Bolsa, mercados y cotizaciones

En Wall Street se habla ya de caídas por el tedioso proceso electoral

  • Unos comicios sin un resultado claro provocarían caídas del 10%
Exterior de la Bolsa de Nueva York. Imagen: Getty

Las principales mesas de inversión en Estados Unidos ya se han posicionado para descontar bien una victoria demócrata el próximo 3 de noviembre o bien una reválida del actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

Sin embargo, en estos momentos, el principal riesgo que se cierne sobre la bolsa americana es la posibilidad de no contar con un resultado claro durante la noche electoral, rememorando así la pesadilla de hace dos décadas, cuando la contienda en las urnas entre George W. Bush y Al Gore tardó seis semanas en ofrecer el triunfo al republicano. 

Por aquel entonces, la bolsa cayó en más de un 5% en las dos semanas posteriores a las elecciones. No obstante, investigaciones académicas posteriores, como la elaborada por Srinivas Nippani y W. Bobby Medlin, sugieren que la mayor parte de la reacción adversa del mercado se desarrolla en los primeros cuatro días hábiles después de la jornada electoral sin un resultado claro.

En un sondeo realizado recientemente por la CNBC entre los principales estrategas de EEUU, la mayoría se mostró preocupado por esta posibilidad, con el 55% de los participantes asegurando que esto desataría una corrección de entre el 5% y el 10% mientras un 25% pronosticó caídas de más de un 10% para el S&P 500.

"Una carrera ajustada podría desencadenar recuentos de votos e intervenciones judiciales en uno o más estados indecisos. En un entorno de polarización extrema, tanto el presidente Trump como el ex vicepresidente Joe Biden se negarían a ceder mientras se llevan a cabo los recuentos y un ejército de abogados disputarían los resultados en los tribunales", explica Anastasios Avgeriou, estratega de renta variable de EEUU en BCA Research.

Actualmente, los síntomas de unas elecciones inconclusas son evidentes. En primer lugar, es probable que sean las más litigadas de la historia. Según un recuento de UBS, ya se han presentado 192 demandas en al menos 41 estados de todo el país como resultado de cambios en los procedimientos a raíz de la pandemia. Otras demandas, todavía sin resolver, son anteriores a la aparición del coronavirus y elevan el total a más de 200.

Voto por correo

Al hilo de la crisis de salud desatada por la Covid-19, Trump ha criticado y puesto en duda abiertamente el hecho de confiar en el Servicio Postal de EEUU para entregar las papeletas electorales. También ha establecido una distinción entre el voto en ausencia con una excusa válida y el acceso universal a las papeletas enviadas por correo.

El voto por correo es ahora una práctica común en todo el país. Según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, Washington DC y 29 estados ya ofrecen a sus ciudadanos la opción de votar por correo sin proporcionar ninguna excusa o considerar la pandemia como una excusa válida. Otros cinco estados celebran sus elecciones exclusivamente por correo.

El coronavirus ha llevado a otras legislaturas estatales adicionales a contemplar el uso universal del voto en ausencia. Una opción polémica, especialmente a ojos de Trump y los republicanos, que alegan que incrementará las incidencias por fraude. Un estudio de la Heritage Foundation revisado por la Brookings Institution registró menos de 50 casos de fraude en una muestra de los cinco estados que utilizan exclusivamente el voto por correo.

No obstante, es cierto que se proyecta un volumen inusual de votos por por correo, algo para lo que los gobiernos estatales podrían no estar del todo preparados derivando así en posibles retrasos.

Avgeriou estima que una forma de protegerse contra una elección inconclusa es comprar los futuros del VIX de diciembre y vender los de enero a corto. Alternativamente, comprar los futuros de diciembre directamente como cobertura para posiciones largas en renta variable tiene sentido, "pero esa es una propuesta más cara", aclara.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin