Bolsa, mercados y cotizaciones

Inmobiliaria Colonial y Merlin Properties, 'las vacas lecheras' del dividendo, prefieren ser prudentes

  • Colonial 'congela' su pago anual en 0,2 euros, como en 2018
  • Merlin deja en suspenso el 30% de su pago anual con cargo a 2019
  • Lar tiene margen para pronunciarse sobre su dividendo hasta 2021
Edificio de Inmobiliaria Colonial.
Madrid.

Si hay algo característico de una socimi es el reparto de su beneficio entre los accionistas. Está en sus genes ya que para poder optar a esta figura fiscal deben, entre otros requisitos, cotizar en bolsa y distribuir un mínimo del 80% de las ganancias por la vía del dividendo. Pero la pandemia del Covid-19 que, según las dos mayores socimis españolas, Merlin Properties e Inmobiliaria Colonial, debería tener un impacto limitado en sus resultados, les ha obligado a ser más prudentes con las salidas de caja. Consulte aquí 'El calendario de próximos dividendos'

La compañía que lidera Ismael Clemente fue la primera en reconocer públicamente las consecuencias del cierre de tiendas y el confinamiento en España. En los resultados trimestrales que presentó este jueves se ratificó en sus previsiones que calculan un impacto máximo del 10% sobre las rentas de la compañía, principalmente, por la parte del retail. Los centros comerciales representan para Merlin Properties sobre el total de rentas un 20%. ¿La consecuencia? La socimi ha dejado congelada, por el momento, la distribución de parte del segundo y último de sus pagos con cargo a las cuentas de 2019.

Merlin ya abonó en octubre 20 céntimos por acción. Faltaría por pagar otros 32 céntimos, de los que se ha comprometido, salvo sorpresa, a distribuir 0,14 euros y deja en suspenso otros 0,174 euros. Este importe debería haber sido distribuido en mayo, como tradicionalmente viene haciendo la compañía, pero el retraso en la celebración de la junta general de accionistas ha pospuesto el pago. Está previsto que se celebre el próximo 17 de junio (en segunda convocatoria).

Si la socimi decidiera finalmente no distribuir esos 17 céntimos por acción, esto implicaría una caída del 33% sobre el total previsto para el ejercicio, que ascendía a 52 céntimos por título, frente a los 0,346 que repartiría finalmente. Además, representa un descenso del 31% sobre la retribución con cargo a 2018, que ascendió a 0,50 euros.

A los precios actuales, y considerando el recorte en su pago anual, la rentabilidad del dividendo de Merlin sigue siendo el doble que la que ofrece Colonial, en el 4,9% frente a un 2,7% a los precios actuales de mercado de la segunda.

Dividendo sin crecimiento

Inmobiliaria Colonial -que no se había pronunciado al respecto hasta presentar sus resultados también el jueves- ha dejado de lado su objetivo de hacer crecer un 10% anual el dividendo y mantendrá el mismo importe que el año anterior. Abonará 0,20 euros por título, frente a los 22 céntimos esperados. Eso sí, respetará el timing puesto que el dividendo, según Bloomberg, está previsto para el 29 de junio, fecha en la que normalmente abona su único pago anual. Para poder acceder a él, se deben tener acciones de Colonial antes del día 25 del próximo mes.

La última de las tres grandes socimis del Continuo, Lar España, ha caído tanto en bolsa -un 50% desde febrero- que el dividendo que repartió en abril, de 0,63 euros, hoy rentaría un 17,5%. Está por ver que hace con su retribución de cara a los resultados de este año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.