones a Rusia y está empeñado en hacernos un chantaje nuclear", ha asegurado el presidente ruso.

Así, ha firmado un decreto presentado por el Ministerio de Defensa ruso con el objetivo de "proteger Rusia, su soberanía e integridad territorial" y ha hecho hincapié en que los objetivos de la invasión de Ucrania "siguen sin cambios".

Putin ha argumentado que las autoridades rusas "no tienen derecho a dejar que la gente que vive en Ucrania, cerca de la frontera, sea destrozada por ejecutores" y ha prometido apoyo a los referéndums anunciados por las autoridades prorrusas de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk, Lugansk y las regiones de Jersón y Zaporiyia.

"Los parlamentos de las repúblicas populares en el Donbás, así como las administraciones militares y civiles en Jersón y Zaporiyia han decidido celebrar referéndums sobre el futuro de esos territorios y han venido a nosotros con una petición de apoyo. Haremos lo posible para dar condiciones de seguridad para que se celebren referéndums y la población exprese su voluntad", ha indicado.

"Apoyaremos la decisión sobre su futuro, que será adoptada por la mayoría de los residentes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk -cuya independencia reconoció días antes de iniciar el 24 de febrero la ofensiva militar contra Rusia- y las regiones de Zaporiyia y Jersón", ha reseñado.

Por otra parte, ha advertido a aquellos países que llevan a cabo "chantaje nuclear" contra Moscú de que "el viento podría soplar en su dirección", al tiempo que ha denunciado que "el objetivo de Occidente es debilitar, dividir y finalmente destruir" Rusia.

En este sentido, ha sostenido que los países occidentales "dicen abiertamente que en 1991 fueron capaces de dividir la Unión Soviética y que ahora le ha llegado el momento a Rusia, que debe dividirse en muchas regiones con una hostilidad mortal entre ellas".

"Hacemos frente a la maquinaria occidental"

Asimismo, ha destacado que las fuerzas rusas presentes en Ucrania operan a lo largo de una línea de contacto de más de mil kilómetros y ha afirmado que hacen frente "a toda la maquinaria militar occidental", tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

"Washington, Londres y Bruselas están empujando directamente a Kiev para que traslade las operaciones militares a nuestro territorio. Ya no esconden que Rusia debe ser derrotada por todos los medios en el campo de batalla, seguido por la privación de toda soberanía política, económica y cultural", ha denunciado.

El anuncio de Putin ha llegado en un discurso a primera hora del día, después de que sus declaraciones, previstas para la tarde del martes, fueran aplazadas en varias ocasiones por motivos no especificados.

Durante la jornada del martes, el presidente del Comité de Defensa de la Duma de Estado, Andrei Kartapolov, había dicho que las especulaciones sobre una movilización general estaban "absolutamente injustificadas". "No habrá una movilización general", dijo en declaraciones al diario 'Parlamentstaya Gazeta'.

Horas antes, la Cámara Baja del Parlamento de Rusia había aprobado una serie de enmiendas al Código Penal para endurecer las penas de cárcel por actos cometidos en periodo de guerra, incluida la rendición, la deserción y los saqueos.

El proyecto, que incluye los conceptos "movilización", "ley marcial" y "periodo de guerra", anteriormente no mencionados en el Código Penal ruso, será revisado este miércoles por el Consejo de la Federación -la Cámara Alta- de cara a su aprobación y envío al presidente para su ratificación.

¿Éxodo en Rusia?

Los rusos que buscaban hoy billetes de avión para salir de Rusia se han encontrado con que no quedaba ya ninguno para Estambul, Ereván o Bakú u otros destinos que no piden visado, coincidiendo con el anuncio del presidente Vladímir Putin de una movilización parcial, según medios como RBC y The Moscow Times.

Según los buscadores de las aerolíneas Turkish Airlines, Azerbaijan Airlines y Armenia Aircompany no hay ya vuelos hasta dentro de unos días o solo en clase Business, según comprobó EFE. De acuerdo con The Moscow Times, los billetes "no estaban disponibles pocos minutos después del anuncio de Putin".

Al mediodía los vuelos directos a Kazajistán, Uzbekistán y Kirguistán también desaparecieron de agregadores como aviasales.ru. De acuerdo con la jefa de la Agencia Federal de Turismo, Zarina Dogúzova, actualmente no hay restricciones para que los rusos abandonen el país debido a la movilización parcial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud