Bolsa, mercados y cotizaciones

Gelos (FMI): "La banca no sufre los tipos negativos porque la gente no retira el efectivo"

  • "Hemos venido advirtiendo de la vulnerabilidad por el aumento de deuda corporativa en EEUU y Europa"
  • "Hay pruebas de que los tipos negativos han apoyado la inflación y el crecimiento"
  • "Las entidades más pequeñas y especializadas han sufrido algo más la política monetaria"
Gaston Gelos. Foto: Reuters.
Nueva York

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó el miércoles su conclusión sobre el efecto que hasta la fecha provocan las políticas de tipos de interés negativos que aplica, entre otros, el Banco Central Europeo (BCE). El jefe de la División de Políticas Monetarias y Macroprudenciales de esta institución, Gaston Gelos, comparte con elEconomista algunas de las dinámicas registradas hasta ahora.

En este sentido, recuerda que los bancos centrales llevan enfrentándose durante la última década o incluso más a tasas reales neutrales bajas. "Los efectos de la pandemia han acentuado con toda probabilidad estos problemas. Por eso vemos una profundización de las políticas monetarias no convencionales", asegura.

¿Están teniendo éxito hasta ahora las políticas de tipos de interés negativos como herramienta monetaria no convencional?

Sí, en general, nuestra evaluación es que hasta ahora estas políticas han tenido éxito. La transmisión de los tipos negativos ha sido efectiva en los tipos del mercado monetario, en los rendimientos a largo plazo así como en los tipos de los préstamos bancarios. En particular, los tipos de interés negativos han contribuido significativamente a reducir los rendimientos a largo plazo. Las tasas de los depósitos han bajado más en el caso de los depósitos de las empresas que en el de los particulares porque a las compañías les resulta más difícil pasar al dinero en efectivo. Los volúmenes de préstamos bancarios han aumentado y los beneficios de los bancos no se han deteriorado significativamente hasta ahora. También hay pruebas de que estas políticas han tenido éxito a la hora de apoyar el crecimiento y la inflación. Es difícil cuantificar los efectos exactos, pero parece que la capacidad de estimular la inflación y la producción ha sido similar a la de los recortes convencionales de los tipos de interés.

Riesgos: "Hemos venido advirtiendo de la vulnerabilidad por el aumento de deuda corporativa en EEUU y Europa"

¿Cuáles son las consecuencias negativas de la aplicación de las políticas de tipos negativos?

Cuando se introdujeron por primera vez estas políticas hubo muchas preocupaciones debido a su novedad, y también porque eran contraintuitivas en muchos sentidos. Uno de los temores giraba alrededor de que los bancos, los hogares y las empresas optasen por desplazarse masivamente hacia el dinero en efectivo. Esto no ha ocurrido. Otra preocupación era la rentabilidad de los bancos, que podría haber reducido los préstamos en lugar de aumentarlos. A su vez se temía que esto pudiera afectar a la estabilidad financiera. También se temía que se produjeran perturbaciones en los mercados financieros. Pero estos miedos, en gran medida, no se han materializado. La gente no ha recurrido masivamente al efectivo. Los beneficios de los bancos no se han deteriorado sustancialmente, aunque los bancos que dependen más de la financiación de depósitos y los bancos más pequeños y especializados han sufrido algo más. Los bancos más grandes han aumentado los préstamos, han introducido comisiones en las cuentas de depósito y se han beneficiado de las ganancias de capital. Es posible que se vean efectos negativos más adelante, pero ya han pasado nueve años desde la primera aplicación de tipos negativos. Hasta el momento, los efectos adversos no se han materializado.

¿Y cree que los tipos negativos fomentan la especulación?

Los tipos de interés bajos en general sí que fomentan la búsqueda de rendimiento y la asunción de riesgos. Fomentar la toma de riesgos es hasta cierto punto un efecto buscado, pero, por supuesto, si estos se vuelven excesivos hay que contenerlos. Hasta ahora no tenemos muchas pruebas de que los tipos negativos, a diferencia de los tipos bajos en general, hayan acentuado el efecto sobre la asunción de riesgos. En otras palabras, no tenemos pruebas de que haya algún tipo de discontinuidad en el comportamiento de los inversores una vez que se alcanza el límite inferior cero. Por supuesto, el entorno de tipos bajos puede contribuir a la acumulación de vulnerabilidades como ya hemos advertido desde el FMI.

...Y la cruz: "Las entidades más pequeñas y especializadas han sufrido algo más la política monetaria"

Mientras el BCE sigue aplicando políticas de tipos negativos y la Reserva Federal se abstiene, ¿cuáles son las repercusiones para las deudas corporativas y soberanas de ambas regiones?

Hay que mirar los efectos sobre las condiciones financieras en su conjunto ya que diferentes combinaciones de las políticas monetarias pueden lograr resultados similares. Las cuestiones fundamentales relacionadas con los incentivos para el apalancamiento y la búsqueda de rendimiento en un entorno de intereses bajo no parecen cambiar cualitativamente cuando ciertos tipos se vuelven nominalmente negativos. Pero hemos venido advirtiendo sobre la vulnerabilidad derivada del aumento de la deuda corporativa a ambos lados del Atlántico y ésta ha aumentado con la crisis de la Covid. Esto plantea una difícil disyuntiva política, ya que se quiere apoyar la recuperación, pero al mismo tiempo contener el aumento de las vulnerabilidades y los futuros riesgos a la baja.

Y una última pregunta, ¿qué es lo que todavía no sabemos sobre los efectos de los tipos de interés negativos?

Una cosa que no sabemos es dónde está el límite para los distintos países, es decir, el momento en el que se empieza a ver ese movimiento hacia el dinero efectivo por parte de los bancos, las empresas y los hogares. Estas estimaciones se han revisado a la baja, pero no sabemos hasta dónde pueden llegar. Y tampoco sabemos si existe la llamada tasa de reversión y dónde se encuentra. Con esto me refiero a la tasa en la que el efecto adverso sobre la rentabilidad de los bancos puede superar los efectos positivos, por lo que las entidades pueden empezar a reducir los préstamos en lugar de aumentarlos. No sabemos mucho sobre el impacto de las tasas negativas en otros intermediarios financieros mas allá de los bancos y creo que esto es importante. Todavía no sabemos mucho sobre cómo los tipos negativos afectan a ciertas características del sistema.

comentariosforum12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

La política de bajos tipos de interés hace que se camuflen problemas estructurales de la economía y que se realicen inversiones inadecuadas o poco productivas.

Puntuación 53
#1
Porlotanto
A Favor
En Contra

La gente en España no retira efectivo porque no es consiente de lo mal que están las cosas. El caso es que hay aproximadamente diez veces más dinero en depósitos que en efectivo. Cuando se ponga públicamente mal las cosas los cajeros en diez minutos se quedarán sin billetes. Hay que saber además que en un par de años la moneda oficial en España seguramente no sea el euro, sino una propia y muy devaluada, los euros estarán prohibidos pero serán muy apreciados en el trapicheo.

Puntuación 25
#2
Ws
A Favor
En Contra

Tampoco prestan, sólo los ricos tienen garantías suficientes (comprobado en toda la banca varias veces en distintos sitios). Viven de los intereses negativos al quedarse el dinero. El interés negativo acelera la economía de los ricos a costa de la esclavitud de los pobres, antes podían sufrir para devolverlo, ahora no hay segunda oportunidad.

Puntuación 15
#3
miguel
A Favor
En Contra

La gente no retira el dinero de los bancos porque el gobierno no lo permite, no porque no quiera, porque los tipos de interés negativos son muy malos para los ciudadanos que ven como les cobran por tener su dinero en el banco.

Puntuación 33
#4
¿¿??
A Favor
En Contra

eso de que la gente no retira dinero es mentira, nunca se esta retirando tanto efectivo como últimamente. lo que pasa es que la gente gasta menos y s enota menos la retirada de efectivo.

Puntuación 31
#5
Publirreportajes Bartolo
A Favor
En Contra

ESTOS PUBLIRREPORTAJES DE BARTOLO.....QUIEN SE LOS CREE??? LO MISMO DE QUE LA GENTE NO PAGA EN EFECTIVO.....CUANDO ES AL REVES, SE PAGA MAS EN EFECTIVO....OTRA COSA ES QUE LOS JOVENES PAGUEN HASTA UN PAQUETE DE CHICLES CON TARJETA, PERO ESO ES OTRA HISTORIA.

Puntuación 33
#6
Ex cliente
A Favor
En Contra

Nada se hace de la noche a la mañana, pero en pocos meses se verá como los bancos pierden clientes. El particular que tenía tres cuentas por compromiso, sin mucho movimiento pero con unos miles de euros a interés cero en cuanto le recetas un par de cargos de comisión y tiene una mañana libre cierra dos. Y como se ha dicho ya, la política de tipos negativos lleva a malas inversiones, en el caso de los particulares a inflar de mala manera el precio de los pisos, que ya sabemos cómo acaba por la experiencia del 2007.

Puntuación 33
#7
Usuario validado en elEconomista.es
CRITICOS
A Favor
En Contra

Y los riesgos de esos tipos negativos o tan bajos no influye nada en la morosidad y solvencia de empresas y particulares que se endeudan hasta las cejas. Esto no es importante tampoco para el del FMI. Que cosas nos dicen u omiten que aún es peor.

Puntuación 24
#8
Nicaso
A Favor
En Contra

Vamos, que no saben ustedes gran cosa. Los tipos negativos terminarán arruinando a los ahorradores porque pagar porque te guarden el dinero no parece de sentido común. Al final la gente demandará efectivo y pasará de tanto apunte contable que si se pone mal la cosa le dejan a uno con una mano delante y otra detrás.

Puntuación 18
#9
Juan
A Favor
En Contra

Es mejor comprar Bitcoin.

Puntuación -2
#10
Harto de bancos
A Favor
En Contra

La gente está muy harta de los bancos.

En Europa nos deberían permitir tener depositado el dinero (íntegramente garantizado) directamente en un banco central, en el Banco Central Europeo. Que los bancos PAGUEN por tomar dinero prestado de ahí, y luego cobren un spread, un interés más alto, al que solicite crédito.

Puntuación 14
#11
Jose
A Favor
En Contra

Que el dinero no valga nada es sinónimo de ser dirigido por borregos comunistas. El dinero debe valer y costar. Cuando el mundo se convierte en una ong donde nadie asume sus deudas en tiempo y forma, lo que se hace es pervertir el sistema económico. Se ha aceptado las pautas del comunismo por la puerta de atrás. Y ahora no saben cómo revertir una tendencia que va a acabar en desastre. Porque no hay secretos. O se pagan deudas o se roba al acreedor. El término intermedio de no hacer nada y patada adelante al estilo político, ha tocado a su fin. Y la calma va a terminar.

Puntuación 7
#12