Bolsa, mercados y cotizaciones

España impone PCR a los británicos y lleva al turismo a la casilla de salida

  • IAG y Meliá pierden más de un 6% y Aena y Amadeus superan el 4% de bajada
  • Se trata de la mayor caída del índice del sector desde que el semáforo
Foto: Dreamstime

España ha dado marcha atrás con los británicos. Si hace solo unos días el Gobierno anunciaba que no sería necesario que los nacionales de Reino Unido presentasen un test negativo a su llegada a España, este mismo lunes era Pedro Sánchez el que señalaba un cambio en la norma: a partir del jueves sí será obligatorio presentar un test PCR negativo o haber completado el proceso de vacunación, pero no habrá cuarentena como pedían Alemania o Francia. Este cambio de idea ha lastrado a las empresas del sector turístico en bolsa que llegaron a perder más del 6% en la jornada del lunes y han vuelto a la casilla de salida, esta vez ya en pleno verano.

A nivel general, el índice que reúne a las compañías del sector de los viajes y el ocio del Stoxx 600 ha marcado su mayor caída desde el pasado 11 de mayo, día en que Reino Unido instauró el semáforo de destinos por la Covid, al perder un 4,35% (aquel día fue un 5,73%).

Por compañías, IAG y Meliá han sido las más dañadas. La empresa aérea hispano-británica ha perdido un 6,24%, llegando hasta los 2,06 euros por acción, lo que supone la mayor caída desde el mismo día en que Reino Unido creó el semáforo Covid que indica a qué territorios pueden viajar sus ciudadanos en función de la incidencia acumulada. La hotelera, por su parte, cedió un 6,43%, marcando el mayor desplome desde hace casi un año, cuando el 31 de julio perdió un 10% del valor de sus títulos. La acción cerró la sesión en los 6,25 euros, su punto más bajo desde febrero.

Tampoco se han salvado de las reacciones en bolsa otras empresas del sector turístico. Amadeus cerró la sesión del lunes con una caída del 4,19% hasta los 61,26 euros. Los títulos del gestor aeroportuario Aena se vieron lastrados en un 4,15%, hasta 141,9 euros, la mayor caída desde abril.

La decisión que ha provocado este terremoto bursátil llega apenas tres días después de que Reino Unido decidiese incluir a Baleares en la lista verde, eliminando la cuarentena a la vuelta de las islas, lo que supuso un aliento para el sector. Ahora, este revés devuelve las expectativas de hoteleros y aerolíneas a la casilla de salida, mientras miran con incertidumbre a lo que pueda ocurrir el resto del verano, dando por perdido el mes de julio casi al completo.

Previsiones del ejercicio

La inestabilidad creada en las últimas semanas en el sector con los cambios en las restricciones de cada país no da aliento a las cuentas de resultados. Las previsiones de beneficios de cara a cierre del ejercicio, e incluso a 2022, no borran los números rojos de los balances.

Es el caso de IAG, para la que los analistas estiman un golpe de 2.360 millones de euros para este año, volviendo a los números negros al cierre de 2022, cuando calculan que podrán alcanzar 747 millones de euros de beneficio neto. Meliá tampoco se libraría del rojo, con unas pérdidas de 259,9 millones de euros en este 2021 y unos tímidos beneficios de 4,2 millones de euros de cara al próximo ejercicio.

Los analistas sí que ven en verde a Aena y Amadeus. La gestora de las infraestructuras aeroportuarias podría alcanzar los 61,6 millones de beneficio neto este año y superar los 800 millones ya en 2022. Por su parte, la tecnológica del sector turístico cerrará, según los analistas, el 2021 con 61,6 millones de euros de beneficio neto y llegará al final de 2022 con más de 670 millones.

El sector pide unidad

El sector turístico lleva meses pidiendo unidad a la hora de tomar las decisiones y esta vez han vuelto a retomar la idea de que las medidas deben ser iguales para todos los países, sin cambios de última hora que puedan modificar los planes de viajeros y empresas.

En este sentido, desde la Mesa del Turismo señalan que "entendemos como acertada la medida del Gobierno. Dado el incremento de los contagios en Reino Unido, no se puede bajar la guardia ni arriesgar una temporada turística que es vital para la supervivencia del sector turístico español", si bien respaldan la idea de que "lo deseable sería contar con un marco europeo unificado que fijase normas definidas y comunes para todos los países de la UE".

Las aerolíneas, por su parte, no tienen pensado cambiar sus planes de aumento de la oferta por esta nueva medida, si bien ven como negativo el cambio de opinión solo tres días después de que el Gobierno de Boris Johnson sacase a Baleares de la lista ámbar.

Iberia señala que analiza muy de cerca el comportamiento de la demanda y la evolución de las reservas para actuar en caso necesario, pero en este momento "esto no cambia nuestros planes", señalan. En este sentido, Ryanair, una de las que más asientos amplió tras conocerse la noticia de inclusión de Baleares en la lista verde británica, mantiene por ahora sus planes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin