Bolsa, mercados y cotizaciones

El dividendo de ACS renta un 4,5% con la puerta abierta a recompras de acciones

  • Los expertos no descartan un pago extraordinario por la operación con Vinci
Florentino Pérez, presidente de ACS.

La constructora que preside Florentino Pérez lleva desde 2011 pagando su retribución al accionista bajo la fórmula del scrip dividend (o pago en acciones), aunque es de las pocas que amortiza íntegramente tirando de autocartera la dilución de quienes optaron por el dividendo en metálico. De cara al próximo año, ACS retribuirá a sus accionistas con un pago total de 1,22 euros brutos por acción, según las estimaciones de los analistas, lo que renta a los precios actuales algo más del 4,5%, en la parte alta de la tabla del Ibex 35. Consulte aquí el calendario de los próximos dividendos de la bolsa española

Además, la firma del Ibex se eleva con el segundo mejor consejo de compra de toda la tabla, solo superado por Acerinox, y permanece entre los valores favoritos para arrancar el año 2021. Su precio todavía está lejos de los 35 euros del pasado mes de enero -en concreto, aún cotiza un 22% por debajo-, pero desde que se anunció el interés de Vinci en hacerse con su negocio de servicios industriales a comienzos de octubre, su cotización vive una nueva juventud y sube en bolsa un 46% desde entonces.

A partir del lunes la constructora se incorporará a la cartera de Ecodividendo, elaborada por elEconomista y que aglutina los cinco pagos más atractivos de la bolsa española, con su próximo dividendo previsto para febrero. El consenso de Bloomberg estima el abono de 45 céntimos por acción el próximo 9 de febrero, que alcanzan una rentabilidad del 1,65%.

El segundo pago es el más importante en el caso de ACS y se realiza en julio. El consenso contempla el abono de otros 77 céntimos por acción, lo que elevan el total del año hasta los 1,22 euros previstos (FactSet eleva esta cuantía a 1,64 euros). De confirmarse, esta cuantía será un 39% inferior a la distribuida en 2019, que ascendió hasta 1,99 euros brutos por acción. ACS ha realizado, de manera excepcional, tres abonos este ejercicio, ya que a los dos clásicos de febrero y julio se sumó un dividendo compensatorio de 16 céntimos -también en julio- ya que el cálculo del scrip, con la volatilidad del mercado, se había visto distorsionado.

En todo caso, el recorte de la retribución iría en línea de la caída del beneficio esperada en 2020 del 32%, hasta los 651 millones de euros, según los analistas.

¿Posible dividendo extraordinario?

ACS tiene un fleco importante por cerrar en 2021: la posible operación con Vinci, que valora su negocio de servicios industriales en 5.200 millones de euros, "de los que garantizan un mínimo de 2.800 millones en efectivo. Además, esta división contaba con una posición neta de caja de 704 millones a finales de 2019", comentan desde Renta 4. ¿Y por qué es importante para la retribución? Básicamente, porque todavía queda la puerta abierta a que parte del dinero que recibe termine en manos de los accionistas en forma de dividendo.

Desde Intermoney no descartan que la compañía "destine 1.140 millones los planes de recompra anunciados en 2020" y ven factible "un incremento del dividendo del 25% hasta 2,5 euros".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin