Bolsa, mercados y cotizaciones

Suncor busca el equilibrio entre clima y petróleo

  • La compañía invierte en una empresa de captura de carbono canadiense
  • Este año superará el beneficio bruto que registró en 2019
Balsa de residuos de Suncor repoblada de vegetación en Alberta, Canadá.

La compañía canadiense invierte en la captura de carbono para cumplir los objetivos de emisiones, y lo hace con unos beneficios récord que se compran más baratos que los de otros grandes competidores mundiales. En bolsa, aún podría subir un 25%. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Alice Munro, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2013, dijo una vez que escribe sobre los pueblos pequeños porque son "como un escenario para las vidas humanas". El año pasado, la autora de La vida de las mujeres envió una carta de protesta al primer ministro Trudeau, junto a otros galardonados con el Nobel, para pedirle que denegase el permiso de explotación de una mina de arenas bituminosas en Alberta por parte de la empresa Teck Resources, y cualquier expansión del sector de los combustibles fósiles.

Aunque la compañía acabó retirando su proyecto, las protestas evidenciaron el complicado equilibrio canadiense entre cumplir los compromisos climáticos y aprovechar la riqueza que supone el petróleo.

Mark Little, consejero delegado de Suncor -la mayor firma petrolera integrada de Canadá-, cree que la tecnología de captura, almacenamiento y uso del carbono (CCUS por sus siglas en inglés) "es el billete para reducir las emisiones que permitirá a Canadá alcanzar su ambición de llegar a un nivel neto [de emisiones] cero en 2050", según publicaba en mayo el diario canadiense Financial Post.

Además, este medio informaba de que, junto a otros inversores, Suncor había invertido en Svante, compañía especializada en la captura de carbono y que se anuncia capaz de secuestrar emisiones en un año que equivalen a sacar 200.000 coches de la carretera. Aun así, este método tiene también sus detractores en la lucha contra el calentamiento global.

Suncor, que forma parte del fondo Tressis Cartera Eco30, asesorado por elEconomista, ganará 8.882 millones de euros este año, según el consenso de analistas que recoge FactSet, superando el ebitda de 2019, que fue el mejor en la historia de la compañía. Entre 2021 y 2023, el beneficio bruto de la compañía crecerá un 8%, hasta sobrepasar los 9.600 millones.

Uno de los atractivos de Suncor desde el punto de vista de la inversión es que sus beneficios de 2022 cotizan en bolsa en las 7,9 veces a precios actuales, una de las cifras más bajas entre sus comparables (13,6 veces de Chevron; 11,2 veces de Equinor; 10,5 veces de Eni; 8,6 veces de TotalEnergies), aunque es cierto que las rusas Gazprom y Rosneft se compran más baratas.

Dentro de sus planes de futuro, la compañía reembolsó 1.200 millones de dólares canadienses de deuda

Gracias a la reconstrucción del precio del crudo, las acciones de Suncor se han revalorizado un 35% en lo que llevamos de año y cotizan en la zona de los 28,8 dólares canadienses (a un 7,5% de su máximo anual, pero a un 46% del máximo inmediato previo a la pandemia).

Dentro de sus planes de futuro, la compañía reembolsó 1.200 millones de dólares canadienses de deuda a largo plazo en el primer semestre del año, al tiempo que recompró casi 1.000 millones en acciones, informa Bloomberg.

A Mark Little se le han ocurrido nuevos usos para sus oil sands. "El bitumen es rico en asfaltenos, la materia prima de la fibra de carbono, utilizada para producir vehículos más ligeros, incluidos los eléctricos", contaba al Financial Post. Producirlo en escala, dice, podría cuadruplicar los ingresos de Alberta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin