Bolsa, mercados y cotizaciones

Qué firmas del Ibex 35 transportan las cargas de deuda más pesadas

Madrid

La gestión del apalancamiento en los últimos años por parte de la mayoría de empresas que conforman el Ibex 35 ha sido acertada. Cuando los tipos de interés se redujeron hasta mínimos históricos, en general, las compañías del selectivo español aprovecharon para salir al mercado de deuda y financiarse a los tipos más bajos posibles.

Con el final de la crisis del Covid-19 los bancos centrales van a ir retirando sus políticas de estímulo; ya se han visto las primeras señales en este sentido, con el Banco Central Europeo (BCE) preparando el final del Programa de Compras de Deuda de Emergencia(PEPP). Aunque mantengan una parte de las compras, todo apunta a que estas van a ir reduciéndose con el paso del tiempo.

Sea como sea, la realidad es que el mercado de deuda ya está recogiendo este endurecimiento de las condiciones financieras, y las empresas del Ibex 35 parece que han hecho los deberes, preparándose para este escenario: 4 de cada 5 empresas del selectivo (sin contar los bancos, ni las compañías que tienen caja neta) reducirán su apalancamiento en 2022, frente al que se espera que mantengan al cierre de este ejercicio, según las previsiones del consenso de mercado que recoge FactSet.

Sólo 4 compañías lo incrementarán el año que viene: Telefónica, Endesa, Acciona y Red Eléctrica, mientras que Naturgy lo mantendrá prácticamente en la misma ratio con el que cerrará el ejercicio actual: en torno a las 3 veces. Las firmas que cuentan con caja neta y la mantendrán son PharmaMar, Inditex y ACS, mientras que ArcelorMittal y Viscofan pasarán a tener caja en 2022, algo que todavía no se espera para el cierre de este ejercicio. Repsol y Acerinox, por su parte, son las dos firmas que mantienen una ratio por debajo de 1 vez, y los expertos esperan que consigan mantenerse en esta situación también en 2022.

Una oportunidad aprovechada

Una de las claves más importantes ahora para analizar la situación de endeudamiento que mantienen las empresas del selectivo español es el calendario de vencimientos que tienen por delante. En este sentido, los expertos también destacan el buen hacer de las empresas del selectivo en los últimos años. "Las compañías que han emitido deuda a largo plazo, aprovechando los tipos de interés más bajos de la historia, han hecho bien. Han sido inteligentes y han emitido a muy largo plazo, por lo que tendrán que devolverlo en mucho tiempo", explica Víctor Alvargonzález, socio fundador de Nextep Finance.

"Si la deuda la han cogido a tipo fijo, aprovechando esta situación que se ha producido en los últimos años de tipos de interés hiper bajos gracias a la financiación indirecta del BCE, les va a costar muy poco dinero devolverlo", señala Alvargonzález.

Javier Santacruz, profesor de economía, también destaca la importancia del calendario de vencimientos para estas empresas, y coincide al señalar que la gestión ha sido adecuada en los últimos años. "Tienen muy controlados los vencimientos de la deuda. Tan importante es la cantidad de deuda que tienen, como el calendario de vencimientos. Lo que han hecho ha sido continuamente llevarlo a largo plazo. La financiación de corto la han cambiado por el largo plazo y con eso, asegurados en muchos casos los tipos fijos, en cuanto empiecen a subir los intereses se les va a quedar una financiación muy barata", argumenta Santacruz.

"Las empresas del Ibex lo han hecho bien, sobre todo en materia de refinanciación", explica Enrique Lluva, subdirector de renta fija de Imantia Capital. "Lo han tenido todo a favor, porque han contado con el tiempo suficiente. Han tenido la oportunidad para hacerlo y, sobre todo, apetito. Además, como ha hecho el sector empresarial europeo en general, ahora se están desapalancando. Han aguantado las ventas, gracias al dinero que van a seguir inyectando los bancos centrales, en un momento que no ha sido demasiado fuerte en materia de inversión", explica.

El haber sido capaces de mantener el nivel de ganancias a pesar de la crisis del Covid es una de las claves que han permitido que las compañías del selectivo reduzcan su apalancamiento. "Los beneficios empresariales no han sufrido mucho en la pandemia, y tampoco han gastado en capex: se han dedicado a reducir deuda", continúa Lluva.

El Ibex, fundamentalmente es Inditex, que no tiene deuda

"Desde 2011 ha habido un movimiento de tipos a la baja que luego ha llevado a su máxima expresión Lagarde. Ha sido un periodo suficientemente largo para poder bajar la deuda, refinanciando la deuda existente" explica.

"El Ibex, fundamentalmente es Inditex, que no tiene deuda, y los bancos, que están menos apalancados que hace 12 años, porque lo único que han hecho es capitalizarse", destaca Rafael Valera, CEO y gestor de renta fija de la gestora Buy & Hold.

Telefónica se desapalanca

Hablar de deuda y del Ibex, en los últimos años ha sido casi sinónimo de Telefónica. El gigante español de las telecomunicaciones ha sido la empresa que ha tenido que soportar la mayor deuda del selectivo en los últimos años, con el consenso de analistas teniendo esta situación en su punto de mira en todo momento.

Finalmente, ha sido en 2021 cuando la empresa ha conseguido reducir enormemente su apalancamiento, tras la fusión de su filial británica, O2, con Virgin, y la venta de las torres de Telxius. De acumular una deuda neta de más de 56.000 millones de euros en 2020, para este año el consenso de mercado espera que la reduzca hasta los 33.000 millones de euros, aproximadamente, una caída que permitirá que su ratio de apalancamiento pase de las 3,53 veces de 2020, hasta las 1,6 veces.

"Han dado un volantazo a la cartera, y todo lo que tenían como endeudamiento lo han cambiado a largo plazo"

Este nivel de apalancamiento crecerá el año que viene, cuando el ebitda de la compañía se normalizará en el entorno de los 12.300 millones de euros, al mismo tiempo que mantiene su nivel de deuda neto estable cerca de los 32.000 millones de euros, según la opinión de los analistas que recoge FactSet.

Esta deuda incluye los arrendamientos, y superaba los 41.000 millones de euros a cierre de diciembre de 2020. Con el adelgazamiento que ha llevado a cabo la compañía y las expectativas de que alcance un ebitda de más de 12.000 millones el año que viene, su ratio deuda/ebitda se quedará en las 2,6 veces para 2021, si se cumplen las estimaciones. dos décimas por encima de la media del sector europeo.

"Las primeras que empezaron con este tipo de esquemas de desapalancamiento fueron, sobre todo, los sectores más regulados: Telefónica, Repsol, las empresas eléctricas y las aseguradoras", explica Santacruz. "Han dado un volantazo a la cartera, y todo lo que tenían como endeudamiento lo han cambiado a largo plazo. Es un movimiento general que se empezó a producir hace años", destaca.

Los apalancamientos más elevados

Entre las compañías que mantienen las ratios de apalancamiento más elevadas del Ibex 35 se encuentran las firmas del sector inmobiliario, las socimis Merlin y Colonial, además de la hotelera Meliá, para la que se espera que cierre este año con un apalancamiento excepcional de más de 38 veces su ebitda, pero que se normalizará el año que viene, hasta el entorno de las 7 veces.

No obstante, hay que tener en cuenta las diferencias que existen entre los distintos sectores empresariales. Para las socimis, los expertos del sector coinciden en que la situación no es, ni mucho menos, alarmante en este momento. En su caso, el apalancamiento se mide sobre todo con la ratio loan to value (la relación entre la deuda que mantiene una compañía y el valor de los inmuebles que tiene en propiedad), y ahora esta ratio lo que refleja es una situación sólida que tendría que deteriorarse mucho para que terminen saltando las alarmas.

Según explican fuentes del sector, si una empresa de este tipo cuenta con una ratio LTV (loan to value) por debajo del 40%, se considera grado de inversión para las agencias. Con una media del entorno del 34% para las grandes socimis europeas, Merlin y Colinial mantienen ratios del 39,9% y 36%, respectivamente, según el consenso de analistas que recoge FactSet.

"Es un sector donde tradicionalmente hay apalancamiento, y ahora están en una posición de deuda muy razonable"

"Unas cotizadas que lo han hecho muy bien en los últimos años son las grandes socimis", explica Javier Santacruz. "Es un sector donde tradicionalmente hay apalancamiento, y ahora están en una posición de deuda muy razonable. Incluso, aunque subieran los tipos, tienen bastante tranquilidad. Es como si hubieran comprado una cobertura a un precio ridículo. A poco que la economía se recupere, eso llevará a aumentos de rating, porque, si tienen la estructura de deuda muy bien controlada, la calidad crediticia irá aumentando", señala el experto.

El caso de Amadeus también merece ser mencionado, por el enorme recorte de su apalancamiento que los expertos esperan que se produzca el año que viene. Para 2021 el consenso de mercado prevé una ratio de 4,5 veces para la empresa tecnológica, un nivel que volverá a las 1,5 veces en 2022, si se cumplen las estimaciones.

Para Aena también se espera que se produzca una reducción sustancial, pasando de las 7,9 veces que mantiene ahora, hasta las 3,2 veces de cara a 2022. Esta mejora de la ratio de apalancamiento se producirá por la vía de los ingresos, para los que se espera que pasen de los 914 millones de euros en 2021, hasta superar los 1.900 millones el año que viene.

Hay que recordar que la compañía forma parte de uno de los sectores más castigados por la llegada de la pandemia de Covid, y parece que con el paso de los años va a lograr recuperarse.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ninguna paga impuestos
A Favor
En Contra

Ninguna paga impuestos

Puntuación -6
#1