Bolsa, mercados y cotizaciones

Temblores en Europa: las apuestas contra la deuda italiana se disparan a máximos desde 2008

  • Los fondos de cobertura construyen una posición corta de 39.000 millones
  • Esta gran apuesta supone un reto para la nueva herramienta TPI del BCE
Imagen: Dreamstime

La historia no se repite, pero rima. Europa en dificultades, Italia en el foco y los especuladores frotándose las manos. La secuencia vivida en la gran crisis financiera amenaza con repetirse ahora a medida que la eurozona empieza a vislumbrar una recesión a finales de año con su 'locomotora' Alemania tocada e Italia, una vez más, expuesta y con un panorama político más que incierto.

Previendo que llegue el cataclismo o casi, los fondos de cobertura que ya generaron amplia literatura en la anterior crisis, están construyendo la mayor apuesta contra los bonos del Estado italiano desde entonces ante la creciente preocupación por la agitación política en Roma y la dependencia del país de las importaciones de gas ruso.

El valor total de los bonos italianos prestados por los inversores para apostar por una caída de los precios alcanzó este mes su nivel más alto desde enero de 2008, con más de 39.000 millones de euros, según datos de S&P Global Market Intelligence recogidos por el Financial Times.

La prisa de los inversores por apostar contra Italia se produce en un momento en el que el país se enfrenta a los crecientes vientos en contra de la economía por el aumento de los precios del gas natural en Europa, provocado por los cortes de suministro de Rusia, y a un clima político tenso con las elecciones que se avecinan en septiembre tras la renuncia de Mario Draghi ante la falta de apoyos.

"Es el país más expuesto en cuanto a lo que ocurra con los precios del gas, y la política es un reto", señala al FT Mark Dowding, director de inversiones de BlueBay Asset Management. El gestor está vendiendo bonos italianos a 10 años a través de futuros.

Los bonos italianos ya se han vendido en las últimas semanas como respuesta de los inversores a la creciente incertidumbre. La rentabilidad de la deuda italiana a 10 años ha subido hasta el 3,7%, empujando el spread o diferencial con la deuda de Alemania a 2,3 puntos porcentuales desde los 1,37 de principios de año.

Las apuestas contra la deuda italiana han sido hasta ahora un negocio muy lucrativo para los fondos de alto riesgo debido a la prolongada incertidumbre política y a los temores sobre los 2,3 billones de euros en bonos del Estado que el país tiene en circulación.

Sin embargo, algunos gestores se muestran cautelosos apuntando hacia el instrumento de protección de la transmisión (TPI) recientemente anunciado por el BCE para limitar el alza de los rendimientos. La nueva herramienta se diseñó para evitar que los costes de los préstamos en los países altamente endeudados de la zona euro subieran demasiado por encima de las naciones centrales como Alemania.

"Me parece que es como jugar a la gallina con el BCE", valora al FT Decio Nascimento, director de inversiones del fondo de cobertura Norbury Partners, que evita la operación. Sin embargo, Dowding, de BlueBay, sostiene que el TPI es poco disuasorio para hacer una apuesta bajista: "El BCE no puede limitarse a comprar Italia". A lo que añade que un movimiento de este tipo actuaría como una señal de que el banco proporcionaría apoyo a los países que carecen de contención fiscal. En cualquier caso, estas apuestas ponen en un mayor aprieto a un BCE en apuros.

En 2018, cuando los mercados se preocuparon por si un gobierno de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y la Liga aumentaría los niveles de deuda y aflojaría los lazos con la UE, los fondos de cobertura aumentaron sus apuestas hasta el nivel más alto desde la crisis financiera. No obstante, las apuestas de los fondos, tanto en términos absolutos como en proporción al total de la emisión de bonos, han superado ya los niveles de 2018, en una señal de hacia dónde creen los inversores que podrían ir los rendimientos.

comentariosicon-menu6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Alubios con chorizo
A Favor
En Contra

Es curioso cuanto menos que justo cuando empieza a subir la "ultramegaturboextremaderecha" en Italia los narigudos de Jew York saquen todo su arsenal y apuesten nada menos que casi 40 mil millones de euros contra los italianos.

Debe ser que defenderse de los invasores africanos para evitar que conviertan tu país en el mismo estercolero de crímenes, violencia y pobreza de donde vienen es algo que hay que prohibir a toda costa, cualquiera diría que la UE no lo forman países soberanos que puedan votar libremente lo que quieren en sus casas, sino países invadidos y dirigidos desde el otro lado del charco....

Puntuación 43
#1
JUAN
A Favor
En Contra

que desastre.

Puntuación 11
#2
Intruso
A Favor
En Contra

Pues yo diría que si fratelli d,Italia llega al poder, cuando reciba la llamada de rigor de la Comisión Europea y el BCE para acojonarla y decirle lo que puede y lo que no puede hacer, Giorgia les puede decir que quien les tiene cogido por los huevos es ella, si Italia entra en default, su UE y su eurito se van atomar por cu.lo, y tres cuartos de lo mismo a los bajistas, añadiéndoles que al día siguiente se pone a imprimir liras y los acreedores que vayan buscando el dinero que no lo van a encontrar...cuando uno debe mucho a alguien el que tiene la sartén por el mango es el que debe, no el que tiene que cobrar.

Puntuación 27
#3
Usuario validado en elEconomista.es
profundo sur
A Favor
En Contra

El día que loa alemanes y socios ricos y cumplidores se cansen, serán ellos los que se salgan de la UE y nos dejen a los informales con el euro que no valdrá ni el papel donde se imprime

Pero tranquilos que como Francia está también tocada no la podrán entrar en el nuevo club pero tampoco dejarla fuera, todo seguirá igual

Puntuación 10
#4
Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Pues nada. Que cada palo aguante su vela, bela Italia. Ciao.

Puntuación 2
#5
Tony
A Favor
En Contra

La situación europea es dramática, pero los europeos hemos elegido ahorcarnos e inmolarnos todos en el aquelarre progre. O empezamos a implantar políticas soberanistas o estamos completamente muertos.

Puntuación 3
#6