Bolsa, mercados y cotizaciones

La Fed colocará los tipos en el 1,5% con un bono que se estabiliza en el 3%

La Reserva Federal estadounidense (Fed) se reúne este miércoles, en un encuentro en el que volverá a repetir una subida de tipos de interés de 50 puntos básicos, como ya hizo en mayo, si no quiere defraudar a las expectativas que mantienen los mercados. De este modo, la Fed establecerá los tipos en el 1,5%, en un momento en el que el bono americano a 10 años, el activo libre de riesgo por excelencia, parece haberse estabilizado en una rentabilidad a vencimiento del entorno del 3%.

Si algunos de los miembros de la institución todavía tenían dudas sobre la necesidad de apretar el acelerador en el proceso de normalización de la política monetaria, estas habrán quedado ya totalmente disipadas, con la inflación corriendo al 8,3% en abril en el gigante estadounidense, todavía en niveles estratosféricos, por encima del 7,9% que esperaban los analistas antes de la publicación.

En este contexto, este miércoles la Fed actualizará su cuadro de previsiones macroeconómicas, y también el dot-plot, el gráfico que indica dónde ve los tipos cada miembro de la Fed en el futuro. La última vez que se actualizó el cuadro macro, en marzo, estableció la estimación de PIB para este año en el 2,8%, la de 2023 en el 2,2% y la de 2024 en el 2%.

En cuanto a la inflación, la previsión apunta a un 4,3%, 2,7% y 2,3%, respectivamente para estos tres años. Ahora, después de conocer el dato negativo de crecimiento interanual del PIB en el primer trimestre en Estados Unidos, y el ritmo al que corre la inflación, no sería extraño que la Fed recorte su previsión de PIB e incremente la de IPC, al menos, para este año.

La inflación no es "transitoria"

La persistencia de la inflación ha terminado incluso por convencer a Janet Yellen, Secretaria del Tesoro estadounidense, y predecesora de Jerome Powell al frente de la Fed. La expresidenta de la institución reconoció la semana pasada que, tanto Powell como ella misma, deberían haber utilizado "una palabra más adecuada" para referirse a la inflación en el país. El error que ahora reconoce es haberla tachado de "transitoria". "Creo que estaba en un error en aquel momento cuando me referí al camino que seguiría la inflación", explicó.

Los mercados, sin embargo, llevan ya meses descontando que la Fed tendría que subir tipos más rápido de lo que estaba reconociendo, y todavía hoy compran un ritmo mayor de subidas por parte de la institución: 200 puntos de incremento desde los niveles actuales, que se deberían distribuir entre las reuniones del resto del año.

Según los futuros sobre los tipos en Estados Unidos, serán tres subidas de 50 puntos básicos en las reuniones de junio, julio y septiembre, y dos de 25 puntos básicos, en noviembre y diciembre. Si Powell no quiere decepcionar a los inversores, ya sabe a qué debe atenerse.

Empieza a reducir el balance

Una de las novedades que trae la reunión de esta semana es que llega en un momento en el que la Fed está totalmente volcada en el proceso de desmantelamiento de su balance de activos. Después de comprar miles de millones de euros mensuales en bonos e hipotecas del país para tratar de estimular la economía y despertar la inflación, el balance llegó a alcanzar los 8,965 billones de dólares el pasado mes de abril, un nuevo récord histórico. En mayo, sin embargo, la Fed ha dado el pistoletazo de salida al proceso de vender sus activos, y ya se ha deshecho, en poco más de un mes, de 50.000 millones de dólares, un 0,56% del total.

Reducir el balance de activos es otra forma más de endurecer las condiciones financieras para frenar la inflación. De hecho, el propio Powell ha hecho una analogía sobre la relación que existe entre la venta de activos en balance y el incremento de tipos en EEUU. "El presidente de la Fed, Jerome Powell, declaró recientemente que se estima que 95.000 millones de dólares del Quantitative Tightening [el desmantelamiento del balance] equivalen a un aumento de 25 puntos básicos en el tipo de interés objetivo de los fondos de la Fed", explica David Rees, de Schroders.

Con este dato sobre la mesa, reducir los tipos a un ritmo de 50.000 millones al mes (la Fed ha declarado que venderá 47.500 millones mensuales) implica una subida de tipos de 25 puntos básicos cada dos meses. Así, el impacto del recorte del balance será, si se cumple el plan de la Fed, de una subida de tipos de unos 75 puntos básicos este año. Según la estimación de la Fed de Nueva York, el balance debería reducirse unos 3 billones de dólares hasta el año 2025.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Teudis Carmona
A Favor
En Contra

Es lo normal que suban los tipos de interes para poder hacer frente a la inflación. Lo normal es que el dinero tenga un tipo de interes. Lo anormal o montaje es que sea a coste cero. El coste cero es un artilujio de los bancos centrales para promover politicas expansivas. Y son los estados los que pagan los tipos. Por tanto el estado normal de la economia es la existencia de tipos de interes.

Puntuación 2
#1