Bolsa, mercados y cotizaciones

El debate entre los que buscan un rebote y los que evitan una corrección sigue muy igualado en la bolsa europea

  • La pérdida de los 2.790 puntos cancelaría las alzas nacidas en marzo
  • Hasta su próxima resistencia el EuroStoxx 50 tiene una subida del 2,5%

La bolsa europea sigue sin decidirse entre aquellos que compran renta variable esperando un nuevo rebote y los que, sin embargo, deshacen posiciones ante el posible hachazo que pueda venir. Así, el EuroStoxx 50 se encuentra a un 3,3% de caer hasta su soporte y a un 2,5% de su resistencia.

Como indica Joan Cabrero, asesor de Ecotrader, "para que se aleje el riesgo bajista y se pueda hablar de cierta fortaleza lo mínimo exigible es que el EuroStoxx 50 cierre una semana sobre los 2.927 puntos o al menos dos jornadas sobre este nivel".

Por otro lado, "la pérdida de soportes clave como son los 2.790 puntos cancelaría el rebote que nació a mediados del pasado mes de marzo, abriendo la puerta a una caída hacia primeros soportes en los 2.625 puntos y por debajo ya no habría otro soporte digno de destacar hasta los 2.300 puntos", sostiene Cabrero.

Hoy las bolsas europeas tendrán que digerir los datos de producción industrial de la eurozona en marzo. Se espera un deterioro de la actividad industrial del 12,5% frente al mes anterior. En el peor momento de la crisis financiera este indicador llegó a caer un 4%, a principios del año 2009, y nunca profundizó más de ese nivel.

En este contexto, las medidas de desescalada que están llevando a cabo muchos países europeos para tratar de ir reactivando la economía lo antes posible ha alertado al Fondo Monetario Internacional, que advierte que "Europa parece estar reabriendo su economía antes que China en el ciclo epidémico" en un momento en que se considera que "la capacidad de pruebas a gran escala, el rastreo de contactos y el aislamiento de casos en Europa pueden estar rezagados con respecto a los mejores ejemplos entre los países asiáticos". En otras palabras, si se reabre demasiado pronto hay un gran riesgo de recaída.

Precisamente, para mitigar el impacto económico, al otro lado del Atlántico los demócratas de Estados Unidos han presentado un nuevo paquete de estímulo por valor adicional de 3 billones de dólares. Ayer se conocía que el índice de precios al consumidor (IPC) registró en abril una caída mensual del 0,8%, la más fuerte desde diciembre de 2008. En tasa interanual, el IPC estadounidense fue del 0,3% el pasado mes, el más bajo desde octubre de 2015.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin