Bolsa, mercados y cotizaciones

El 65% de las petroleras tiene una recomendación de compra ante la previsible tranquilidad del crudo

  • El consenso de analistas ve al petróleo en 62 dólares en 2020
  • Repsol, OMV y Total serán las europeas que generarán más caja, según BofAML
Las expectativas apuntan que el petróleo se mantendrá estable el próximo año. Foto: Archivo.

El equilibrio que ha habido en 2019 entre la oferta y la demanda en el mercado de petróleo, tras la decisión que tomó en diciembre del año pasado la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de mantener la producción limitada, parece que va a tener continuidad el año que viene. Arabia Saudí bombea ahora muy por debajo de su capacidad, asumiendo la mayor parte de la responsabilidad del recorte adoptado por toda la OPEP, en un año en el que ha necesitado especialmente mantener al crudo lo más alto posible para conseguir la mejor valoración para su petrolera estatal, Aramco, que sigue en proceso de salir a bolsa.

Al mismo tiempo, en Estados Unidos el incremento de la producción está perdiendo intensidad paulatinamente, algo que también está ocurriendo en el crecimiento de la demanda global, en un momento en el que la ralentización del crecimiento económico global cada vez es más evidente, aunque la mayor parte de expertos cree que se conseguirá evitar una recesión inminente. Estas son las claves actuales que deben tener en sus pizarras los inversores en petróleo, y se traducirán, según el consenso de mercado, en que el precio del barril se va a mover en 2020 muy cerca de los niveles en los que se encuentra actualmente: el barril Brent, de referencia en Europa, cotiza ahora en el entorno de los 63 dólares, en un año en el que se ha movido en un precio medio de 64 dólares, y la media de analistas que recoge Bloomberg espera que el barril se mueva en los 62 dólares durante todo el año 2020.

Un mercado en equilibrio

"Durante los últimos cuatro trimestres, la demanda global de petróleo se ha incrementado en sólo 660.000 barriles diarios, el menor ritmo en los últimos siete años, pero que ha sido más que compensado por un deterioro histórico de la oferta, por las caídas en Irán y Venezuela, y los recortes de producción de la OPEP y sus colaboradores externos", explican desde Bank of America Merril Lynch, y avisan de que "para 2020 vemos ligeros repuntes, tanto en la oferta como en la demanda, y mantenemos una proyección de que el barril Brent se moverá a una media de 60 dólares", explica el banco estadounidense. Según ellos, "en 2020 se producirá un crecimiento neto, tanto de la demanda como de la oferta, que desembocará en un aumento de los inventarios de 200.000 barriles diarios, aproximadamente, un aumento que llega después de un año 2019 en el que se ha visto un equilibrio casi perfecto de la oferta y la demanda", señalan.

Y es que todo apunta a que la OPEP va a seguir asumiendo la responsabilidad de mantener el mercado equilibrado, mientras que serán los productores ajenos al cártel y también a la industria del oro negro estadounidense, quienes aumenten la producción: "Una demanda débil junto al aumento de oferta en Canadá y el Mar del Norte aumentan la probabilidad de sobreoferta, y esto pone a prueba, no sólo a las otras nacionales petroleras, sino también al negocio del shale", en EEUU, explican desde Julius Baer. En este contexto, el banco suizo cree que "el resultado más probable es que la OPEP mantenga el límite otros seis meses" y siguen defendiendo "un escenario neutral en el petróleo, con el barril moviéndose en el entorno de los 60 dólares a corto plazo", explican.

Tomás García-Purriños, gestor de Morabanc, mantiene una opinión similar, al destacar sobre la reunión de la OPEP que "en este momento, los miembros no tienen prisa por actuar. Parece probable y en el beneficio de la mayoría que extiendan los recortes durante toda la primera mitad de 2020 y que los empezarán a reducir en la segunda parte del año. Esto no debería producir muchas variaciones en los precios del crudo", explica.

El sector es una 'compra' clara

En este contexto de tranquilidad para los precios del petróleo, el sector es ahora atractivo a ojos de los analistas: de las 49 petroleras que tienen un tamaño superior a 10.000 millones de euros que recoge FactSet, 32 cuentan ahora ahora con recomendación de compra, un 65% del total, reflejo del atractivo que tienen ahora las petroleras para los expertos. Se trata de un sector que, tomando este grupo de empresas como referencia, en 2019 no ha acompañado el repunte generalizado que ha experimentado la bolsa, ya que la subida mediana es del 4,9% en lo que va de año, en un 2019 en el que se espera que las petroleras hayan ganado un 4,3% menos que en 2018. Sin embargo, el consenso de mercado que recoge FactSet espera que en 2020 se recuperen los niveles de beneficio de 2018.

Y es que parece que las petroleras han hecho bien sus deberes. Según explican desde BofAML, "gracias a una mayor disciplina en cuanto al capital calculamos que las grandes petroleras europeas van a conseguir generar una rentabilidad del flujo de caja libre del 10% de media en 2020, incluso con un barril en los 50 dólares", explican, que en este caso sería suficiente "para cubrir 2 veces el dividendo medio que están pagando". En el escenario base del consenso, de 60 dólares el barril el año que viene, "las grandes firmas van a ser capaces de generar un 12% de media en la rentabilidad del flujo de caja, siendo Repsol, OMV y Total las empresas que más margen tendrán para incrementar las retribuciones a los accionistas", señalan.

La francesa es la petrolera europea con mejor recomendación del sector y la española es la tercera que mejor consejo recibe, y cotizan ahora a un multiplicador de beneficios (PER) para el año que viene de 10,1 y 7,7 veces, respectivamente. El consenso de mercado espera que el dividendo de Repsol en 2020 alcance una rentabilidad del 7%.

Los fondos más rentables

Para quien prefiere invertir a través de fondos, en España hay 13 productos que cotizan en euros disponibles para el minoritario que invierten en petroleras de forma global. Los tres vehículos que mejor se comportan a 3 años son el Ibercaja Petroquímico, de Ibercaja Gestión, el NN(L), Energy P Cap Eur, de NN, y el Mediolanum CH Energy Equity, de Banco Mediolanum, tres fondos que consiguen rentabilidades del 2,11% anualizado a 3 años, del -4,27% y -4,46%, respectivamente, un reflejo de la debilidad que ha tenido la industria en bolsa en los últimos años.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0