Bolsa, mercados y cotizaciones

El bono alemán saldrá del terreno negativo y ofrecerá algo de rentabilidad en 2022

  • El Bund tendrá fuerzas contrapuestas presionando al alza y a la baja

Los bancos de inversión ya esbozan en sus perspectivas el momento en el que se producirá un punto de inflexión en la rentabilidad del bono alemán a 10 años, que camina por terreno negativo de forma ininterrumpida desde mayo de 2019. Un 50% de ellos, entre los que se encuentran Goldman Sachs o Wells Fargo, prevé que lo abandone en el último trimestre de este año, para situarse en el entorno del 0%. Sin embargo, el consenso de mercado recogido por Bloomberg retrasa este momento a principios de 2022.

Según éste, el rendimiento del Bund, que se encuentra ahora en el -0,17% frente al -0,56% de inicio de año, continuará al alza en los próximos meses, animado por la recuperación de la economía y el pronóstico de mayor inflación, hasta cerrar 2021 en el -0,05%. Después, entre los meses de enero y mayo, la perspectiva es que se mueva en el entorno del 0%, para llegar al 0,1% ya a partir de junio (ver gráfico). Y justo después baje hasta el 0,05%.

El Bund tendrá fuerzas contrapuestas que presionarán su rentabilidad tanto al alza como a la baja. En el corto plazo, y más allá de las mejores previsiones macroeconómicas, la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) empiece a reducir pronto su programa de compras de emergencia contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) podría jugar en su contra.

El principal halcón del BCE, Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, defendió este lunes la necesidad de pensar en recortar los estímulos en la zona euro a medida que la situación de emergencia que ha generado el Covid se tranquiliza, apuntando, como posible fecha, al primer trimestre de 2022, que será cuando la producción de la zona euro habrá excedido los niveles previos a la crisis, según las previsiones actuales. Aunque, por el momento, la postura oficial del BCE no está orientada en esa dirección.

"Si bien el PEPP podría terminar en marzo de 2022", estiman en UBS, "el programa de compra de activos seguiría funcionando durante un largo periodo de tiempo y el forward guidance de su política monetaria garantizará que el mercado no adelante las expectativas de cuándo se normalizará. Esto debería actuar como un factor que limite cuánto se incrementarán los rendimientos del Bund y también la rapidez con la que lo hagan". Desde este banco de inversión prevén que su rentabilidad esté por debajo de los 0 puntos básicos en 2021 y que suba 20-25 puntos a finales de 2022.

Décima arriba o abajo se trata de un escenario muy distinto al de hace un año. En pleno inicio de la pandemia, y en medio de una ola de ventas de activos indiscriminada, la búsqueda de refugio hundió la rentabilidad de la deuda pública alemana a 10 años hasta el -0,856% a principios de marzo, marcando un nuevo mínimo histórico.

Lo cierto es que, durante dos años, los inversores han estado dispuestos a pagar por prestar dinero a Alemania, cuya deuda se considera una de las más seguras del mundo -también ocurrió en 2016-. Esa anómala situación derivó en otro hecho insólito en 2019, como que el rendimiento del Bund superase la tasa de facilidad de depósito del BCE por primera vez, al profundizar su caída por debajo del -0,4%.

Rentabilidades más altas

No solo se espera más de la deuda pública alemana. "Si aumenta la preocupación de los mercados de bonos por la inflación y la actuación de los bancos centrales, es posible que las rentabilidades aumenten (y caigan los precios)", recuerdan en Allianz GI. En el caso de la española con vencimiento a una década, la expectativa es que su rendimiento se incremente el año que viene hasta el 0,72%, desde el 0,45% actual. En enero su rentabilidad era del 0,04%. Ese 0,72% está en línea con lo que previsiblemente ofrecerá un bono portugués del mismo plazo, y por debajo de lo que se prevé para el papel italiano, que sobrepasará la barrera del 1%.

Más allá de la periferia europea, los bonos a 10 años de Francia, que ahora apenas rinden un 0,17%, se espera que den un 0,3% en 2022. Mientras que los de Reino Unido, que cotizan en el 0,7%, se estirarán hasta el 1,26%.

Aunque la deuda pública más rentable será, como ahora, la de Estados Unidos. La Reserva Federal va un paso por delante que el BCE y ha reconocido públicamente que el debate sobre la retirada de estímulos está sobre la mesa. La previsión es que el interés del T-Note supere el 2% en 2022.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

The Fire Engine
A Favor
En Contra

El bono griego a 10 años cotizaba el 8 de marzo de 2012 a un espectacular 39,85 %. Visto hoy resulta impresionante, casi un 40 % en renta fija, los que metieron pasta gansa dieron el pelotazo de su vida. Hoy en día las microsubiditas en los bonos a 10 años son noticia.. los vaivenes de la economía son verdaderamente sorprendentes.

Puntuación 1
#1