Bolsa, mercados y cotizaciones

El dividendo del Ibex 35 sube al 4,7%, su nivel más alto desde que estalló la guerra

  • Enagás, Mapfre y ACS, junto a Merlin, ofrecen las rentabilidades más altas
  • Todas ellas permiten embolsarse más de un 9% con sus pagos de 2022
Imagen: iStock

El Ibex 35 arranca septiembre inmerso en la que ya es la peor racha de su historia. El índice de referencia de la bolsa española encadena 12 sesiones de descensos, ahogado en un cóctel que combina tres ingredientes: inflación, subida de tipos agresiva y temor a una recesión. Entre medias, ha perdido el nivel clave que son los 8.000. La pérdida en el Ibex 35 de los 8.000 al cierre semanal abre caídas del 8%. 

En el conjunto del año, y tras cerrar ayer en los 7.806 puntos, el indicador cede ya un 10,4%. Pero la foto mejora si nos fijamos en la remuneración al accionista. El Ibex 35 con dividendos –la versión del índice que incorpora en su cálculo la retribución– limita la caída anual al 7,7%. 

Y, gracias a los últimos descensos, la rentabilidad por dividendo del Ibex 35 de cara a los próximos 12 meses ha escalado hasta el 4,7%, según recoge Bloomberg. Se trata del porcentaje más alto desde que estalló la guerra en Ucrania (ese rendimiento se disparó bruscamente, al desplomarse el índice a su mínimo anual).  

A día de hoy, 16 valores del índice de referencia ofrecen retornos del 5% o más con sus pagos con cargo a 2022 y a 2023. Y son dividendos que no están en cuestión. Ni los de los bancos, ni los de las eléctricas, ni los pagos de Repsol y Telefónica, que constituyen la piedra angular de la retribución en España, están actualmente en duda. 

Al atractivo de las remuneraciones del indicador español se suman las favorables recomendaciones que, en líneas generales, emiten los analistas sobre los valores Ibex. De hecho, la mitad del índice –18 de sus 35 integrantes– recibe actualmente un consejo de compra por parte del consenso de mercado que recoge FactSet, y solo cuatro son venta. 

Hasta dónde puede caer 

Al Ibex lo separa de su mínimo anual -los 7.644,6 puntos que marcó el lunes 7 de marzo, días después de iniciarse la guerra- un tímido 2%. Algo más lejos le queda su mínimo anual intradía -los 7.287,7 hasta los que llegó a caer aquel mismo lunes-, hasta los que tiene un descenso del 6,6%. 

En palabras de Joan Cabrero, asesor del portal premium de inversión de elEconomista.es, "el Ibex 35 sigue mostrándose incapaz de rebotar y prosigue a corto plazo la fase de ajuste que está sirviendo para corregir gran parte del último movimiento alcista que lo llevó de los 7.765 puntos (hueco que sirvió de soporte) hasta los 8.530 enteros". Todo apunta, añade el experto, "a que el índice podría poner a prueba el soporte de los 7.765 puntos, cuya cesión, junto con los 3.500 del EuroStoxx 50, amenazaría con ver al Ibex 35 de nuevo en la zona de mínimos del año", es decir, en la zona de esos 7.287 puntos. 

Adiós al 8.000

La pérdida del 8.000 el pasado lunes, 29 de agosto, ya supuso un momento crucial. El índice español llevaba un mes sin ceder esa cota. Lo hacía, principalmente, por la perspectiva de que los bancos centrales no dudarán en lastrar el crecimiento económico con tal de frenar la inflación. 

El mercado  todavía está asimilando el agresivo mensaje que Jerome Powell lanzó el pasado viernes en la reunión de banqueros de Jackson Hole, y el temor de que el Banco Central Europeo (BCE) eleve los tipos a un ritmo más rápido de lo previsto la semana que viene está alimentando los descensos. El mercado ya descuenta una subida de 75 puntos básicos.

Los retornos más elevados

Si la mitad del índice permite embolsarse ya rendimientos del 5% o más, son siete los valores que igualan o supera el 7%. Más allá de Merlin Properties –cuyo porcentaje se dispara debido al extraordinario que repartió el mes pasado–, lideran la tabla Enagás y Mapfre, con retornos del 9,5% y del 9,2%, respectivamente. Enagás se mantendrá en el 9,6% el año que viene y el próximo, según FactSet. 

Aún por encima del 9% se coloca ACS, que, pese a retribuir en scrip (es decir, que ofrece la posibilidad de cobrar en acciones del grupo), amortiza todos los nuevos títulos que emite, de modo que elimina el efecto dilutivo de esta fórmula para quienes eligen el efectivo.

Un 8,8% renta el dividendo de BBVA con cargo a 2022, impulsado por el descenso que experimentan en el presente año los títulos del banco en el parqué: se dejan en torno a un 15%. El consenso sitúa el rendimiento de sus pagos ligeramente por encima del 10% de aquí a dos años.

Entre las más apetitosas se sitúa también Telefónica, con retornos por encima del 7%, a pesar de que es uno de los pocos valores del Ibex 35 que cotiza en positivo en 2022. La teleco, que durante la pandemia recuperó el pago en scrip, ya vuelve a remunerar totalmente en efectivo.

Y uno de los clásicos del dividendo de este país, Endesa, también aparece entre las destacadas de la tabla. La eléctrica que preside José Bogas sí ha cedido en el parqué este año: pierde cerca de un 16%. Y su dividendo también se mantendrá por encima del 7%, según las estimaciones, incluso a pesar de que la eléctrica ya ha reducido su payout (parte del beneficio neto que destina a retribuir) desde el 100% previo hasta el 70%.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Pues si, la rentabilidad es alta indudablemente.

Pero entre los que no pueden invertir, por falta de ahorro y los que pueden pero no quieren debido al infausto gobierno que tenemos... Pues ahí te da el motivo porqué el índice está tan bajo y más que bajará pues se tiende más a sacar por la carencia de la vida que a ingresar si a eso le añadimos que el dinero extranjero no acude por miedo a un gobierno comunista... Pues ya tienes la clave de todo

Puntuación 3
#1
A Favor
En Contra

La inversión en bolsa se complica y más con este gobierno de cretinos. Les jode muchísimo bien por envidia (que por cierto son muy muy envidiosos) bien por falso victimismo con los requetenombrados vulnerables,son muy capaces de legislar para hacer imposible los dividendos o meterles un palo fiscal superior al que ya tienen.

De qué te sirve cobrar un dividendo del 7% si más tarde el precio de la acción pierde un 15%.

Puntuación 5
#2
Sean
A Favor
En Contra

A veces este periódico me recuerda a los músicos del Titanic cuando se hundía.

Puntuación 1
#3
Nicaso
A Favor
En Contra

Hay que ser masoquista para contentarse con lo que dice el artículo. Lo que aumenta en rentabilidad, siempre que se mantenga el dividendo, lo pierde con creces en su desvaloración en bolsa, en fin un pan como unas tortas. Vamos, una forma de machacar los ahorros de una parte de ahorradores que tienen en la bolsa el destino de sus inversiones.

Puntuación 1
#4