Bolsa, mercados y cotizaciones

La generación que reconquista Telefónica

Vista de la Bahía de Río de Janeiro desde el Cerro del Corcovado, en Brasil. Foto: Pixabay.
Madrid

Telefónica tiene 1,2 millones de accionistas. Pero de esta cantidad, con la que se podrían llenar 12 estadios como el Camp Nou, no todos comparten los mismos afectos hacia el título. Hay una generación perdida de accionistas que viene de precios muy superiores cuya inversión es complicado de recuperar ni sumando los dividendos cobrados.

Incluso si se logra, el lucro cesante por la inversión equivocada es incuestionable. Sin embargo, hay una parte creciente de accionistas en Telefónica, la que se ha incorporado al título en los últimos dos años, que parte en dos generaciones el capital de la compañía.

Son accionistas que han entrado en la reconquista de Telefónica, alguno por debajo de los 3 euros, y que tienen como objetivo escalar palmo a palmo cada medio euro. Algunos, al acercarse a los 4,5 euros ya han dado el año por hecho, y poco les importa que la operadora sea uno de los cuatro títulos que cede todavía un 20% desde la caída que abriese el Covid en el Ibex, junto a IAG, Grifols y Colonial. La idea es volver a entrar en torno a 4 euros.

En esa reconquista de valor queda descubrir si después de haber adelgazado la compañía hay crecimiento más allá de El Dorado que para la firma que preside Álvarez-Pallete es Brasil. Después de haber languidecido de tiempos en los que las grandes cifras eran muy superiores, nos queda una Telefónica que debe crecer sobre los 12.000 millones de beneficio bruto y los 2.000 de neto. Y aquí es donde surgen las dudas, sobre los vectores de crecimiento que tiene Telefónica para hacer más grande lo que ya se espera.

Brasil, está claro, es la joya de la corona porque es la Telefónica española, sublimada en un país con crecimiento. A lo que se suma que el real, que en un año ha pasado de 0,14 a 0,17 euros, empieza a convertirse en un viento a favor. Cada apreciación de un 10% de la divisa brasileña representa un 2,2% más de beneficio para Telefónica, por lo que si el real recuperase los 0,3 euros de hace cinco años, el beneficio de Telefónica crecería más del 15%, más de 300 millones de euros.

Hay vectores de crecimiento en mercados como el español en el que parece difícil hallarlos. La conectividad esta permitiendo que Telefónica explore el mundo de la educación, salud, energía, finanzas, seguros, pero sorprendente es el negocio de las alarmas con Prosegur.

Telefónica consideró en 2020 que la cartera de 200.000 alarmas en España valía 600 millones, pagando un precio de 75 cuotas mensuales por alarma; mientras fondos como KKR y Mark creen que su precio es de 100 cuotas. En el año de la pandemia, el número de conexiones se incrementó en un 50%, por lo que ese negocio ya valdría a mediados del año pasado 900 millones. La potencia comercial de Telefónica ha permitido que la mitad de las alarmas de nueva generación que se venden en España hoy sean suyas y de Prosegur, y el negocio le deje 25 millones de beneficio neto.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel
A Favor
En Contra

Pallete en global y Gayo en España tienen que hacer más incapie en batallar por hacer la competencia más difícil a sus rivales meter presión a reguladores en general, si inviertes disfrutas de ventajas sobre los parásitos y dependientes. También la novedad es un valor sobre los otros, por ejemplo contenido 4k, equipos de accesibilidad a conectividad, equipos en general, segunda residencia, innovación...

Puntuación 2
#1
Ijy
A Favor
En Contra

En ferrocarriles Adif, en electricidad ree, en gas enagás y ¿en telecomunicaciones? telefónica tiene de todo como Orange. En petróleo se hizo un buen trabajo. Si se quiere que una compañía tenga todo, Repsol, entonces cuota gasolineras no puede superar el 25 %. Aparecen nuevos jugadores y precios de venta son 10-15 % menores. En la época de Rato no se querían más de 5 grandes por sector. Son pocas. El modelo Repsol igual no sirve para telefónica. Pues que se pruebe con el de la energía. Un regulador que cobre a todas igual por uso infraestructura o una empresa con dos brazos (lo de naturgy) y resto comercializadoras. En energía hay 5 grandes y 400 pequeñas y exceptuando alza precios por crisis internacional e ideología en mix energético, funcionaba bien. Lo importante es que haya competencia y que cada consumidor elija. Y no sea el Gobierno, la ideología, los monopolios quien diga lo que cada persona quiere hacer con su dinero. Y respecto a ganar o perder... esto es la Bolsa no un depósito a plazo fijo.

Puntuación 2
#2
Javier
A Favor
En Contra

Para rentabilizar el fútbol ya puedes remar a contra corriente porque las IPTV siguen purulandoa sus anchas y eso es un grandísimo agujero.

Puntuación 0
#3