Bolsa, mercados y cotizaciones

3.600 EuroStoxx: compra ideal o zona de amputar

  • En la madrugada del pasado jueves se materializaba el ataque
Imagen de Kiev. Foto: Pixabay.
Madrid

Hay una escena en Salvar al soldado Ryan en la que el sanitario que acompaña al capitán John H. Miller (Tom Hanks), desbordado atendiendo a varios heridos, le dice a otro compañero: "ya sabe, si huele a queso...". No dice nada más. Es suficiente para interpretar: morfina y habrá que amputar.

Me apasionan las metáforas bélicas para explicar eventos de mercado. Las he utilizado en bastantes ocasiones, y lamentablemente en esta ocasión no es la más afortunada para explicar estratégicamente la toma de Ucrania por Rusia. Una invasión tan sorpresiva como lo fue el Brexit.

Como nos ocurrió aquel 23 de junio, ha ocurrido lo que pensábamos que no iba a suceder. En la madrugada del 24 de junio de aquel Brexit nos tocó en elEconomista posicionar el desplome que iba a sufrir el mercado (hasta aquella fecha fue el peor cierre de la historia del Ibex).

En esta ocasión, editorialmente en elEconomista y en Ecotrader hemos posicionado a nuestros lectores sobre lo que podría ocurrir con mucha más antelación. Señalando un soporte de esos históricos que separa la que puede ser la zona idónea de compra de año o, si se pierde, la zona en la que amputar la cartera para protegerla de caídas muy superiores.

Ese nivel son los 3.600 puntos del EuroStoxx, el principal índice europeo de bolsa. La portada del 15 de febrero era que "si Rusia entraba en Ucrania se abría otra caída en bolsa del 10%". Después de que el presidente de EEUU, Joe Biden, hubiese advertido que los servicios de inteligencia americanos habían señalado una inminente invasión, los 3.600 puntos del EuroStoxx se convertían en la referencia para el inversor.

En la madrugada del pasado jueves se materializaba el ataque y la apertura del mercado europeo barría casi un 5%. La invasión prosigue mientras nos adentramos en un terreno desconocido. Mientras la comunidad occidental trata de estrangular a Putin por la vía de la depreciación del rublo, a Europa nos va a cortar la respiración por la vía de la inflación.

Biden le decía a un periodista el jueves: "espere usted a ver las repercusiones que tienen las medidas devastadoras contra Rusia dentro de un mes". Mientras aguante el 3.600 del EuroStoxx (portada de elEconomista del viernes 25), el mensaje es claro: ¡no se vende! Perderlos abriría otra caída del 15% y devolvería la reconstrucción bursátil al principio de la vacuna. Hoy nos alejamos del precipicio.

*Joaquín Gómez es el director adjunto de 'elEconomista'.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

juan
A Favor
En Contra

El comunismo brindándonos su peor cara, el exterminio de los pueblos díscolos con su dictadura.

Los amigos de Rusia, los de siempre, Venezuela, China, y aquí Podemos y la tibieza de la izquierda de Pedrito, ese es nuestro futuro con los comunistas que nos gobiernan.

¿A qué espera la OTAN para hacer algo?

Puntuación 1
#1