Bolsa, mercados y cotizaciones

El margen de Grifols es inmune al impacto del coronavirus chino

  • El mercado cree que, al contrario que en IAG y Meliá, el riesgo es limitado
Los títulos de Grifols recuperan cerca de un 3% desde los mínimos de enero

La incertidumbre por los efectos que pudiera haber sobre la demanda de sangre ante la dificultad de mantener el nivel de donaciones en los hospitales chinos por el peligro de contagio del coronavirus puso a Grifols en el foco la semana pasada, cuando su acción llegó a caer hasta los 30,2 euros y borró la subida en bolsa desde que presentó los resultados de sus ensayos contra el alzheimer en diciembre.

Tres sesiones después y con sus títulos recuperando cerca de un 3% desde ese nivel, los analistas han hecho balance de las consecuencias que la crisis sanitaria pueda tener sobre las cuentas del líder del sector de hemoderivados y la conclusión es prácticamente unánime: el riesgo es muy limitado y su exposición a China no tiene nada que ver con las caídas que han sufrido referentes del turismo mundial como IAG y Meliá. "Casi incluiría antes a Repsol, por ejemplo, que a Grifols entre los valores más afectados", señala Ana Gómez, de Renta 4.

Salvo HSBC, que a raíz de que se agravara la situación por la expansión de la epidemia redujo su precio justo hasta los 27 euros y rebajó su consejo a un vender, apuntando a que la disminución de las donaciones de sangre en China podría afectar negativamente a los beneficios y crecimiento de las ventas y corto y medio plazo de la compañía, el resto de entidades que han revisado en los últimos días su valoración aconseja tomar posiciones en el valor, en línea con el consenso que recoge FactSet, y le otorgan un potencial entre el 11% y el 25%.

Las razones que los expertos esgrimen a la hora de fundamentar sus valoraciones están basadas, por un lado, en la naturaleza de su negocio–el plasma–, y por otro, en la exposición geográfica del mismo. "La compañía cuenta con mecanismos para detectar el virus en el proceso de donación de plasma. Antes de que el donante haga una transfusión, son capaces de detectar el virus. Y en el caso remoto de que no lo hicieran, en el proceso de convertir el plasma en proteínas plasmáticas –que es lo que se comercializa–, el virus se elimina", asegura Luis Arredondo, de Sabadell.

Por otro lado, "la mayoría de los centros de donación de Grifols –más del 80%– están ubicados en EEUU, por lo que China es un mercado relevante y con mucho potencial a futuro en productos terminados pero no como país de origen del plasma", señala la experta de Renta 4, quien recuerda que los 41 centros ubicados en el país asiático son fruto del acuerdo estratégico con Shanghai RAAS representan menos del 15% del total de la capacidad de fraccionamiento instalada de la compañía, "por lo que aún es poco representativa y el impacto en márgenes debería estar acotado".

Por último, si se toma como referencia la epidemia del SARS en 2003, ésta no tuvo repercusión ni para la industria del plasma, ni para Grifols. No obstante, esta analista recuerda que habrá que seguir observando el impacto que el coronavirus tendrá en el crecimiento económico de China, y por tanto, a nivel global, para calibrar no solo los riesgos más directos y contemplar otras derivadas.

Buenas perspectivas

Las perspectivas para 2020 y 2021 son bastante alentadoras a falta de conocer las cuentas que se publicarán el 27 de febrero, en los que se espera que las previsiones del margen bruto se mantengan cerca del 30% de cara a 2021.

XTB: "El efecto coyuntural del coronavirus es más a nivel bursátil que un efecto negativo en sus resultados por la demanda de plasma"

"Por fundamentales, los márgenes mejoran, su expansión internacional debería proveerle de mayor número de clientes y un incremento de la demanda de sus productos. El efecto coyuntural del coronavirus es más a nivel bursátil que un efecto negativo en sus resultados por la demanda de plasma", señala Dario García, analista de XTB.

El gestor de renta variable de Imantia Capital, Juan Llona, considera que en la situación actual, cualquier corrección severa de Grifols la vería como una oportunidad de compra. "Creemos que tras el magnífico recorrido de 2019, el peso en las carteras debería ser más modesto, pero siempre dentro de las posiciones estructuras que crearán valor a medio y largo plazo".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin