Bolsa, mercados y cotizaciones

El S&P corrige ya dos tercios de lo que lo hizo en las peores crisis sanitarias

  • Ha llegado a caer el 8%, frente al 13% que cedió con el Zika
  • Los inversores habían aprovechado hasta ahora las correcciones para comprar
La bolsa por fin tiembla ante el coronavirus

Durante las primeras semanas de febrero el mercado se dedicó a ignorar cualquier señal de alarma que llegaba en torno al coronavirus. Sin embargo, en las últimas sesiones toda esa tranquilidad se ha borrado de golpe y porrazo, llevando al S&P 500 a corregir hasta un 8% desde los máximos del año. Eso sí, en una sesión volátil, las bolsas pasaron de sufrir fuertes caídas a diluirlas o acabar en verde.

En comparación con otras crisis similares, la virulencia de la caída ya supera a la de la gripe aviar, el ébola o el MERS (síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio). Además, supone en torno a dos terceras partes de la sufrida en los episodios más complicados para los mercados, como fueron el SARS y el Zika, con correcciones del 12% y el 13%, respectivamente, según los datos de Citi.

"Lo que no tenía mucha explicación es que con la situación del coronavirus, que afectará al crecimiento y a los beneficios empresariales, las bolsas siguiesen muy cerca de máximos. Parecía que lo único que primaba era que al haber mucha liquidez no queda más remedio que estar invertido en renta variable", apunta Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4. En caso de llegar a corregir el 13% que lo hizo el Zika la bolsa norteamericana tendría que irse hasta los 2.950 puntos, lo que supondría un retroceso del 7% desde el nivel al que cotizaba a media sesión. 

Cuál ha sido el efecto de las crisis sanitarias en la bolsa

"La extensión del coronavirus todavía está por confirmar, pero uno tiende a pensar en el peor escenario, especialmente después de que los medidores alcanzasen territorio de euforia en nuestro modelo de sentimiento y cuando la asignación de capital de las familias en Estados Unidos está bastante alta en términos históricos", reflexionan desde el equipo de Citi.

Aparece el miedo

El gran cambio que se ha producido con la entrada en juego del coronavirus es que los inversores esta vez no han comenzado a comprar en cuanto se ha producido una pequeña corrección. La caída del 8% del selectivo norteamericano ya supera el descenso máximo alcanzado el pasado año -que fue del 7%-, pero aún quedaría distancia para llegar el 10% que retrocede de media en los últimos 30 años desde máximos del año.

La caída del 8% del selectivo norteamericano ya supera el descenso máximo alcanzado el pasado año -que fue del 7%- pero aún no llega al 10% que corrige de media a lo largo del año

"La irrupción del coronavirus es un reto a la narrativa de no hay alternativa, el miedo a perderse las subidas o comprar las caídas que habían prevalecido durante el año", explican en Barclays. Así, en la entidad británica creen que "las acciones están bajando a la tierra rápido" y que con las últimas caídas se están "alineando con los fundamentales, al cerrar el diferencial con los PMI", al tiempo que advierten que "se añaden riesgos materiales a la perspectiva económica global".

La pregunta para los inversores es si es una oportunidad para aquellos que se han perdido el rally o si es solo el inicio de un crash que muchos llevan años esperando. "La epidemia presenta claramente riesgos para los inversores en renta variable. Tendrá un impacto negativo en el crecimiento económico a corto plazo y las empresas más cíclicas y apalancadas podrían enfrentarse a una mayor presión que las que tienen un crecimiento de las ganancias impulsado por factores estructurales. La volatilidad resultante de los acontecimientos exógenos puede crear oportunidades para los inversores a largo plazo", argumenta Matt Benkendorf, CIO de Quality Growth (Vontobel AM).

Volatilidad para acabar en 'verde'

Los inversores se montaron el miércoles en una montaña rusa en las bolsas. Tras iniciar la sesión con tímidas subidas, los indicadores bursátiles del Viejo Continente llegaron a sufrir caídas que superaron el 2%, para posteriormente experimentar un fuerte rebote . En concreto, el Ibex 35 se anotó un alza del 0,7%, hasta los 9.316,8 puntos y el Eurostoxx 50 subía el 0,14%. Eso sí, el índice europeo está aún lejos de la zona de compra que marca Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader, en los 3.400 puntos. En EEUU, S&P 500, Dow Jones y Nasdaq 100 se apuntaban en torno al 1%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0