Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Cuánto dura un mercado bajista? En Wall Street 14 meses y 11 en Europa

  • El S&P 500 ha retrocedido, de media, un 40% en las cuatro crisis del siglo XXI

El S&P 500, la bolsa directora del planeta, se adentró la semana pasada en territorio bajista (como regla general, se habla de mercado bajista cuando se produce una caída continua de más del 20% desde los niveles máximos) y acumula, con datos a media sesión, un retroceso del 21% en el año. También se encuentra en esta situación el Nasdaq 100, que corrige un 28,6% pero no el Dow Jones, que pierde un 16% en el mismo periodo.

Desde que hay registros, cuando el índice de referencia estadounidense ha confirmado el inicio de un mercado bajista, las caídas que se han producido desde máximos hasta mínimos han sido del 39,28% de media. Sin embargo, la duración de los mismos ha sido muy diferente según la crisis que se tratase.

Wall Street ha vivido en lo que llevamos de siglo cuatro mercados bajistas, coincidiendo con el estallido de la burbuja tecnológica, la quiebra de Lehman Brothers en 2008, la del coronavirus en 2020 y la actual coyuntura de inflación tras la guerra y alza de tipos de la que aún no se atisban las consecuencias. De media, el S&P 500 ha retrocedido alrededor de un 40% y la duración de estos mercados bajistas ha sido de 14 meses.

El mercado bajista más largo de los últimos 22 años fue el que arrancó con el pinchazo de las puntocom, que, con un descenso del 49%, se prolongó durante dos años, seis meses y doce días entre marzo del año 2000 y octubre de 2002, y ponía fin a una época de desenfreno bursátil en el que nadie quería perder la oportunidad de multiplicar sus ventas vía Internet y duplicar el valor de su compañía, dando lugar en muchos casos a negocios endebles y mal gestionados.

Le sigue, en duración y cronología, la bancarrota del banco Lehman Brothers en 2008 y el detonante de la crisis de las hipotecas subprime que golpearía a todo el globo. Desde los máximos que alcanzó el selectivo en octubre de 2007 hasta el suelo que encontró en marzo de 2009 el selectivo perdió un 57% a lo largo de un año y cinco meses.

Aunque el pánico bursátil más reciente y que aún perdura fresco en la memoria de los inversores fue la caída a cuchillo que vivió Wall Street en 2020 (cuando el mundo entero se encerró para contener la expansión del coronavirus), que fue el más breve de la serie. Apenas 33 días, entre el 19 de febrero y el 23 de marzo de 2020, cuando el S&P 500 perdió un 34%.

Pimco: "Es poco probable que la próxima recesión sea tan profunda como la Gran Recesión de 2008 o la parada repentina de 2020"

En cuanto a la corrección que se está produciendo en 2022, la pérdida de esta cota del 20% ha encendido todas las alarmas en Wall Street, ya que aunque la caída está siendo menos abrupta que en crisis anteriores la sombra de una recesión en la primera economía del mundo planea sobre la mente de los inversores. Echando la vista atrás, en 13 de los 15 mercados bajistas que ha vivido el indicador estadounidense de referencia ha coincidido con la llegada de una recesión aunque fuera técnica, como consecuencia de dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo del PIB.

"Aunque, por muchas razones, nuestra opinión es que es poco probable que la próxima recesión sea tan profunda como la Gran Recesión de 2008 o la parada repentina de 2020, es muy posible que sea más prolongada y/o que la siguiente recuperación sea más lenta debido a una respuesta menos vigorosa por parte de los bancos centrales y los gobiernos", señalan Joachim Fels, asesor económico global, Andrew Balls, CIO de renta fija global y Daniel J. Ivascyn, CIO del grupo Pimco, perteneciente a Allianz.

Crisis financiera en Europa

¿Hasta dónde han profundizado y en cuánto tiempo los mercados bajistas en el Viejo Continente? Tomando como referencia el Stoxx 600, los descensos han sido del 36%, de media, durante un periodo de 11 meses. La onda expansiva derivada del colapso financiero de 2008 resonó con más fuerza a este lado del Atlántico que en el epicentro de la crisis. El hundimiento desde la antesala de la crisis en el verano de 2007 hasta marzo de 2009 dilapidó más del 60% del valor del selectivo a lo largo de un año, nueve meses y ocho días.

Las consecuencias de esta crisis volverían a escena apenas dos años después, cuando el miedo a una crisis de deuda soberana comenzó a crecer entre los inversores como consecuencia del aumento de los niveles de deuda privada y pública y se producía una ola de degradaciones en la calificación crediticia de la deuda gubernamental. Como consecuencia, Grecia, Irlanda y Portugal tuvieron que ser rescatados y la situación también salpicó a Italia y España. Este mercado bajista duró siete meses y cinco días en los que el Stoxx 600 cedió un 26%.

La crisis del Covid-19 en Europa duró menos días que en EEUU, 28, pero fue aún más afilada, con un desplome del 35,5% y también le costó mucho más recuperar los niveles previos a la pandemia (14 meses, frente a los seis meses que tardó el S&P 500).

La situación actual también es distinta. La bolsa europea, que entró en territorio bajista el viernes de la semana pasada, con la resaca de las reuniones de la Fed y el BCE, pierde ahora un 17,5% en el conjunto del ejercicio. Sí pierden desde máximos más de un 20%el EuroStoxx 50, el Mib italiano, con un 21%, y las bolsas de Amsterdam y Estocolmo, con un 20,3% y un 23%, respectivamente.

¿Es la antesala de una recesión?

El miércoles de la semana pasada, la Reserva Federal de EEUU elevó los tipos un 0,75% (el mayor movimiento desde 1994), encabezando una ronda de subidas de los bancos centrales, como el Banco Nacional Suizo, que subió un 0,5%, y el Banco de Inglaterra, que subió otro 0,25%. "Las fuertes salidas de los mercados de renta variable en el periodo previo y posterior a estos anuncios han intensificado los temores de un duro aterrizaje económico. En el pasado, una reacción tan negativa de los mercados ha predicho muchas veces la llegada de una recesión, pero no siempre", señala Tina Fong, estratega de Schroders.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin